21.9.19

Esa Zaragoza no tan conocida y que resulta curiosa

Zaragoza no siempre es bien conocida. Y siempre tiene algunos rincones menos visitados que no muchos dirían que pertenecen al núcleo urbano de nuestra ciudad, Zaragoza. Este es uno. Dentro de esos pequeños pasatiempos que os presento a veces, os dejo este para que intentéis saber dónde se encuentra. Os dejo una pista. Es un edificio joven y para jóvenes.

Aragón Existe. Aragón Es. Aragón necesita reflexionar mucho

Exdirigentes del PDeCAT han creado una Fundación o un espacio de debate que han denominado “El país de mañana” donde esperan y desean crear, buscar y reflexionar sobre ideas y proyectos para pasarlas a los políticos y que estos las adopten, las desarrollen y las pongan o no en marcha. No es ni quieren que sea un partido político, sino de momento una plataforma de reunión, de debate plural, para definir qué es Cataluña, qué quieren que sea en el futuro, admitiendo que lo peor es el punto actual de partida de una parálisis imposible de mantener. No quieren (de entrada) la independencia y mucho menos la unilateral, pero necesitan hablar y ponerse a trabajar por Cataluña

¿Por qué hablo de esto en una página de Aragón y de Zaragoza? Llevo reclamando una decisión similar en algunos ambientes aragonesistas unos años. Sin éxito, claro (con coma y sin coma).

Aragón necesita también tener ese espacio de reflexión, una clásica Fundación NUEVA pues aunque existen varias esto es como los libros, que se deben empezar y acabar, se deben adaptar a las necesidades de cada momento. Hoy se necesita una Fundación con una nueva meta, un nuevo nombre, objetivos claros de definición de lo que queremos hacer con Aragón ante retos imprescindibles que no siempre sabemos leer con facilidad.

Podemos y debemos repensar temas tan fundamentales como:


El papel de Aragón en España
La financiación insuficiente
Los servicios para un extenso país semivacío
Las posibles soluciones reales a la despoblación
El respeto que no logra Aragón entre sus vecinos
El papel de Aragón en Europa
La formación de los aragoneses y su Universidad
La economía aragonesa y su personalidad propia por sus condicionantes territoriales
La cultura necesaria para una sociedad libre
El papel del Arte en el Aragón del futuro
Las instituciones aragonesas y su pulido y abrillantado, etc.

Una Fundación como “Aragón Existe” o una más novedosa como “Aragón Es” (por poner tontos ejemplos) donde la intelectualidad aragonesista abierta a todas las opciones sensibles del Aragón que más necesita trabajar junto a Aragón, deberían estar por encima de los partidos políticos. No somos un país de viejos, ni es un territorio viejo, es un Aragón algo parado, lleno de resquemores y miedos. Solo eso. 

Si vemos la imagen de arriba observamos que sobre todo necesita una buena mano de pintura nueva. Urgente y con deseos de restauración.

El futuro ya no debe pivotar solo sobre los partidos políticos incapaces de liderar cambios que no vengan desde Madrid ya empaquetados. Simplemente porque además de que los problemas de Aragón son únicos en esta zona noreste de España y sur de Europa, y los tenemos que resolver nosotros, simplemente porque si no… nadie nos los resolverá.


Julio Puente Mateo

CHA debe estar en Madrid por sus papeletas electorales

Chunta Aragonesista quiere (queremos) presentarse a las Elecciones Generales de noviembre tras dos convocatorias en donde la papeleta de CHA no estuvo en las mesas, pero siempre con una generosidad apabullante para que el voto de la izquierda no se troceara y se perdiera. Pero los tiempos hoy son otros, aquellas decisiones acompañadas de ideas para que la izquierda trabajara de forma conjunta solo han calado en la DGA pero no en los votantes, en las opciones electorales ni tampoco en los principales ayuntamiento de Aragón.

CHA es consciente del número de votos que se necesitan para tener un Diputado en Madrid.
Aquí mismo ayer yo presenté números y posibilidades de los partidos menores para obtener representación. Además de tener entre 60.000 y 70.000 votos tienes que tener un voto más que alguna otra formación que también se estará moviendo en esos números.

Pero que CHA se apartara en las anteriores ocasiones para facilitar el voto unido de la izquierda no ha servido de nada. La verdad es que por una parte en Madrid no hay un solo Diputado dispuesto a defender Aragón con su voz personal y en Tribuna. Algo que sí tienen los valencianos, catalanes, andaluces, gallegos, cántabros o canarios. ARAGÓN NO. Y seguiremos sin tenerla, pero a los aragoneses hay que darles la oportunidad de que elijan. Y si ellos NO QUIEREN que haya voz propia de Aragón en el Congreso no la habrá. Pero ya no será responsabilidad de CHA, sino de los aragoneses.

Que no haya papeletas de CHA en las mesas electorales juega en contra de la propia CHA. Y lo sabemos. En anteriores ocasiones sabíamos que eso sería así pero manteníamos la idea de que nuestra representación en DGA y Ayuntamiento de Zaragoza se mantendría. Pero se ha perdido el Ayuntamiento y la Diputación. Los zaragozanos no quieren que estamos en estas instituciones. Así que ya no nos queda en el cajón de la generosidad mucho espacio para estar esperando soluciones para Aragón. Ahora tal vez les toque a otros ser generosos. Incluida la propia sociedad de Aragón con su Aragón. 


Julio Puente Mateo

Ideas contra la despoblación del mundo rural aragonés

Escribía ayer sobre la despoblación en Aragón, sobre el mundo rural y las actuaciones que sobre agricultura y ganadería hemos realizado en las últimas décadas, obviando otras posibilidades, como si el mundo de las pequeñas localidades no fuera capaz de ser activo ante otras posibilidades económicas y de trabajo. Y entregaba cinco primeras posibilidades de actuación. Vamos a ir desgranándolas una a una en diversas entradas.

Diversificar actividades económicas de las zonas hoy llamadas rurales.

En el siglo XXI es imposible mantener toda la actividad de vida en el mundo de las pequeñas localidades, pivotando sobre la agricultura y la ganadería clásica. Incluso el turismo como actividad que ha ido entrando poco a poco en algunas zonas se ha visto incapaz de ser motor por sí solo de una parte importante de los 365 días del año. Todo ayuda, todo sirve, pero hay que seguir trabajando para abrir nuevas posibilidades. Reflexionemos.

Una de ellas es sin duda el sector de la energía. Lo saben bien en algunas localidades y es una gran parte de nuestro futuro como territorio extenso. Energía del agua, del sol, del viento. Además de ser un sector estratégico en aumento, necesita lo que le sobra a estas localidades, espacio abierto.

Pero todo proceso de generar energía y en la transformación de esta, se requiere de un complemento muy técnico para no tener que depender —como en otros sectores— de los asesoramientos y asistencias que vengan desde “fuera”. No solo hay que “tener” sino sobre todo hay que investigar, formar, crear funciones, construir tejidos propios y asentados en el terreno que configuren toda la cooperación necesaria de ese nuevo mundo energético que se debe abrir.

Como en todos estos procesos es necesaria una gran formación y además que esta sea continua, es imprescindible dotar a las Comarcas de unidades formativas propias, de asesoramiento y reflexión, de investigación y de ideas. La energía tiene la obligación de dotar de presupuestos a estas posibilidades.

Alrededor de estas unidades de transformación económica de actividades hacia la energía, hay que dotar también a las zonas de un sector cultural, técnico, responsable, que controle comunicaciones, calidad ambiental, de servicio, de asistencia técnica, etc.

Otro sector que se debe implementar en estas localidades pequeñas es el de el teletrabajo. Cada vez más diversificado y amplio, que dote de servicios y actividad compleja y plural a un tejido poblacional muy diverso. Desde la venta al diseño, desde las traducciones a la formación a distancia, desde las consultorías a la telemedicina, desde la investigación diversa al periodismo de opinión, por poner algunos pequeños ejemplos que deben nacer desde las mismas localidades, pero con el cultivo y abono de las instituciones públicas.

Cuando hablamos de teletrabajo tenemos que hablar sin duda de las cualidades mínimas que debe tener el territorio para facilitar esos trabajos. No hay duda de que deben estar a la altura de las que ya existen en las ciudades. Velocidad y calidad de las comunicaciones pero sobre todo seguridad en su funcionamiento. Hoy en Aragón seguimos teniendo pueblos con una malísima cobertura de teléfono móvil.

Los productos propios de la zona son un complemento al turismo. En algunos casos muy importantes pero en otros no. Como lo son algunas posibilidades abiertas al arte, tanto literario como pictórico, escultórico o de grabado. Curiosamente hay algunas ciudades que pueden jugar mucho más que otras estas posibilidades para atraer a nuevos vecinos.

Otra actividad que está funcionando bien es la de servicios a la Comarca. Desde los clásicos de fontanería o albañilería, a los de medicina, panadería y comercio, servicios sociales, incluso seguridad, formación, cuidado de personas mayores o niños, educación complementaria, psicología, etc. Parte de estos servicios ya se realizan, muchas veces sin reglar o sin la completa legalidad necesaria para ayudarse entre ellos o para poderlos mejorar y potenciar.

Deben entender todas las partes implicadas que es una labor de conjunto, y que cualquier trabajo de cualquier tipo, realizado fuera de los cauces organizados, supone una pérdida de esfuerzo y de oportunidad de mejora en el desarrollo territorial. Puede ser un beneficio para la persona, pero no para los objetivos de evitar o revertir la despoblación.

Pero hay un activo no siempre bien analizado en las décadas anteriores. Es el papel de la mujer en el desarrollo del mundo rural. ¿Y si les preguntamos a ellas? Estamos analizando las opciones de olvidarnos del mundo agrícola y ganadero para potenciar nuevas actividades económicas vitales en el mundo rural. 

El papel gestor de la mujer, con una visión más pegada al territorio pero no a las actividades clásicas, puede ser fundamental.

Todas las ideas deben contar con asesoramiento, viabilidad activa, financiación mixta público privada, formación contundente y distinta, cooperativismo, empoderamiento social pero a la vez de autoestima propia. Y deben tener un tamaño asumible y sostenible, capaz de crecer con los asesoramientos públicos necesarios, y con la integración de otras actividades similares en la zona o alejados de la zona.

Para terminar por hoy quiero añadir o recordar dos pequeños toques agrarios y ganaderos que ya se están trabajando y que tal vez deberían servir para reflexionar más sobre ellos, de cara a potenciarlos. Por una parte la agricultura ecológica con muy diversas posibilidades y una comercialización cada vez más potente en el mercado exterior. En el caso de los pequeños productores deberían contar en Aragón con más posibilidades de mercados de proximidad o kilómetro Cero que curiosamente no se dan con potencia como en otras ciudades de España. Y en el caso de la ganadería explorar las posibilidades en algunas zonas amplias de la ganadería cinegética que permite riqueza económica de muy diversas posibilidades en las zona donde es posible asentarla y la creación de puestos de trabajo en diversas áreas.


Julio Puente Mateo

20.9.19

Aragón, agricultura, ganadería, despoblación. ¿Es posible encajarlo bien?

Durante décadas hemos entendido que la despoblación se resolvía a base de ayudas al campo, a la agricultura y la ganadería como formas activas de retener la población rural. Nunca es tarde si llegan nuevas ideas y proyectos desde incluso otros países, y donde se plantean estrategias hacia las localidades pequeñas y en reversión demográficas radicalmente diferentes, que no se basan en ayudar a la agricultura y la ganadería. Y vamos a intentar explicar los motivos, abrir nuevos marcos mentales.

Tenemos que ser conscientes que la agricultura ha evolucionado tremendamente en las últimas décadas. Hoy todo lo que no sean entre 60 y 100 hectáreas de terrenos cultivables no supone un rendimiento lógico para mantener la vida en la agricultura soportando la consiguiente modernización de sus herramientas. Depende del tipo de tierra, del producto sembrado, etc. pero va en constante aumento el tamaño de trabajo.

Los agricultores están “pillados” en un oficio muy difícilmente controlable desde su propio trabajo agrario, pues está dominado desde despachos que se sientan en las grandes ciudades y que les marcan el precio de las semillas, de los abonos o insecticidas y que además son los que compran sus productos finales al precio que ellos marcan. En el mundo ganadero es similar el problema.

Esta realidad supone que para obtener una rentabilidad muy básica hay que crecer constantemente en hectáreas persona o explotación, con además el constante gasto en ampliación y modernización de sus herramientas. Y como el campo es finito, llega un momento en que con muy poca gente se logra trabajar todo el posible beneficio que pueden dar los extensos campos agrícolas.

Algo similar sucede con la ganadería, donde ya se ha caído en la trampa real de trabajar en dos vertientes anti rentables y sobre todo anti libres para los ganaderos. Se depende de precios tasados por los compradores antes de finalizar los ciclos, de productos muy obligados y controlados, lo que lleva a macro granjas cuando no a servicios de alquiler literal de la mano de obra a través de empresas que montan multinacionales o empresas de capital exterior.

También el ganadero se ve en la obligación de una constante modernización, de una ampliación constante de sus instalaciones para rentabilizar su trabajo familiar.

Menos personas son necesarias en el mundo rural para dar un servicio cada vez más controlado en sus vertientes económicas, y con una competencia brutal de mercados emergentes exteriores que les presionan en unos precios finales casi imposibles de lograr.

Meter a más personas, más inversión en las zonas rurales para apoyar la agricultura y la ganadería existente parece un error táctico. Excepto la necesidad de dignificar la vida de estos enormes trabajadores agrícolas y ganaderos del mundo rural aragonés.

Y digo bien “aragonés” porque si bien esto sucede también en otros territorios de España, no en todos. Los hay donde las grandes empresas ya se han “apoderado” de enormes extensiones de terrenos, para plantar o para depositar purines o desechos, y donde las personas del mundo rural son meros obreros sin capacidad alguna de poder crecer o descrecer. No mandan sobre su trabajo.

Hoy la tierra ha subido tremendamente de precio, se está duplicando (o más) en una década, y sin duda más en zonas de regadío. Esto convierte en inviable que nuevos jóvenes se puedan instalar en zonas agrarias que intentan rejuvenecer su pirámide poblacional. Con una edad media en Aragón de la persona que gestiona el campo muy cercana a los 60 años, el mal futuro se viene encima en pocos años.

Incluso cabría ya preguntarse si la PAC es la ayuda lógica, necesaria para revertir los problemas reales del campo aragonés. No hablo de quitarla, hablo de reflexionar si es el mejor método para lograr rentabilizar el campo aragonés, con el control necesario.

Así que en el problema de la despoblación hay que meter otras ideas, reflexiones, que no son precisamente intentar aumentar las ayudas al sector agrario o ganadero, pues es pan para hoy, hambre para mañana, ya que el problema de la despoblación afecta a todos, pero sobre todo a los que hoy viven en el campo y del campo. En la medida en que desaparecen los habitantes de los pueblos, otras personas con despacho y traje gris se dedican a comprar y hacer rentabilizar lo que nosotros por incapacidad no hemos sabido levantar.
El territorio es un valor económico pero sobre todo social de incuestionable y muy estimable valor para toda la zona geográfica donde se asienta como manta que da cobertura. Es un gran activo de cualquier sociedad. 

Las personas se vienen a las ciudades, pues buscan diversas opciones que no sabemos otorgarles en las localidades pequeñas, pero dejar vacío el terreno no es olvidarlo, regalarlo o permitir que cualquier lo pueda comprar y se apodere de él. Esto ya está sucediendo en medio mundo, y en algunos países se ponen límites pero en muchos otro no. Quien trae el dinero, compra, manda y ordena. Incluso valla y controla. Es como una enfermedad que se va extendiendo según crece en potencia económica la bacteria que lo va ocupando.

Así que desde todas las instancias hay que rebelarse contra la despoblación, iniciando acciones que la eviten. Acciones por cierto, muchas veces casi imposibles, por no haber actuado sin equivocaciones cuando los problemas eran moldeables. Crear grandes piscinas o pabellones en pequeños pueblos es una decisión acertada para los fines de semana y los dos meses de verano. Pero no resuelve en nada los problemas estratégicos de la despoblación.

1/ Sin duda la mejor acción posible es diversificar las actividades económicas de las zonas hoy llamadas rurales.

2/ Hay que reforzar todas las organizaciones y comunidades rurales, y escucharlas

3/ Hay que modificar normas, leyes, acciones políticas, infraestructuras públicas rurales

4/ Hay que replantear la formación profesional específica para las localidades más pequeñas.

5/ Además de retener el talento nuevo, hay que rejuvenecer la sociedad del territorio abriendo las localidades a nuevas personas con nuevos proyectos.

En posteriores entradas intentaré ampliar algunas opiniones mías sobre estos aspectos últimos que inciden sobre decisiones de acción casi urgente en el campo aragonés.

Julio Puente Mateo

Vivir como trabajar o militar, a reglamento

Sabía que hablar sobre Francia, precisamente desde Zaragoza como jacetanio, levantaría ampollas y también esternones. A ver, incluso por negación existe relación, se trata de que la tenemos más que el eje Castilla-Galicia (que es León y Portugal). Ellos la tienen con Inglaterra…

Dedicaremos nuestro grano de ordio al Brexit pues, a diferencia de inmigración francesa –pero la tenemos francófona-, sobre todo en el Pirineo sí que tenemos inglesa de la rica que no cuenta –pero no la tenemos en las ciudades, excepto Pakistán y Ghana, anglófona-.

Y eso es lo que hay, y lo que hay es presente y lo demás son recreaciones y puertas carmelitas malladas, como edificios de ladrillo en calle Palomar, con balas ilustradas. Sabemos cómo la Revolución francesa terminó modo imposición de principios. Es claro que ello ya no es posible, aunque, porque…

Vivimos y trabajamos a reglamento

La primera vez que oí la expresión fue un reproche. Se me acusaba de trabajar a reglamento. A reglamento viven, trabajan y cohabitan, contra que la costumbre que sea ley, quienes están a la defensiva.

A la defensiva del paternalismo, del compañero puesto a dedo delator que no sabe –o no quiere y sí sabe- decir que no (eficiente inversión, la de invertir en medios personales para controlar); también a la defensiva de que se distinga entre los del pueblo y forasteros –mención especial, catalufos-. A la defensiva, por último, de tanto inepto unigenérico -aquí hago discriminación positiva favorable contra nosotros-, puestos a (o nacidos para) organizar contra mérito, capacidad, lógica ni sentido común... La diferencia jefe-líder, que ya es insostenible…

Vivir a reglamento, trabajar a reglamento, sentir a reglamento… significan no padecer mucho, también a reglamento. Dar lo justo y necesario, tu mínimo vital denominador. Porque espera quince días, y el apóstol de la idea se te caerá.

Habrá gente que te dirá que lo hagas por España, Aragón, Valdefierro o por la calle Monasterio de Samos. Por GM, por Calzados X, o que te quedes sin cobrar en hostelería a mayor gloria de un pirata jesusgilista… Tantos controles e inspecciones y todavía en hay…

No lo vas a hacer, no te los vas a creer, sabes que vivimos –salvo euskonapar excepciones- en un lugar lazarillo donde no se tira palante tanto como se dice. Ni como los de Alicante, sino que la peña anda más harta que Tarragona de pescau.

Sí, existen triunfos sinfónicos en deporte liderados por periféricos siempre, escriturados en Madrid en parades-rave. Con la izquierda (menos Lambán, Susana, Page, Vara, Fernández, Felipe y quienes con ellos pacten etc.) mirando hacia otro lado.

Hacia la reunión bilateral por el bien de Zaragoza de Lambán con Azcón. Únicos puntos del orden del día: Romareda, Pikolín vintage y planes de choque. Se han dejado la pobreza de Oliver y Las Fuentes. Ninguno de los dos, ni sus principales o circunstanciales apoyos la padecen, algunos sí han oído más que otros hablar de ella… Nada más y nada menos…

Tenemos en cada parade los españoles de cuarta que tragarnos la instrumentalización de una bandera, que por algo se cambiaría a violeta-error castellano en uno de sus colores. Viene de largo el tema.

Pensar a reglamento, joder a reglamento, sentir a reglamento para no sobresalir, subsistir, respetar (es a reglamento para bien) en ambientes laborales la falta de iniciativa de los demás, ver normal la irregularidad de trato en el bar de todos los días, oír a reglamento historias a voz en grito en entornos públicos que nada te interesan. Cuando tú solo has ido a comprar pescado, un viaje o un trámite civil privado.

Aragón, la jota, la tierra noble de los 60 decibelios constantes y la protección de datos personales. Y la virgen que no quiso ser francesa, que quiso ser capitana… De como decía Romanones, jodo qué tropa…

Es una putada vivir y hacer una campaña electoral a reglamento, con la camiseta puesta de tus funciones mínimas para evitar abusos, sabiendo decir en todo momento que no… Porque depende es no…

Deberíamos tener más rasmia e ilusión colectiva, la reservamos para momentos puntuales. Al día siguiente, en beneficio de todos, no digas que estás tan disponible para todo porque es lo que está esperando quien te quiere instrumentalizar. Di no, o vive a reglamento.

Haz de tu vida lo que ves en tu ciudad y lo que veas, si miras, será esa Expo sin proyectos, ese Teatro Fleta que parece un decorado del Oeste de Almería, también ese colegio de San José sin niños con toda una generación expulsada a Arcosur, ese Teatro del Mercado sin espectadores, esa Romareda y Alcoraz llenos…

Y pásale el paquete al que venga detrás, porque nunca es tarde (Rosendo Mercado).

16.09 Luis Iribarren


19.9.19

Resultado en Zaragoza de las elecciones General en Noviembre 2019. Y lo damos en septiembre

En la provincia de Zaragoza con un PSOE entre 165.000 y 180.000 votos, el último partido en lograr un Diputado se tiene que mover en más de 55.000 votos, incluso según como sean los resultados de los demás partidos tendrá que lograr 60.000 votos para obtener un Diputado. Esto está al alcance de muy pocos partidos. 

Incluso se podría dar el caso de tener tres partidos con 55.000 votos en la parte baja del recuento sin que ninguno de ellos lograra un Diputado. O lo que es lo mismo. Cualquiera de esos tres partidos, el que más votos obtuviera, tendría que tener un voto más que la mitad del tercer partido en los resultados, para obtener un Diputado o subir a más de 60.000 votos.

Es posible pensar que el tercero según las actuales encuestas podría ser Ciudadanos o Podemos. En Zaragoza hoy es más sencillo pensar en Ciudadanos. Así que los otros tres partidos que quedan tras esos tres: Podemos, CHA y VOX que se tendrían que repartir un único Diputado que es el que queda de los restos y que se lo llevaría el partido más votado de estos tres. 

Para lograr que esos tres partidos se repartan dos Diputados y no uno solo, tendrían que obtener más de una tercera parte del voto del primero que en teoría sería el PSOE. En ese caso entre Podemos, CHA y VOX se repartirían dos diputados entre los dos partidos que quedaran con más votos de los tres. En teoría se necesitaría más de 60.000 votos.

En las últimas generales Podemos obtuvo en la provincia de Zaragoza 77.000 votos y VOX 70.000 votos. En estos momentos las encuestas dan una bajada notable a VOX y por eso la posible dificultad de que llegue a los 60.000, y una incertidumbre en Podemos que no sabemos de qué manera la afectarán las últimas semanas e incluso tampoco si el posible partido político de Errejón se configurará, como tampoco sabemos bien desde donde le restará votos CHA hasta llegar a sus 55.000 votos mínimos necesarios, pues CHA en las últimas Elecciones Generales no se presentó.

Aquellos 250.000 votos que logró la izquierda en Zaragoza entre el PSOE y Podemos de abril de 2019 ahora habría que repartirlos entre el PSOE, Podemos y CHA como poco. 

Hay que recordar que la derecha logró 34.000 votos más que la izquierda en Zaragoza provincia, pero obtuvo un Diputado menos.

Todos estos números son muy fácilmente comprobables y por ello debemos suponer que los conocen todos los partidos. Y que las decisiones que toman las realizan tras saber qué posibilidades reales tienen de obtener un resultado en número de Diputados u otro. 

Muchas veces no es lo más importante tener mas o menos votos —por eso la abstención no es tan decisiva— sino estar por delante o por detrás de otro partido político en número de votos.

18.9.19

La Zaragoza de algunos rincones mágicos

Tenemos una ciudad llena de rincones mágicos, fabulosamente originales. Pequeñas zonas que los zaragozanos no siempre utilizamos y que en cambio los turistas saben emplear y mostrarnos con sus usos. Es verdad que nosotros siempre vamos dentro de nuestra Zaragoza "a algún lugar" y no tenemos tiempos de calma, de reposo. Y que incluso —seamos sinceros— nos cuesta mucho sentarnos en la Plaza del Pilar a ver pasar el tiempo. ¿Por qué nos cuesta tanto ver pasar el tiempo?

17.9.19

Cosas de Zaragoza del verano de 1969

También en Zaragoza, como era lógico, se celebró la llegada del hombre a la Luna en julio de 1969. Como se alunizó en domingo el periódico que publicó la información fue La Hoja del Lunes de Zaragoza, que dedicó siete páginas de 24 para informar con todos los detalles de la proeza. 

El titular era claro: “La Luna Conquistada” es decir alguien la debía haber conquistado y no pisada, descubierta o paseada. El adjetivo de las siete páginas era el mismo e igual no era por casualidad.

Curiosamente ese mismo diario decía que por primera vez siete navíos de guerra soviéticos habían entrada al puerto de La Habana, pero en visita de amistad, que también tiene “cosa” mandar barcos de guerra para hacer amistades. Había según se indica, dos cruceros con lanzacohetes.

¿Y de Zaragoza? Pues en el mismo día se advertía que se estaba estudiando subir las tarifas del tranvía Venecia Delicias en 20 céntimos, pues hay que recordar que en aquellos años cada trayecto de tranvía o trolebús podía tener una tarifa distinta según los kilómetros del mismo. Incluso el tranvía Venecia Delicias que era de los más utilizado tenía tarifa diferente si ibas desde el inicio a la Plaza España o si continuabas hasta el final del trayecto.

Qué ha sido de la Post Expo prometida a Zaragoza?

Es de una tristeza muy elevada ver la pérdida de oportunidades que hemos realizado con la Post Expo. Una vez que ya estaba cerrado el recinto de la Expo 2008 deberíamos haber cambiado la idea de su posible coste excesivo y habernos subido a la palanca para la transformación de Zaragoza y su entorno. Que siempre los espacios de todas las Expo en el mundo hayan tenido unos finales inciertos no sirve de consuelo, pues no siempre es así.

Si analizamos los últimos cuatro años podemos ver como la degradación va en aumento sobre todo con las obras de arte de la Expo y con los edificios más emblemáticos como la Torre del Agua, el Pabellón Aragón, el Pabellón Puente y su zona aledaña o el Pabellón España. Se ha atacado directamente al Patrimonio artístico que quedó tras la Expo. Han desaparecido obras de arte, se han destruido otras, etc. Incluso hoy alguna obra de arte de un artista ya muy reconocido y de un valor cercano a los 300.000 euros es simplemente un tablón de anuncios en un gran edificio público.

Hoy sigue siendo imposible por ejemplo disponer del enorme legado en fotografías, documentos, debates o vídeos que se conservan de la Expo y que se ha dicho decenas de veces que estarían a disposición de la sociedad. La Asociación privada Legado Expo intenta conservar lo que puede pillar de forma privada y sin duda de forma ilógica.

Se nos dice equivocadamente que estos grandes Pabellones iconos de la Expo 2008 no sirven para nada pues no se diseñaron para servir tras la Expo. Pero la Torre de Agua fue utilizada por una empresa alemana de coches durante dos meses, con unos usos diarios que asombrarían si viéramos los vídeos públicos de esta empresa.

Durante esos 60 días venía cada día uno o dos aviones con personas desde Alemania a visitar toda la zona que ellos habían alquilado, donde habían montado zonas de demostración del nuevo coche, una discoteca en altura en la Torre del Agua, fiestas en la zona, etc. ¿Cuánto supuso eso para Zaragoza?

De momento hay unos 40 anuncios realizados en la zona de la Torre del Agua y Pabellón Puente. El último hace 10 días. Todos con un coste alto y además un equipo técnico que viene de fuera a pernoctar.

De todos los visitantes de la Torre del Agua, el 10% de ellos son visitantes chinos, una cifra altísima comparada con los números de visitantes restantes desde otros países o territorios restantes y sumando a eso la dificultad para ser visitada. Vienen turistas de China, de la zona de Shanghai, que quieren conocer la Zona Expo como referente de una zona de una Expo que se está utilizando con una arquitectura diferente.

En el recinto de la Expo Shanghai se construyó una Expo de Expos. La ÚNICA ciudad que no ha querido estar en esa zona Expo de CHINA es Zaragoza. Y lo curioso es que hay un mercado potencial alto de personas que se dedican a visitar los recintos y las ciudades que han albergado Expo en los tiempos, pues son islas urbanas con una morfología muy diferentes entre ellas y altamente innovadoras en los barrios que las cobijan. pero Zaragoza no está. Ahora se va a intentar con la DGA volver a incidir para que Zaragoza esté en esa muestra permanente.

El pabellón de Aragón es hoy un enorme palomar. Han presentado desde Legado Expo a la DGA un proyecto sencillo y también al Ayuntamiento que no les quisieron ni apoyar el proyecto.

Hay que crear un Espacio Aragón, paralelo y muy cercano al Acuario y aprovechar el tirón de sus 100.000 visitantes año para enseñar Aragón a los visitantes a través de ese edificio. Un complemento al Acuario que sirva para retener más tiempo a las visitas, que conozcan la totalidad de Aragón con los mismos vídeos que ya estaban en el año 2008 y que se conservan, y con muestras del Aragón turístico que se desee potenciar.

Un hermoso Pabellón, el de Aragón donde al menos una planta podría emplearse en rotación temática cada mes o dos meses, con temas puntuales. Sea por ejemplo Vino, Borraja, Nieve, Loarre, Semana Santa, Mudéjar, El Pilar, Aneto, Arte de Aragón, Canfranc, Goya, Jota, etc. Incluso parte podría ser sufragado por empresas aragonesas públicas y privadas, con pequeñas demostraciones propias. Opel, La Zaragozana, BonArea, Turismo Aragón, Saica, Filtros Mann, etc. Y en la planta calle, le de entrada podría seguir viéndose el vídeo que estuvo en la Expo, totalmente actual hoy en día, y que serviría para “entrar en Aragón”. Sí el de la Jota que todavía se puede ver en YouTube.

El Proyecto Mobility City impulsado por Ibercaja parece muy potente para la Zona Expo. De momento da la sensación de que además de emplear el Pabellón Puente tendría un impulso fuerte a bastantes más zonas cercanas, incluido el Auditorio y el Hotel, sin olvidarnos de la gran plaza del exterior y de algunos edificios cercanos. Hay que estar atentos al Mobility City por lo que puede suponer para Zaragoza.

Una cúpula zaragozana que ya no está y que no funcionó

En esos pasatiempos que a veces os dejo, hoy le toca turno a esta cúpula. Es muy fácil de saber qué es. Incluso debería decirlo de sencillo que lo ha puesto. Mirarla otra vez. Sí, os doy la respuesta. Es la cúpula del Pabellón El Faro de la Expo 2008 de Zaragoza.

Por cierto que este edificio no pudo funcionar como se había previsto. Fue uno de los errores de la Expo y hubo alguno mas. Este edificio, El Faro, se concibió o se ideo como un auténtico botijo. Y me explico. La idea o el proyecto preveía que con los fuertes calores del verano de Zaragoza, tal vez se podría idear un edificio de barro en el que se pudiera estar fresco sin necesidad de utilizar aire acondicionado. 

El efecto botijo no funcionó y hubo que poner aire acondicionado. Algo falló en la práctica de la teoría, algo no se tuvo en cuenta y los calores obligaron a cambiar la idea inicia.

16.9.19

Espacios de la despoblación en Aragón. ¿Hay solución?

Cuando hablamos de la despoblación en Aragón no siempre sabemos cuantificarla bien y sobre todo no siempre sabemos bien a qué territorios aragoneses afecta con más virulencia. Estos planos de Aragón han sido publicados en el BOA mostrando tres estados de Aragón en tres diferentes épocas de nuestra historia reciente. Nos enseñan en verde los territorios donde hay menos de 8 habitantes por kilómetro cuadrado. 

El crecimiento de la despoblación es tremendo, y los proyectos para resolver este problema son muchos, pero a veces en direcciones totalmente diferentes los unos a los otros. No somos el único territorio europeo con este problema, lo van resolviendo bastante bien en algunas zonas de Escocia, lo sufren en territorios de la antigua Yugoslavia sobre todo en Croacia, y también en Grecia. 

¿Funciona alguno de ellos? Pues sí, en Escocia está funcionando muy bien un proyecto que ellos denominan HIE o Agencia de Desarrollo Territorial en las Tierras altas e Islas de Escocia.  Hablaremos de ello en otras entradas, pero los marcos mentales de las soluciones adoptadas no son en nada similares a las que nos imaginamos aquí. De entrada no se trata de un desarrollo agrario ni ganadero más moderno ni trabajando hacia empresas auxiliares que añadan valor a lo puramente agrario. 

Montemolín. Algo de su pasado, algo de su futuro

Hay barrios que hoy ya no están en el recuerdo de los nuevos zaragozanos. Pero algunos siguen existiendo con fuerza aunque ya no se recuerden igual que hace unos años. Uno de ellos es Montemolín, toda la zona de Miguel Servet y sus calles aledañas que durante muchas décadas estuvo sin acceso fácil hacia Las Fuentes o hacia San José por diversos impedimentos urbanos. Desde el espacio del viejo Colegio La Salle en Miguel Servet hasta las huertas de Montemolín.

Aquella zona urbanamente bastante cerrada y encerrada, unido a un carácter muy personal de sus habitantes que en muchos casos venían desde las zonas rurales del Bajo Aragón y se asentaban en las zonas más cercanas a la salida desde Zaragoza hacia sus espacios de influencia, hizo que toda ese barrio muy popular creciera junto a la Estación de Utrillas que era además la puerta de entrada a la “capital” desde muchos pueblos de la zona. Asentamiento sencillo que además ofrecía nuevos trabajos en la zona.

Alrededor de Montemolín se configuró una personalidad social delimitada por acequias que impedían la salida fácil hacia Las Fuentes y San José o por la separación de la propia vía del tren en las zonas mas altas de Montemolín. Pero siempre con algunos iconos muy personales que configuraron su diferenciación con el resto de la ciudad de Zaragoza.

Desde el Matadero a las Cocheras de los tranvías, desde la Estación de Utrillas a las huertas y ganaderías de la zona mas al Este de Montemolín. Pero también con su Cuartel de San José, su cine Roxy, su Torre Ramona y su Virgen de la Dolores adquirida por todos los vecinos en 1922. Las torres de la zona podían ser desde muy ostentosas como Larrinaga a muy sencillas como algunas del final de Montemolín. Podían ser de recreo o de labranza, pero salpicaba un espacio que desde siglos antes era la despensa de Zaragoza.

Siempre existía el espíritu de barrio propio, con su propia línea de tranvía, sus fiestas patronales, su alcalde de barrio, sus fábricas bien asentadas en la zona y sus colegios concertados o públicos que configuraron una zona urbana en Zaragoza muy cerrada en sí misma.

Hoy parte de todo esto ha desaparecido por varios efectos no siempre positivos. Por una parte el gran error administrativo desde el Ayuntamiento de Zaragoza que supuso adjudicar Montemolín dividido en dos para dar la mitad al Distrito de Las Fuentes y la otra mitad al Distrito de San José. Eso supuso el primer paso para perder su propia personalidad. Lo lógico hubiera sido que Montemolín fuera adjudicado a un solo Distrito hablando con los vecinos en un estudio de campo para saber qué se sentían ellos.

Otro claro error imperdonable fue configurar todo el trabajo de reconstrucción de uso del viejo Matadero, dando su entrada principal hacia el barrio de Las Fuentes, restando protagonismo a Miguel Servet. Su entrada original y lógica siempre debería haber sido desde Miguel Servet configurada como una enorme y bella plaza a la que incluso sisaron su estatua durante décadas.

Puede parece un absurdo quejarse de esto, pues también tiene entrada por Miguel Servet, pero nunca se ha dignificado como se debería la plaza central ni los pabellones que contiene, dándoles como se merece el hermoso edificio la entrada y salida principal desde la gran plaza cuadrada. Por cierto tres pabellones que excepto en el caso de la hermosa y maravillosa biblioteca, tardaron décadas en encontrar un adecuado uso, y aun hoy yo sigo teniendo serias dudas sobre los aciertos.

Pero podríamos seguir hablando de las equivocaciones sobre Montemolín con la pérdida del Frontón Zaragozano, el actual y dubitativo uso y reforma de los espacios hoy vacíos de Giesa, del mal planificado respeto hacia el Convento de Torre Ramona, el equivocado uso privado de la Estación de Cappa, o incluso el insuficiente cuidado y diseño del parque Torre Ramona.

No quiero terminar esta ligera síntesis de Montemolín sin incidir en un aspecto que me preocupa todavía más. Hoy en Zaragoza hay varias zonas urbanas de clara degradación urbana y social. Excesivas dudas y miedos sociales públicos por el poco cuidado que se tiene desde el Ayuntamiento en trabajar sobre ellas. Sí se hacen decenas de análisis…, pero como no es nada sencillo y mucho menos barato resolver y poder trabajar para modificar los problemas antes de que lleguen, no se hace nada.

Uno de ellos son ciertas calles de Montemolín, como lo son amplias zonas de Las Fuentes y de San José. Todo este enorme espacio del Este zaragozano está avisando de su excesivo edad sin reformas profundas, sin Planes Especiales de actuación, por muchos que todos los estudios advierten de sus avisados caminos lógicos. Las sociedades urbanas se mueven con unos parámetros muy contundentes, que se repiten entre ciudades y entre modelos de ciudad. Mucho se ha hablado de la Orla Este, incluso mucho se ha escrito. Y hoy los cajones están llenos de ideas. Solo papeles.

Montemolín tuvo la suerte espacial (por espacio) de modernizarse en unas determinadas zonas pequeñas movidas principalmente por la construcción del Príncipe Felipe y el supermercado Alcampo. Pero Montemolín es mucho más y parte de estos movimientos no fueron además bien diseñados. Y no quiero nombrar aquí la chapuza del edificio Alcampo para no meter el dedo en llagas. El urbanismo siempre hay que diseñarlo sobre el papel. Que por cierto aguanta casi todo. Pero si en el papel quedan mal los dibujos, joroba…, igual hay que seguir dibujando hasta lograr algo lógico para el urbanismo de una Gran Ciduad. Las ocasiones perdidas son siempre eso, ocasiones tristemente perdidas y sin recuperación.

¿Existe Aragón? Según este mapa no

Este mapa de España lo ha publicado hoy el diario digital La Información, que por cierto es del Grupo Heraldo. Plantea los itinerarios que los futuros rivales de Renfe están planteando para mejorar las comunicaciones ferroviarias en España. Aragón no existe. Se lo saltan, lo obvian. 

Ni los trenes que van a Francia por Barcelona quieren pasar por Zaragoza. El de Madrid a Castellón se salta Teruel. Por Huesca no existe nada de nada. ¿Se han equivocado o es cierto el mapa?

