10.3.19

La izquierda en Aragón no irá unida. Ni junta. Ni cercana

Con los cierres en falso (o no) de las listas del PSOE al Congreso, Senado y Ayuntamiento de Zaragoza, sin dar respuesta al ofrecimiento de CHA de confeccionar listas unitarias desde toda la izquierda, y con un Podemos más IU junto a ZEC y Equo que no saben cómo salir del atolladero en el que se han metido a la hora de hacer sus listas, queda cerrada la idea de confluir al menos al Senado que ofreció inteligentemente CHA hace unas semanas. RIP.

Los periodos de confección de listas electorales, son en todos los partidos momentos claves y críticos que siempre se viven con dolor y heridas. Junto al deseo lógico de participar y salir elegido, se une casi siempre el puesto de trabajo para unos años y el prestigio social del reconocimiento de Grupo. 

Todo esto unido configura un caldo de cultivo para más desafecciones y malas caras, cuando no literalmente huidas.

Sobre todo en la izquierda, que confía en resolver los problemas al último momento. No existe (como en la derecha) planificación con años vista, donde las promesas se hacen con claridad y de forma poco participativa para las bases, y así aunque sea el de la derecha un sistema mucho menos democrático, es al menos más proclive a evitar conflictos en los últimos meses de cada periodo legislativo.

¿Y ahora? Pues nada, la izquierda saldrá perdiendo, por mucho que el 8 de marzo haya insuflado la idea de que todo es posible. Es cierto que no siempre que acuden varias listas troceadas a unas elecciones se obtienen menos representación, al menos en procesos donde se eligen a muchos representantes como pueden ser las Cortes de Aragón o el Ayuntamiento de Zaragoza. Pero en cambio en procesos donde se eligen pocos representantes ir separados penaliza claramente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario