29.3.19

Las izquierdas no son tan diferentes. Son diferentes los líderes de Aragón

Me reunía ayer con dos diputadas de la izquierda de las Cortes de Aragón, de diferente partido y por separado, para buscar soluciones a un problema que no logramos poner en velocidad y movimiento. Pero eso es lo de menos ahora. En un receso entró otro diputado y nos dijo la frase NO lapidaria pero sí adjetivadora de la realidad. “Los políticos, a veces, estamos para crear problemas en vez de para resolverlos”.

Pero en ambas reuniones, mucho más en una que en la otra, se habló de la necesaria unión de trabajo de las izquierdas, algo que parece tan complejo como entender los bosones de Higgs que incluso no sabemos si existen y de existir parece como el asunto de la izquierda trabajando juntas dura menos que el famoso bosón, un zeptosegundo, que debe ser un plis plas.

Las diferencias entre las personas de izquierdas de diferente partido son tan sutiles que son menores a las diferencias que existen entre personas del mismo partido. 

Si en CHA o en IU o Podemos o el PSOE somos capaces de convivir (a veces con dudas y trompicones) pensando tan diferente entre todos los que integramos cada organización, no parece de sentido común y entendible para las personas que pasean por la calle, que no se entiendan entre las organizaciones para una inteligencia social básica que sirva para la eficacia progresista.

Veamos. Que tonto tonto tonto no soy. El problema son las sillas de comer. Hay las que hay y el reparto es complejo. Luego…, ya no es un problema de ideología, sino de tenedores y cuchillos. Lo cual a la sociedad le importa un pimiento. La sociedad quiere soluciones, quiere felicidad, seguridad, trabajo, servicios, amabilidad social, futuro.

Me fui de ambas reuniones preocupado.
No por el problema que iba a tratar que sé complejo y con largo recorrido todavía, sino por el futuro cercano de la izquierda. O mejoramos nuestras ganas de trabajar por la sociedad, o nos vamos a quedar solos en el desierto. Más hablar sentados en una mesa de trabajo y con papeles, y menos saludos de pasillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario