6.3.21

Aragón se quedó sin fábrica de baterías. ¿Por qué motivos?


Estaba yo ayer en Martorell (tengo muy buena relación con esta localidad) cuando se supo la mala noticia para Aragón de que nos quedábamos sin la fábrica de baterías en la que habíamos estado negociando, pues se iba precisamente a montar en Martorell, junto al polígono donde está la fábrica de SEAT. ¿Y cuál es el motivo de que Aragón se haya quedado a dos velas y sin el empuje de la fábrica de baterías por la que negoció incluso en China el gobierno aragonés?

En principio la localidad de Martorell con menos de 30.000 habitantes tiene un tejido industrial muy dedicada desde hace décadas al automóvil por la presencia de la fábrica de SEAT, similar al que tiene Figueruelas en Aragón. En eso podíamos presumir de estar como poco a la par. Ni SEAT es ya española ni lo es la OPEL o como quiera llamarse ahora. Pero el tejido laboral de Martorell juega a su favor. El número de personas desempleadas y sin rechistar dispuestas a trabajar sin problemas y por sueldos bajos… es mayor en Martorell. Claramente es una zona socialmente muy diferente a Zaragoza.

Pero además hay que reconocer que con ayudas europeas suena mejor negociar para Cataluña que para Aragón, y en clave interna, quien más chifla capador y aunque parezca todo lo contrario, hay que contentar al 50% de catalanes que no quieren olvidarse de España.

Pero hay además otro factor del que tenemos que tomar muy buena nota si queremos mejorar en Aragón. 

Las comunicaciones. 

La autopista que une el Mediterráneo con Europa pasa por Martorell donde además tiene una infraestructura de entrada y salida que es enorme. Desde el núcleo de Martorell es muy sencillo engranar hacia Europa, hacia Valencia, hacia Zaragoza y el País Vasco en vías ferroviarias de alta velocidad. Y la estación de tren de Martorell puede tener mucho recorrido de ampliación hacia el Norte o hacia el Sur. El puerto marítimo de Barcelona está a dos patadas de tren. Y su infraestructura aérea es muy similar a la de Zaragoza. Las comunicaciones son poder, son dinero. Y hay que tomar buena nota.

Pero lo que cuesta más de asimilar es que fuera Aragón la que inició los contactos con China para que España pudiera fabricar estas baterías que hasta entonces solo se fabricaban en Asía y que al final el Gobierno de España haya optado por Cataluña, sin respetar que la idea y contactos se iniciaron desde el Gobierno de Aragón. Cosas que suceden en Aragón, a los aragoneses, y que solo resolvemos quejándonos en bajito y de puertas adentro.

3.3.21

Los abrazos volverán, pero los que no hemos dado se han perdido para siempre

Este cartel del Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza nos dice que "Los abrazos volverán" y nos advierte de que tenemos que estar preparados. Pero los abrazos perdidos no se pueden recuperar, los abrazos que ya no hemos dado se han perdido para siempre. Para darnos moral lo mejor sería que demostraran empatía de verdad, y que buscaran mecanismos de trabajo más útiles para limitar más todavía los contagios, para acelerar las vacunas y para no tener que estar meses y meses encerrados unos sí y otros no. 

No es lo mismo un confinamiento de tantos meses que un confinamiento con algunos días alternos abierto pero con normas claras. Algunos martes, algún sábado alterno, etc.

No es lo mismo tres semanas de cierre total que tres meses de cierre que se saltan "los listos" y respetamos los tontos.

No es lo mismo una vacunación como la actual que una vacunación que de verdad acelere los procesos de motivación social. Y bien aclarada e informada, no con cuatro protocolos en Aragón, de momento.

Hay muchas personas heridas en su psicología social, dañadas y calladas a la vez. Hay muchos servicios públicos que se han ido perdiendo, servicios personales olvidados, decaimiento y desafección. Las facturas de todo esto serán presentadas, sin duda, todo tiene un precio.