22.8.17

Sí, es Zaragoza. La dura y triste Zaragoza


Es Zaragoza, sí, son dos indigentes en el centro de Zaragoza, donde el más mayor lleva varios meses en la misma zona, a todas las horas del día, en condiciones inhumanas. Es el Coso zaragozano, la zona donde gira el Coso para convertirse en Coso Bajo. La libertad de las personas es intocable, pero los servicios sociales deberían intentar resolver estos problemas con más ayudas y no siempre dependiendo del voluntariado. Sí, es Zaragoza.

21.8.17

Caudal del Ebro a su paso por Zaragoza

Sin duda el Ebro a su paso por Zaragoza no lleva el agua suficiente, su caudal es ínfimo para garantizar las condiciones. El Ebro, a su paso por Zaragoza lleva un caudal de 24 metros cúbicos por segundo, cuando hace un año registraba 41 metros cúbicos por segundo. Cifras preocupantes, en un verano muy seco que viene de una primavera también muy seca.

Palacio de Congresos de Zaragoza

Sin duda es un bello Palacio de Congresos, un hermoso teatro inmenso. Pero muy poco utilizado. Son 1.404 butacas para ver obras de teatro, musicales o conferencias. Un lugar único en Zaragoza para multitud de eventos. Su silueta es un aviso de su interior. Un icono de la nueva Zaragoza.

20.8.17

La Zaragoza de las letras

Con la trampa digital de la vuelta queriendo, mostramos letras zaragozanas colocadas a barullo para crear espacios y rellenas texturas. Es la Expo 2008, claro. Ese espacio maravilloso del que sin duda estamos sacando mucho más jugo del que creemos, y del que seguiremos sacando a poco que la puñetera crisis económica se nos escape, disuelta en ganas.

18.8.17

Zaragoza es una ciudad de intentos

La avenida de los Bearneses del parque José Antonio Labordeta de Zaragoza es uno de esos lugares calmados para pasear en solitario, mientras piensas en la inmensidad de la nada. 

En invierno sus altos árboles con sus ramas esbeltas, parecen llamar a los fantasmas. En verano su tupida sombra ayuda a creer que no hace calor tórrido. 

Las mañanas son el mejor momento, y la gran duda es…: ¿Por qué no hemos sabido arreglar toda esta zona como se merece la ciudad de Zaragoza? 

La rosaleda fue un intento de calidad, el pequeño jardín botánico un deseo de poner en valor a los jardineros municipales.

Zaragoza es una ciudad de intentos sin concluir.

La pasarela Vadorrey Las Fuentes, facilita el deporte y los paseos

Entre las obras que Zaragoza tuvo la suerte de poder hacer para la Expo 2008 está esta pasarela entre Las Fuentes y Vadorrey, sobre el azud de Lorenzo Pardo. No solo es un ejemplo de uso urbano necesario y hermoso, sino que facilita el uso peatonal y ciclable entre dos barrios que siempre han estado muy unidos visualmente. Y facilita que los vecinos de esta zona de la margen izquierda puedan fácilmente pasear por las orillas derechas del Ebro hacia Cantalobos.

En el diseño se calculó la sombra de tarde y no la de mañana, que posiblemente sea la más usada, aunque la menos necesaria por el calor. Pero el diseño es excelente.

Neptuno de Zaragoza y sus penas actuales

Nuestra historia está repleta de pequeños recuerdos que se nos caen a trozos. Este monumento del año 1774 no tiene quien lo quiera reparar. A su vera y durante muchos años, los zaragozanos pobres del centro de nuestra ciudad acudían a coger agua para sus hogares. Los ricos la compraban a los aguadores, que se la llevaban a sus casas en tinajas y burros.

Lleva unos años rota y en franca decadencia. No nos parece importar lo que hicieron nuestros abuelos. Somos muy modernos para eso. Creo que estamos esperando a que se hunda definitivamente. Un ahorro más.


16.8.17

Auditorio y Palacio de Congresos de Zaragoza

Hay edificios que vacíos y cerrados, como enormes esculturas urbanas, ya merece la pena su contemplación. En este caso su exterior es hermoso, pero su interior mucho más. Y su utilidad como auditorio con una calidad de sonido excepcional, un lujo que debemos conocer y disfrutar. Es el Auditorio de Zaragoza y Palacio de Congresos cuando se necesita, que es muchas veces al año.

