11.6.24

Aragón no es bipartidista, pero lo disimula muy bien


Nos pasa nuestro corresponsal y geógrafo Jorge Marqueta una reflexión sobre los últimos resultados electorales en Aragón. Os dejo su texto a continuación, antes de acompañarlo al final de algunas palabras mías:

------------------
J.M.
Dejando al margen las elecciones locales por su peculiaridad, desde 2019 al pasado fin de semana junio 2024, ha habido 6 procesos electorales en Aragón: autonómicas y generales en 2019 y 2023 y europeas en 2019 y 2024 además de Generales, que han supuesto un reforzamiento del bipartidismo, que iniciaba el periodo en torno al 50% y lo finaliza por encima de las ⅔ partes del electorado.

Atendiendo a la configuración actual del sistema político aragonés con los partidos representados en sus Cortes, la situación es la siguiente.

PP se consolida como primera fuerza, pasando de representar poco más del 20% en 2019 a llegar al 35,55 en las autonómicas del 2023, 36,27 en las generales de 2023 y 37,16 en las últimas europeas, fundamentalmente por la absorción de Ciudadanos. 

Tiene el grave problema de la fuerza de la extrema derecha, a la que no resta votos, lo que limita sus posibilidades de crecimiento, pues parece que por el ala moderada ya ha sumado cuanto podía.

PSOE muestra un suelo fuerte en torno al 30%. En esta ocasión, a pesar de una campaña errática sin presencia de la candidata europea ni del Secretario General y con un enfrentamiento abierto y una división interna indisimulada. Una fortaleza que es, paradójicamente, muestra de su debilidad. 

Tiene un voto fiel, pero los malos resultados de los partidos a su izquierda no se traducen en un crecimiento para ellos y, además, alejan posibles pactos futuros.

La extrema derecha, antes con un partido y ahora con dos, se estabiliza en un preocupante 16,62%. Terrible noticia, sin duda.

La izquierda, que se ha presentado en cada convocatoria de una manera y con nombres diversos, con tres candidaturas, con una, con dos,…. ha pasado de concitar el apoyo del 17,67% del voto a menos de la mitad (8,1%) en tan solo cinco años. 

Aragón-Teruel Existe irrumpió con un 2,82% en las generales de 2019 (presentándose solo en Teruel) y, tras las autonómicas de 2023, parece estabilizarse en torno a un exiguo 3%.

El Par es un partido testimonial que solo se presenta en las autonómicas.

Gráfica:
Elaboración propia. Fuente: Ministerio del Interior y Gobierno de Aragón. Jorge Marqueta.


---------------

Este gráfico que nos ha dejado Jorge Marqueta muestra la realidad, son números que crea la sociedad aragonesa. Caminamos hacia el futuro de la mano de estas decisiones, aunque a veces cuesten asumirlas. Pero también nos tenemos que hacer una pregunta sencilla.

¿Quien tiene la responsabilidad de esta realidad?

Los silencios, el NO HACER LO NECESARIO es muchas veces responsable de que caminemos en una u otra dirección. 

Todos hablamos de los problemas de Aragón, de España. Parecemos conocerlos todos. Pero lo curioso es que algunas veces —y en no hace tanto tiempo— hemos tenido responsabilidad sobre estos problemas y no hemos sido capaces de resolverlos.

A veces el crecimiento de unos… viene de la incapacidad de otros. Y reconocerlo como estoy haciendo yo aquí es el primer paso. Debería ser el primer paso para encontrar solución o cambio.


En estos años hemos visto nacer y crecer diversas formaciones políticas. Casi todas ellas parecían ser además de partidos políticos con un rápido crecimiento, continentes de unas ideas lógicas y necesarias. Todas ellas… o han fracasado o han disminuido, o están hoy muy débiles.

Hablo de Ciudadanos, UPyD, Podemos, ZEC, Sumar, IU, VOX, Teruel Existe. Podría añadir a esta lista dos formaciones aragonesistas que no atraviesas sus mejores tiempos como son el PAR y CHA. Y poner también otra media docena de pequeñas formaciones que no llegan a despegar. 

¿Qué queda? Pues nos guste o no —a mi personalmente no me gusta nada de nada— quedan solos el PP y el PSOE. Un bipartidismo perfectamente engranado y repartido incluso en sus odios, cabreos que los alimentan para seguir siendo lo que son. 

¿Y a partir de ahora qué…?
Pues esa es la buena pregunta sin respuesta. De entrada la líder de SUMAR deja el partido. Una situación curiosa de la que no quiero hablar aquí, pues estas líneas van más de Aragón. 

Sin duda Aragón ha recogido casi escandalosamente un número de votos de una formación de extrema derecha que no conoce Aragón ni tiene estructura, ni programa o campaña. En algunas localidades el número de votos de esa "Fiesta" debería hacernos reflexionar muy seriamente. Incluso para dejar toda la política y dedicarnos a jugar al guiñote. 

Porque hay algo que no todo el mundo sabe: mientras algunos partidos que han recogido muchos votos no saben dónde está Botorrita o Anzánigo, hay partidos en Aragón que mejor o peor, llevan décadas pateándose los caminos y las carreteras e intentando dignificar la vida de los aragoneses. Que llevan miles de horas de su vida hablando con los vecinos de Zaragoza o de Muel, de Teruel o de Mianos. Y ahora miran los votantes y les entran unas ganas terribles de irse a la mierda. ¡¡Huy, perdón!! quería decir a jugar al dominó al bar. 

Julio Puente

10.6.24

Aragón ante Europa. Joooder


Si observamos los resultados de las Elecciones al Parlamento Europeo de este 2024 en Aragón, alguien o "alguienes" deberían ponerse a sopesar que seguir igual no sirve de nada. Y me refiero a toda la izquierda aragonesa.

Si leemos con calma el número de votos obtenidos por las diferentes candidaturas en Aragón hay un dato tremendo.

El nuevo partido político, desconocido, sin campaña, sin medios de comunicación oficiales, sin programa ni candidatos que decidió llamarse "Se acabó la fiesta" ha obtenido más votos que Sumar más CHA, o casi el doble que Podemos. Y también casi el doble que Teruel Existe.

Se dirá para calmar conciencias que unas elecciones al Parlamento Europeo no tienen nada que ver con unas Generales o una Locales. Y siendo verdad, es querer seguir engañándonos todos.

La reflexión de alguien o "alguienes" debería ser muy profunda. Y no parece que nadie quiera hacerla.

Ajovín



5.6.24

Aragón surrealista, verano 2024

Se recortan todo tipo de partidas e inversiones porque hay que pagar la reforma de la Romareda para uso de un club privado.

La izquierda cultural solamente zaragozana, en todos los partidos aragoneses mandan los concejales de los pueblos porque así se ha querido premiar la participación ciudadana, se moviliza ante los recortes en festivales y en la programación técnica a medio plazo que perseguía crear público, calar y formar. Hacer pensar no está de moda, todo es demasiado inmediato con doscientos canales en cada televisión.

Pero la cultura sí es civilización y estimula el diálogo, aunque para su reivindicación nos obliguen a aceptar el pack Palestina-Canal Roya.

La realidad la administran por otros callizos. La apuesta neocón es otra, inmediata. Se parte de que los usuarios que somos avatares creados por la inteligencia artificial, visitaremos todos los destinos turísticos de relumbrón aragoneses. Siempre que se trate de eventos o destinos marcados, adjetivados, recomendados.

En las calles de Zaragoza, al festival de las flores le precedieron el de las culturas del mundo y le sigue la Feria del Libro para que las familias se paseen con motivo otro domingo más. Pasan por el paseo del Parque Grande seguidores a ver el último tedioso recital de aburrimiento del Real Zaragoza… Ni miran a los puestos de los libros, el resultado les da igual…

No son ellos los responsables, es el que decidió que claveles y libros estuvieran relacionados en un sentido distinto al que describe Lobo Antunes, al de la revolución portuguesa del 74 que obtuvo que todo cambiara menos el sistema bancario y los derechos limitados de la clase obrera.

Aragón no necesita impulso ni ánimo para ser surreal y estrafalario. Como se decía en un bar jacetano en fechas recientes, suerte tiene la Alcaldesa de Sabiñánigo que se apuntó voluntaria, sociolista la llamaron, para albergar africanos en su municipio sin que ella los tenga por vecinos, de lo muerto y parado que está el Pirineo y lo cerca para los acogidos que está Francia. Con lo que la selección natural la hará la no frontera y poco durarán. Así la miseria en actividad económica quedará convertida sin intervención política alguna, dejando morir a los pueblos, en virtud para que no se queden.

El surrealismo aragonés sobrepasa toda la obra completa de Dalí y no es obra muerta como la de su museo de Figueras. Los caprichos y disparates de Goya –su punto de partida según los expertos- se reproducen de forma cotidiana y solo se asiste a lo que se sabe que va a estar lleno, es el concepto aragonés de ir de marcha: contar cuánta gente hubo para fardar de haber estado allí. Eso favorece la cultura de los acontecimientos que se suceden y la derecha sabe cuál es el paisanaje.

No hace falta que resucite la revista Noreste, que escriban poemas Gil Bel o González Bernal, no todo es así de formalista y serio cuando se traslada al personal a toque de Zaragoza Latino como a zombis y se habla de retornos.

El paisaje y sus circunstancias dan ese gen. Permiten que Zaragoza releve a Barcelona y París como ciudad surreal, dándole la batalla a la informe Los Ángeles.