Teruel existe y además se está despertando

Tampoco podemos olvidarnos de que Teruel existe para Aragón y para Europa. Así que una buena manera de comenzar a navegar por la semana sea acordarnos del "Torico" como icono de una ciudad pero también de una forma de cultura apegada al territorio y sin ruidos excesivos. Teruel es historia y calma, es belleza y naturaleza. Es amor.

Teruel es necesidad, es entendimiento, es arte histórico que debería ser la reserva de la reflexión de Aragón. No es posible entender Aragón sin su románico ni su mudéjar y en este último Teruel tiene que hablar mucho, como lo debería hacer más Zaragoza. Pero Teruel es mucho más. Y mucho menos de lo que debería por culpa de sus malas comunicaciones con sus vecinos, sean zaragozanos, valencianos o madrileños. 



Un detalle de lo grande que es Zaragoza

Vamos a empezar la semana con una simple imagen, un detalle del Altar Mayor de La Seo de Zaragoza. Un detalle como digo, que muestra la importancia de Zaragoza en el arte. Vivimos en una Gran Ciudad. Así que nosotros también tenemos que ser GRANDES para cuidarla y preservarla. No hay otra, es una obligación.

Negación de Francia y de Aragón y presunto cosmopolistismo de Zaragoza

Extensible a Aragón y con la excepción de la feria alimentaria pirenaica que se celebra en Huesca, auspiciada por la DPH, on manque una relación más profunda que… creo que no se quiere. Se prefiere vivir de espaldas, cuando el sur francés está lleno de personas que serían apóstoles de nuestro desarrollo, al menos hasta Almudévar (problema: son memoria histérica).

Se oyen en Zaragoza permanentemente imprecaciones anti francesas -a la altura de las anti catalanas-, nada menos que en la capital de Aragón que lo fue de Occitania o parecido. Ver segundo matrimonio de Fernando II Aragón, el de la avenida con otro nombre, con una que tiene calle en el Arrabal (lo digo para los de Las Fuentes de los monasterios obreros).

Hay inquina futbolística y baloncestística (“Prefiero que gane X… a que gane Francia…”). El Aragón del calabacín siempre está mirando al badajo de la campana de las Españas que solamente hace que resuene la periferia. Me refiero al Barrio de Salamanca que no está en Salamanca, no al resto que son Valdefierro. Todos somos Nadal, Camilo Sesto y Ramos con muñequera…

Pero…, bien apuntado por Teruel Existe, son ciertas las presiones que se ejercen desde Valencia para que el transporte férreo exportador solo vaya por La Junquera o, todo lo más, por Lleida-Arán o Andorra-Toulouse. Lo que condena ya, y condenará cuando se haga oficial, a todo el espinazo ibérico de dinosaurio y al Canfranc: a ser nada más que un ferrocarril verde de vía estrecha y mentalidad más aún.

Hay inquina, inquina de la anti afrancesada, de la telúrica carlista. Complicado es para mí explicarme a mí mismo que me gustaría una Aragón foral pero solidaria. No sé si es dable ni posible, pero tengo derecho a mi contradicción federal asimétrico-histórica.

Zaragoza tiene espacios públicos dedicados a Macanaz –ver trayectoria- pero solo en fechas recentísimas ha nominado una vía periférica de cinturón como Avenida de Francia.

Hay un supino desconocimiento por los de migas y ajo forever (volved al vino de Cariñena sin desbastar), y en Zaragoza es más probable comer sushi, sopas thai o sancocho que las bases europeas de la gastronomía pirenaica: la garbure o juliana (minestrone en Italia, potaje en Jacetania), el cassoulet de pato y salchichas de Castelnaudary o Toulouse, ir a una exposición sobre Palestina de Gervasio que sobre la importancia de los templarios-cátaros para la historia de Aragón, o es imposible directamente apretarse un vino dulce de Jurançon o Sauternes con patés o gallina trufada. Están prohibidos, se conoce.

Nosotros y, sobre todo, nuestra democracia laica y sistema educativo se lo pierden: no queremos atender peculiaridades ni talento bruto porque hay que tamizarlo por concertación, para que los trabajos sigan saliendo de misa.

Claro, ello aplicado a la emigración francófona musulmana y tras el 11-S como que… No se nos creen como democracia con libertad religiosa…

Damos la espalda a Francia pero todos los bares con encanto de las riberas del Canal y el Ebro, la fecundísima valoración de la garnacha, la puesta en valor de trigos y obradores de panadería a partir de Huesca provincia, la moda aragonesa con perfume de Occitania, el cine de Paula Ortiz, la conservación de los espacios naturales de estepa y revisión de nuestro paisaje en otra dirección… qué, cuál es la tradición que teníamos… Miraros adentro, consumidores de regaliz de ribazo…

La conformación de una generación de jóvenes agricultores depredadores pero grandes productores, a veces en ecológico, con pasión por los frutales y trufas –es decir los derechos históricos PAC que han cambiado de facto el Registro de la Propiedad por otro aún más arbitrario…-, la reflexión interna aragonesa de que somos una potencia agroalimentaria en bruto por pulimentar…

A Francia son debidas, a través de sus imitadores Navarra y Cataluña, a quienes tanto tenemos que agradecer. En términos de dejar de estar a la sopa boba. Quién esté será porque se lo cobre…

Celebraremos esta entrada con una ratatouille –o fritada- con caracoles –o escargots- y un macabeo o vino de hielo de Miedes –o Chablis- de poder a poder, sacudiéndonos a los españoles de bandera. Que, por cierto, en la intimidad también se divorcian, compran moda y beben champagne como joden a los demás en los restaurantes a base de perfumes no de l’Occitane.
Adoro lo que en mi educación ha aportado y aporta nuestro muy querido vecino francés. Mucho aragonés español quiere desigualdad a su favor y babor pero los derechos de la revolución para sus hijos… Hostia, eso no, no se consigue como cofrade…

Resucita, Francisco de Fuendetodos, tú que no eras ni siquiera de Huesqueta. Lo vamos a hacer resucitar como nuestro líder y uno de los pensadores fundamentales (por desgracia siguen más que vigentes sus desgarradores soliloquios-título, reflexiones que haría a voz en grito sorda y, tras cansar a todo el mundo, para sí mismo):

Todavía estoy aprendiendo.

El tiempo también pinta.

Para rematar con una no certera, para ver la diferencia con el pensamiento galaico-castellano, de Cela:

A siete años de un suceso, el suceso ya es otro

No será en Aragón, Camilo, ni tampoco con la relación con Francia. Pero sé por dónde vas… Y por dónde no quieres que vayamos vía estoicismo que no podemos tener, porque esto se termina…

12.09 Luis Iribarren.

15.9.19

Metros de parques por habitantes en Zaragoza

Hoy hablan en Mundo Senior de Zaragoza y de sus parques y colocan a Zaragoza en el décimo lugar de metros cuadrados de parques por habitantes. Es (casi) mentira pero ellos no lo saben.  

Tenemos 9 m² de parques por habitante, y somos una ciudad que ha multiplicado sus espacios verdes de forma notable en el transcurso de la última década, pero aquí está la trampa.

La mayor zona verde urbana es el Parque del Agua Luis Buñuel (1.209.242 m²), construido originalmente para Expo Zaragoza 2008. Y nos dicen que está repleto de sorpresas como un teatro, la gran Noria Siria de Hama o el Canal de Aguas Bravas, perfecto para los amantes de los deportes acuáticos de aventur, dónde puedes practicar rafting, el hidrospeed y open kayak. No es posible añadir que está cayendo en el abandono en los últimos años por diversos problemas burocráticos y que lo que debería haber sido un inmenso y maravilloso parque urbano, sostenible y lleno de sorpresas como dicen, hoy es un lugar áspero, con muchas de sus atractivas ideas ya perdidas, abandonadas.