Mural por el X Seminario de Solidaridad Política en Zaragoza

Este hermoso mural está en la zona de la Universidad de Zaragoza. Se realizó con símbolos aztecas y con planteamientos artísticos muy comunes en Iberoamérica, en el X aniversario del Seminario de Solidaridad Política, para Chiapas en México

Seminario que sigue realizándose en Zaragoza y del que en este 2017 y en marzo se hizo el XVII Seminario de Solidaridad Política con el título de “Política y gestión de las muertes”.


14.8.17

Río urbano de Zaragoza, poco visitado

Estos pequeños grandes remansos de paz, estos espacios urbanos naturales, contaminados y sucios, pero naturales en cuanto queramos evitar las contaminaciones cercanas, son un lujo para cualquier ciudad. Pero en Zaragoza los tenemos como si fueran el culo de la ciudad.

Podrían ser unos espacios limpios y con agua limpias. Con patos y madrillas como lo eran antaño, ahora siguen los patos solitarios pues son unos bestias. Podría ser un parque hermoso a tres kilómetros de la Plaza España o a poco más de dos kilómetros de la Plaza del Pilar. Pero no quisimos colocar Floralia en estos espacios que pocas personas recorremos a pie.

Nuestros bisnietos sí sabrán sacarle todo el jugo de la calidad urbana que se necesita para vivir en las ciudades sintiéndose cerca de las zonas naturales. Es el río Gállego en sus últimos pasos antes de morir.


13.8.17

El poco Ebro partido, que pasa por Zaragoza. Sobran piedras, falta agua


El Ebro a su paso por Zaragoza y conservando los depósitos de la Expo de 2008 aunque estemos en el 2017, ofrece un aspecto muy natural, aunque vacío de agua. Las islas naturales se han apoderado del curso, y los amantes de la naturaleza “sin tocar” creen que es mejor mantener estas islas que limpiarlas, aunque sea en una zona de la desembocadura del río Gállego, que si viene con crecida podría suponer un peligro para toda la zona. De momento este es el Ebro, a su paso por Zaragoza.

El aeropuerto de Zaragoza, debe ampliar el número de vuelos de viajeros

Pues sí, el aeropuerto de Zaragoza debe mejorar y sobre todo debe ampliar sus servicios y vuelos de viajeros. Es un aeropuerto con pocos vuelos de pasajeros, pero con una gran carga de trabajo en mercancías. Y esto siendo importante, no es suficiente.

Tener un gran aeropuerto, con muchos usos y actividad creciente es una asignatura pendiente, sobre la que deberían trabajar más, por lo que supone de ventajas económicas para Aragón. Y en estas mejoras deben trabajar todas las instituciones. Desde el Gobierno de Aragón negociando nuevas rutas fijas, y desde el Ayuntamiento de Zaragoza ofreciendo un mejor servicio de transporte de viajeros desde el aeropuerto hasta el centro de nuestra Zaragoza.

Las diferencias de tamaño y usos del aeropuerto de Zaragoza con otros de ciudades europeas en ciudades de tamaño similar al nuestro, no debería hacer pensar.

9.8.17

En el Tubo, es Navidad todo el año

Podría parecer que es pronto para la Navidad auténtica, y lo es. Pero hay imágenes que están todo el año entre nosotros. Esta pared escaparate, está en el Tubo zaragozano, todo el año, recordándonos que Navidad es cuando cada uno de nosotros queremos que sea.

Navidad es sobre todo una sensación, y como tal, podemos utilizarla durante todo el año, para modificar nuestro estado de ánimo. En todas las ciudades hay tiendas que venden Belenes durante todo el año.

6.8.17

Zaragoza se hundió con los Sitios de Zaragoza ¿Para qué?

No cabe dudar del enorme sufrimiento de los zaragozanos y zaragozanas en los dos Sitios de Zaragoza. Pero sí cabe preguntarnos si realmente mereció la pena o fuimos engañados por los que mandaban en aquellos años. Francia suponía la Ilustración, la apertura, la igualdad y la fraternidad. La justicia social. Se nos invadió pero se nos olvidar recordar que los franceses entraron en España de la mano de la Monarquía.

Como en todas las guerras los que de verdad sufrieron fueron los civiles, los vecinos de Zaragoza, los soldados de varios países que venían a defender pero nunca a morir. Cuidado con las guerras, pues siempre son engaños de los que no van a morir en ellas.