En nuestro país vivimos alucinaciones en las planicies infinitas del desierto de Calanda, hay barrios al suroeste de Zaragoza en que son los bloques de viviendas los que presentan la primera resistencia al cierzo, pantanos llenos de agua en el llano oscense que permiten beber a los pájaros emigrantes suecos.

En las ciudades del nuevo regadío, aljibes en los bajos de las casas invocan la sed. En septiembre tras el verano, tantos lugares se preservan únicamente con las conversaciones de sus muertos. Cielos abundan con nubes desintegradas de puntos blancos, se dice que para que no le caiga piedra a la fruta.

Los restaurantes más premiados se refugian en la otrora fabril Sabiñánigo, se recupera la población de fardachos en Monegros y pintamos en mostaza y azafrán los templos y masías de Ribagorza.

Nos han acercado un cielo surreal para que lo toquemos con la mirada en Javalambre, yace la biblioteca sumergida de Félix Romeo en Lechago, se rematará la geología de Aliaga con el festival molinos al vent en el Maestrazgo…

No necesitamos resucitar a los panfletistas anarquistas Acín y Samblancat, no hará falta que algún sucesor de Buñuel nos ponga en el candelero parisino reconstituyendo la Oficina de Propaganda y Turismo de la República aragonesa.

Los veranos en Sallent del año 34 de Comps y González Bernal, hoy tendrían como eje qué se nos podría ocurrir para llenar cada fin de semana la plaza del Pilar, otro maratón, una triatlón, vivir como los avatares, viajar por Aragón Zoom Tendencias. Y después exportarlo a cada pueblo aragonés, inundarlos de cultura de ciudad impuesta y abandonarlos a su suerte. Que tiren los dados o les vaya algún visionario a vivir.

El surrealismo está dentro del ser y del avatar aragonés, está en la calle. Antonio Saura hoy pintaría mecanismos de molinos eólicos.

Aprovechad las cosicas que nos preparan para pasear gratis en junio que luego nos quedaremos con las llaves de las tardes a cuarenta grados cuatro hasta que volváis a saturar a los críos con extraescolares. Cada 25 de agosto sufro alucinaciones, en Zaragoza se vuelve a gritar.

04.06 Luis Iribarren

4.6.24

Ebrópolis en la Zaragoza más amable

Ayer se celebró en CUBIT Zaragoza (yo sigo llamándolo así por derecho) una jornada titulada "Ciudad y Salud" organizada por Ebrópolis, otra gran desconocida y que trabaja mucho en la Zaragoza no siempre bien conocida. El peso de la jornada lo llevó el muy conocido urbanista José Fariña.

Todo giraba sobre tres ideas que se centraban en una sola. Hay que buscar y construir ciudades más amables con las personas y Zaragoza debe ser una de ellas.

No es sencillo hacer ciudades para el Siglo XXI pero es imparable y ya funciona en toda Europa y también en muchas ciudades de los EEUU. El peatón debe conquistar la ciudad que le han arrebatado los coches. Pero sin abdicar de su uso necesario, sino con inteligencia urbana.

Buscar una ciudad sostenible es crear una ciudad sana, saludable, con bienestar para las personas, para todas ellas. También para las que tienen coche, pues esto no va de prohibir el coche ni de controlar su uso.

 Hay que hacer una ciudad interna para los peatones.

 Hay que ampliar los espacios verdes y rediseñarlos.

 Hay que evitar la soledad no deseada, trabajando en modelos de convivencia y ocio para jóvenes y mayores que resuelvan este problema.

 Hay que diseñar una movilidad urbana más inteligente, barata, útil, no repetitiva en sus trayectos, que sepa utilizar más y mejor los transbordos, que sea capaz de acercar las zonas verdes alejadas del Centro a todos los habitantes de las ciudades.

En el ámbito del espacio público, urbanismo y medio ambiente, se planteó, entre otras acciones, atender a los cambios y necesidades sociales, familiares, vitales y de vivienda; ofrecer propuestas deportivas dirigidas en los espacios públicos; asegurar la limpieza de los espacios públicos y promover zonas de apaarcamiento disuasorios.

En materia de prevención y estilos de vida, se apostó por fomentar una mayor colaboración institucional en la mejora de los estilos de vida, trabajar estos estilos en distintos ámbitos, entre ellos el laboral; y crear espacios seguros para la movilidad en bici, realizar campañas de difusión.

En materia de redes comunitarias para la promoción de una ciudad más saludable, se defendió promover grupos intersectoriales de salud comunitaria; mejorar la implantación estrategias de salud comunitaria; implicar a la ciudadanía; prescribir activos de salud por personal sanitario de los centros de salud; y realizar campañas de difusión