Pero añadir a la suma de metros cuadrados verdes por zaragozanos al Parque Lineal de Plaza (712.938 m²) es un gran error. ¿Cuantos zaragozanos lo conocen, lo visitan? ¿en qué condiciones está hoy?. Es verdad que el Parque Grande José Antonio Labordeta (437.973 m²), es uno de los más emblemáticos de Zaragoza y sin duda el que mejor se conserva, dentro de sus grandes deficiencias. Los mayores recordamos el mismo parque hace unas décadas y se nos cae el alma a los pies.

Las ciudades con más metros de parques por habitantes son:

León con 17,9 metros cuadrados. Vitoria y Madrid con 15,7. Pamplona con 12,2. Sevilla y Logroño con 11,2. Valladolid con 11 metros. Santander con 10.6. Lérida con 10,1 metros cuadrados por habitantes. A continuación viene ya Zaragoza, pero con el añadido de algún parque que no se conocido ni visitado por su ubicación.

Zaragoza no sabe o no quiere cuidar la zona Expo

Esta imagen nos muestra ele estado actual del mosaico del artista eBoy montó para la Expo Zaragoza 2008 en la zona de Ciudades del Agua. Desde el año 2015 el deterioro ha ido en aumento y el Ayuntamiento de Zaragoza no ha sido capaz ni de recoger los mosaicos que se caían al suelo, según nos cuentan desde la Asociación Legado Expo.

¿Sobran en Zaragoza actuaciones artísticas urbanas? ¿O acaso desde el Ayuntamiento de Zaragoza han tenido manía cuando no asco directamente a todo lo que suponía reconocer que en Zaragoza se realizó una Expo en el año 2008 de la que no hemos sabido sacar todo el beneficio posterior que se debería?

La gestión y mantenimiento de esa zona corresponde a la Sociedad Municipal ZGZ Arroba Desarrollo Expo, S.A. que gestiona, mantiene y dinamiza los nuevos espacios públicos surgidos después de la Expo 2008, entre ellos se encuentra el Parque del Agua “Luis Buñuel”, las Riberas del Ebro, el Canal Imperial, el Anillo Verde de Zaragoza, el Camping Ciudad de Zaragoza



Arriba podemos ver uno de los laterales hace unos meses, y abajo como estaba montado todo el mosaico durante la Expo, mostrando otro de los laterales. Los mosaicos han ido cayendo a la zona del agua y los responsables ni los han recogido para la restauración. ¿Esto es Zaragoza?



14.9.19

¿Qué será para Zaragoza el proyecto Mobility City?

Es posible que esta fotografía del 12 de este mes de septiembre de 2019 firmando unos documentos el Alcalde de Zaragoza y el Presidente de Ibercaja tengan para nuestra ciudad una importancia complicado de valorar en el día de hoy, y que nos sorprenderá en los próximos años. Es el documento fundacional del Proyecto Mobility City, que puede ser una inmensa idea de futuro o puede quedarse en agua de borrajas, frase que le viene muy bien a nuestro carácter.

La idea del proyecto es convertir a la ciudad de Zaragoza en el referente nacional y europeo de la movilidad sostenible, inteligente y conectada, y acercar a la industria y a los ciudadanos los cambios que están transformando el sector de la movilidad en el siglo XXI. Doble objetivo de la colaboración que han suscrito hoy el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón y el presidente de Fundación Ibercaja, Amado Franco.

Esa colaboración público-privada se va a desarrollar a través del proyecto Mobility City, impulsado por Fundación Ibercaja con el apoyo de la sociedad pública Zaragoza Expo Empresarial y en el que el Ayuntamiento de Zaragoza pasa a implicarse activamente, articulando en tres ejes de trabajo, dos de los cuales ya se han puesto en marcha.

El primero de ellos es el desarrollo de una zona de pruebas para las nuevas formas de movilidad en las inmediaciones del Pabellón Puente y Pabellón del Agua. Se trata de la llamada Test Área, que fruto del compromiso y el trabajo desarrollado a lo largo de estos últimos meses ya es una realidad y que se montará junto al Pabellón del Agua. Zona que en un futuro cercano estará abierto para probar vehículos eléctricos, conectados a una central o autónomos.

El segundo eje es trabajar en iniciativas complementarias a la movilidad del futuro para hacer a Zaragoza un referente europeo en estos temas. Nuevos modelos de transporte público, nuevos sistemas de energía, movilidad compartida, diseño urbano para la movilidad, urbanismo y mobiliario, organización nueva de la distribución de mercancías, uso individual de los vehículos nuevos, etc.

Todo ello dentro del nuevo campo de seguridad en la movilidad, del papel que el crecimiento de las ciudades tendrá en estas reflexiones, pues serán el gran protagonista del futuro en este siglo XXI. Sin olvidarse nunca de la sostenibilidad de los procesos de movilidad, del medio ambiente y la contaminación, etc. Un enorme campo de trabajo que se abre en Zaragoza y al que hay que prestar atención, pues podría ser un detalle del futuro de nuestra ciudad.

13.9.19

Os alazez d’a nazión aragonesa - Los cimientos de Aragón como nación de los aragoneses