5.8.17

Retablo del Monasterio de Veruela

No es un retablo especialmente maravilloso, tampoco es una buena imagen. Pero es curioso en su forma, en la disposición de sus ángeles y en la botonadura de sus vestidos. Algún día dispondré de una imagen mejor, y la cambiaré. Es el Monasterio de Veruela en la provincia de Zaragoza.

3.8.17

Se apaga el universo, al cerrar los ojos

Las frases zaragozanas, esos pequeños textos que van dejando por las paredes anónimos poetas o recitadores con spray, son siempre motivo estético para copiarlos y llevártelos a casa.

Esta frase, cerca de la iglesia de San Miguel es certera y curiosa:

“Cerrando los ojos se apaga el universo. Pequeño telón para escenario tan inmenso”

El Museo de Zaragoza, un poco escondido

El Museo de Zaragoza, enmarcado entre los árboles, parece escondido, recogido sobre sí mismo, para que no se le vea bien. Así lo debemos percibir los zaragozanos y los forasteros, pues no es un museo que tenga suficientes visitas para su contenido. Instalado en un edificio neorenacentista edificado para la Exposición hispano francesa de 1908, es un lugar a visitar si quieres conocer algo más de Goya, de las obras de pintores aragoneses o de arqueología aragonesa, y donde normalmente hay además alguna exposición temporal muy bien elegidas.

2.8.17

Starbucks abre en Zaragoza. Puerto Venecia no es Zaragoza

El tamaño de la tontería no es posible medirlo, es infinito creo, pues cada día nos demuestra que se puede ampliar él solo, a poco que lo intentemos de uno en uno. Hoy en la apertura del nuevo Starbucks de Zaragoza, que para quien no lo sepa es una cafetería franquicia, había desde las 5 de la madrugada personas esperando a que se abriera, y en el momento de la apertura había como 100 jóvenes esperando el momento, ansiosos de entrar a pagar el café más caro de Zaragoza.


Café caro, que te sirven en vasos de papel, sin cucharitas sino unas pajitas o palitos, y que recuerda a los EEUU de donde proviene, pero si te pides un café americano, que suele ser el que menos se venden en España. Si te pides otro tipo de café te suena al bar de la esquina, pero en caro.

Advierto, yo también soy tonto. El último que me tomé fue en Washington, café americano por supuesto, y me duró más de media hora, que es como se toma un café americano en vaso de cartón, poco a poco, con pajita, y sin que pierda casi temperatura. Os voy a dar un secreto. A quien nos gusta el café, el americano es otra cosa pero engancha. Es como el mate argentino, que ese tomar poco a poco, mientras vas caminando, te atrapa. Os lo advierto y no es broma.

Torreón curioso en la Zaragoza de los años 50

Este torreón fue durante años el final de un edificio que producía curiosidad a los zaragozanos. ¿Para qué esta tontería —se decían— de solo tres pisos pequeños en un edificio grande, en una esquina, con un diseño diferente al del resto del edificio?

Yo conocí a una persona que trabajaba allí. Las vistas son impresionantes, deben serlo por su colocación, aunque de la relación con aquella persona han pasado casi 50 años y por entonces yo no sabía lo que era una máquina de hacer “afotos”.

Pero sí, su colocación en el Paseo de Pamplona, con esa terraza de envidia, nos deja un lugar precioso para disfrutar de las vistas de la plaza de Paraíso.

Arte Urbano efímero en Zaragoza

Todavía en nuestra Zaragoza nos da reparo enseñar nuestro arte urbano, esas maravillosas obras de arte efímero que decoran nuestras calles. En otras ciudades están en las calles principales y no escondidas en solares que llaman a la reparación. 

Poner en valor, supone aprender que esto es arte importante para el urbanismo y tiene un valor que no se paga. En otras ciudades cercanas supone incluso un añadido al servicio turístico, además de un servicio para la amabilidad de las ciudades.

1.8.17

Borraja silvestre, delicioso manjar

Esta flor es silvestre pero es una vieja conocida nuestra. Una borraja silvestre de esas que nadie se atrevería a comer, excepto si fuera un aragonés de cocina suficiente. Cocida y simplemente con aceite de oliva del Bajo Aragón, es ya una deliciosa maravilla gastronómica. Y no, no hay que quitarles esos pinchitos tan finos en la limpieza de los tallos. En la cocción desaparecen.