19.3.19

Ambulatorio La Jota ¿Hasta cuándo?

En la política aragonesa hay huecos de servicios no cumplidos que parecen cuevas de miedo por la incapacidad para ser resueltos, como si fuera imposible o no detectable el problema. Lo ilógico es pensar que deben ser los ciudadanos MUY cabreados los que tengan que reclamar de forma dura los servicios no cubiertos, cuando la obligación del político y sus técnicos es precisamente esa, pues para eso cobran su sueldo.

Hoy voy a hablar de la saturación del ambulatorio de Atención Primaria La Jota de Zaragoza, que lleva unos 15 años esperando, reclamando, trabajando desde el barrio para la construcción de un nuevo espacio en la zona del Barrio Jesús, sin ningún éxito. Decenas y decenas de reuniones en 15 años, cansancio social, dejadez, incapacidad, promesas incumplidas, terrenos municipales entregados hace una década y llenos de hierbas esperando de una vez una solución. Pero sobre todo incapacidad y hastío.

Un centro, el de La Jota, que se edificó para un máximo de unas 20.000 cartillas soporta desde hace una décadas entre 35.000 y 33.000 cartillas. La última idea de solución es trocear sus servicios en tres locales diferentes. 

Ya lo está desde hace casi una década en dos locales. Es decir, lo que todo zaragozano recibe como servicio sanitario en un solo espacio, en La Jota se recibe en dos espacios separados y a partir de esta semana en tres espacios distintos. Uno de ellos a 550 metros de distancia.

Si esto fuera temporal, todos somos capaces de adaptarnos a los problemas, pero nunca somos capaces de poner sobre la mesa una fecha de finalización de este desatino. Y cuando parece que estamos cerca de las soluciones, llegan las dimisiones, los cambios, las incapacidades de nuevo.

Esta semana hay reunión con el Justicia de Aragón. La ha habido con las diferentes Consejerías de Sanidad o con muy diferentes Grupos Políticos de Cortes de Aragón. No con todos los partidos políticos, es cierto. NUNCA nos hemos reunión con Ciudadanos aunque sí hemos contactado indirectamente con ellos, ni con el PAR. Pero han existido reuniones al más alto nivel con el PSOE, con el PP, con Podemos o con CHA. Ninguna solución. Y hay que decirlo con calma y respeto, con responsabilidad pero con verdad.

Los pacientes no están mal atendidos sino regular. El trabajo de los profesionales médicos es excelente y cubre parte de las deficiencias. pero no es lógico esta saturación y disfunción, más cuando sabemos del crecimiento de la zona con nuevas viviendas en número de 850 en pocas semanas y más de 2.000 en pocos meses.

Hay que advertirlo a los nuevos vecinos. Aseguraros si lo mejor es empadronarse en el nuevo barrio por la atención médica que vayáis a recibir. Incluso a los posibles nuevos compradores de vivienda habrá que advertirles de la saturación y los retrasos en la Atención Primaria que soportan los pacientes que dependen de La Jota. Y que cada persona decida, según lo que puede comprobar.

Os podéis preguntar cual es el motivo de que los vecinos soporten con estoicismo estas deficiencias y no estén todos los días en la calle quejándose. Es muy sencillo de entender. Es muy fácil jugar con los servicios de las personas muy mayores sin capacidad de respuesta comparable. También en zonas donde hay muchas personas que dependen de medicinas ajenas a la propia Seguridad Social. La presión vecinal es mucho menor. 

Con menos deficiencias en otros barrios de Zaragoza saldrán con más fuerza a la calle y lo saben los políticos que dirigen. Pero el segmento social es diferente. Como dice el refrán: “Quien más chifle, capador”. Seguiremos explicando.

Julio Puente Mateo - Presidente del Consejo de Salud de La Jota

No hay comentarios:

Publicar un comentario