En o lumero 29 d’a rebista El Ebro publicato ro 5 de mayo de 1920, Gaspar Torrente remeraba o siguién episodio d’a suya bida, en o tiempo d’o suyo serbizio melitar (entre 1909 e 1912), cuan encara no eba empezipiata publicamén a suya melitanzia aragonesista:
En las aburridas horas de lectura que uno pasa en el servicio [militar], donde se preguntan y leen artículos de la Ordenanza y se refieren ejemplos de patriotismo, de heroicidad, de valor, de amor a la patria nativa yo, verdaderamente, a veces me sonreía, no podía menos, porque deslindaba en muchos casos la patria del contenido de la conversación, hasta que llegó cierto día, en el campo de instrucción, que me cogió por su cuenta el teniente instructor y, llevándome en un rincón del campo, me dijo que, sin miedo alguno, sin perjuicio mío, dijera qué significaba la sonrisa mía en las horas de lectura al hablar de la patria y de su voluntad, a lo que yo, [con] confianza en su caballerosidad, respondí de esta manera:
“La Patria, dicen ustedes, y así se nos enseña a decir, es el pedazo de tierra donde nacemos, y es verdad; mi patria es Campo, el pueblo donde nací pertenece a la comunidad de Aragón porque es de Sobrarbe, por consiguiente mi patria política es Aragón y solamente Aragón, lo mismo si es española como si fuera francesa el día de mañana o llegara a ser norteamericana dentro de medio siglo, Aragón no por eso dejará de ser Aragón y mi patria siempre será la misma: Aragón.”
La respuesta del digno oficial no fue otra que la de extenderme el brazo sobre mis hombros y decirme que el único patriota de la Compañía era yo…”[1]
A pertinenzia d’ista zita (primera manifestazión conoxita d’a bocazión e d’o pensamiento aragonesista de Gaspar Torrente) ta introduzir iste ensayo se troba en a costatazión d’un feito común á tantas chenerazions d’aragoneses á ro largo d’os tres sieglos d’inesistenzia d’un Estato aragonés. Iste feito ye, ni más ni menos, que a persistenzia d’a identidá esferenziata d’a comunidá umana que clamamos “Aragón” u “os aragoneses, as aragonesas” como pueblo á ro largo d’os sieglos e d’as zercustanzias. Ista identidá ye estata mantenita por denzima de cambeos de coyuntura, de rechimen politico u de formula de gobernazión (monarquía, republica, territorio conquistato por castellanos u franzeses, probinzia, rechión, almenistrazion zentralista, comunidá autonoma, ezetra). Gaspar Torrente reflexa en en iste episodio nomás que o que a cheneralidá d’os aragoneses e aragonesas yeran antis d’ausidir a independenzia d’Aragón, son encara e -á o que se beye- quieren continar estando en o esdebenidero: aragonesas e aragoneses.
A esistenzia d’a nazión aragonesa no ye pas una situazión que biene determinata por tal u tal decreto gubernamental u por cualque sentenzia d’un trebunal constituzional. Ye un feito d’a reyalidá, que no puede zircunduzir más que por a boluntá d’as chens que, como pueblo, continan mantenendo a suya identidá anzestral por denzima de tot e que prexinan que, como tal pueblo, constituyen un soxeto con personalidá politica propia tetular de dreitos coleutibos.
Anque as discusions nominalistas en a bastida de l’Estato español sobre a personalidá politica d’un pueblo e a suya carauterizazión como nazión yen estatas e continarán estando tan enrebullatas como cualsiquier atra buena discusión bizantina, cal siñalar -¡ye de dar!- que o que comunmén gosa azeutar-se entre oserbadors esternos de totas as culturas e contestos ye que tot pueblo que á trabiés d’os sieglos, fueras d’a suya situazión de pendenzia u independenzia con respeuto á atros poders, se reconoxe de traza cheneral, consistén e contina como un pueblo endibidualizato y esferenziato d’os atros, ye una nazión.
Tal ye o causo d’a nazión aragonesa, fueras de que ixa denominazión li cuaque u no pas á constituzionalistas (españolistas, profes), ziudadanos d’o mundo, endibidualistas á ultranza, chens d’orden u apolochetas d’o pensamiento amesurato e politicamén correuto, seigan aragoneses u foranos.
Ixe feito istorico e ixa autualidá de querer seyer que siñalaba ra base primera ta ra redazión de l’Estatuto d’Autonomía d’Aragón de 1936 ta definir a bichenzia d’a personalidá d’Aragón muitas añadas dillá d’a destruzión de l’Estato aragonés en 1707, tienen a mena de fuerza que prebalexe perén sobre cualsiquier sentenzia chudizial u decreto gubernamental: o pueblo d’Aragón, a nazión aragonesa, no s’ha delito en a fondue d’una nueba identidá española que aiga remplazata e meso en o caxón d’a Istoria pasata a boluntá d’as aragonesas e aragoneses de continar estando o que sempre han estato. Bien poderba aplicar-se-nos o lema nazional d’un país como Lucsemburgo: “Queremos siguir estando ro que semos” (Mir wëlle bleiwe wat mir sinn). Igual como os lucsemburgueses lo proclaman, asinas l’han quiesto e quieren os aragoneses e aragonesas. Por tot ixo, e tamién por muito más que ixo:
¡Aragón ye Nazión!
A conzenzia de cada pueblo sobre a suya identidá e nazionalidá s’alazeta de traza diferén. Nezesariamén bi n’ha tantos exemplos como nazions, pues cada una d’ellas ha plegato á ra suya confegurazión e madurazión como resultato d’esperenzias que lis son propias e difízilmén trasferibles, siquiera parzialmén. Ista costatazión ye consecuén con a propia lochica d’a esistenzia de nazions esferenziatas: lo son e tienen identidá distinta prezisamén por estar o resultato da determinata esperenzia coleutiba concreta d’una comunidá umana á trabiés d’os sieglos. Por ixa razón, os alazez sobre los que s’aposa ra identidá nazional d’un pueblo no son ni direutamén aplicables á atros ni entrepitables d’a mesma traza. Por exemplo, o peso que o fautor lingüistico tiene en a definizión d’a identidá nazional no ye igual ta un aragonés que ta un catalán u un galés, á causa d’a esperenzia e trayeutoria istorica diferén con respeuto á o feito lingüistico de cadaguno d’istos pueblos. Antimás, a cualidá d’iste u cualsiquier atro fautor no ye analizable deseparatamén de toz os demás, ya que toz interautúan entre ellos e se manifiestan en o animo coleutibo en diferén proporzión, con diferén fuerza e con diferén senificazión en unos pueblos u en atros. A consecuenzia ye tan lochica como empiricamén costatable: no esisten dos nazions iguals e, por lo tanto, no esisten dos nazions con os mesmos fundamentos d’a suya identidá nazional. E, á ra luz d’isto, ye de dar que as simplificazions, as estrapolazions e as teorías nazionals basatas en clichés e simplificazions no solo son fuens inacabables de conflitos, sino que empachan una aprosimazión seriosa, desapasionata y espullata de prechudizios ta o conoximiento, azeutazión e chestión d’a reyalidá plurinazional d’o nuestro mundo.
En tota identificazión d’os alazez d’una nazionalidá ye d’amenister reconoxer que no esiste un lumero finito de fautors, e que en diferens epocas ístos pueden bariar en cuanto importanzia e mesmo estar beluns sostituyitos en relebanzia por atros nuebos. Manimenos, á trabiés d’a propia introspezión endibidual, pero de traza más publica á trabiés d’as reflesions d’os diferens teoricos que bi aiga abito d’a identidá nazional de cada pueblo, ye posible cuan menos enunziar aquers fautors que pesan de forma más determinadera en a conzenzia d’estar d’una comunidá nazional. En Aragón, tenemos a fortuna d’aber-ne tenitos arrienda. Tornando á zitar á Gaspar Torrente, “La nacionalidad aragonesa, mal que pese a los maliciosos y a los ignorantes, ha sido proclamada por hombres modernos como son y han sido Joaquín Costa, Giménez Soler, Marraco, Sánchez Ventura, Ángel Samblancat, Minguijón y tantos otros que no están poseídos de ninguna ignorancia[2]. Ixe “tantos otros” no ye una balloquería por parti de Torrente, e poderbanos adibir á ros ementatos por el (encluyindo-bi á el mesmo) á Julio Calvo Alfaro, José Aced, Isidro Comas, Mariano García Villas, Mariano García Colás, ezetra. Ixo si nos referimos nomás que á os contemporánios suyos, que en lumerosos escritos que nos han plegato de pensadors más antigos (por no fablar de toz os testimonios zercustanzials que se troban en os decumentos antigos) se tresmina a esistenzia e pleno bigor d’ixa impronta identitaria aragonesa, asobén con fuertes tintes rebendicatibos.


[1] El Ebro, 29, 5 de mayo de 1920 (zitato por Antonio Peiró: Cien años de nacionalismo aragonés. Cuadernos de Cultura Aragonesa, nº 5. Rolde de Estudios Nacionalista Aragonés, Zaragoza 1988).
[2] El Ebro, 65, febrero de 1922 (zitato por A. Peiró –op. cit.-)


Como sintesis d’ixa tradizión teorica sobre os alazez d’a identidá aragonesa feita por os aragonesistas de fa un sieglo, podemos dizir que ísta se sustiene en tres pilars esenzials que, antimás, son ligatos entre ellos en una relazión causal que prebaré d’esplanicar:
1. O feito istorico. Aragón estió un condato, un reino, un Estato independién, con una singladura istorica de nueu sieglos á ro largo d’a cual se farchó una organizazión politica (pautista/parlamentarista), churidica (foral) e instituzional (Cortes, Deputazión, Chustiziazgo) que, sobre tot á partir d’os sieglos XIV-XV, distinguió como un feito esferenzial prauticamén inaudito á relazión d’os suyos abitadors con respeuto á os poders publicos e a traza de gubernar-se o país, una reyalidá bien diferén d’a que rechiba en a cheneralidá d’os demás Estatos europeyos d’os sieglos pasatos. Chunto á ixo, a senificazión d’a Casa Reyal d’Aragón, d’as chestas reconquistaderas, de l’imperio mediterránio, d’os suyos simbolos, éroes, tradizions, liendas, ezt. Tot quedó en a memoria coleutiba que se trasmitió entre chenerazions d’aragonesas e aragoneses, alto u baxo arrodiata por os mitos, pero mitos aposatos sobre feitos istoricos reyals que toz han benito esfendendo con falera como o legato común d’iste pueblo á trabiés d’os tiempos.
2. O dreito foral aragonés. Ye consecuenzia d’ixa tradizión sozial e política (constituzional) istorica d’Aragón. En o esmachinario coleutibo aragonés encara perbibe (anque pro esbufalita) ixa nozión d’espezifizidá esferenzial ementata en o alazet anterior: fueros e libertaz, dreito de manifestazión, o Chustizia, e os acontezimientos sangrientos que á cuenta de tot ixo acayezioron. A perbibenzia d’o dreito zebil aragonés dimpués d’os decretos de zircunduzión foral de 1707 e 1711 dica os nuestros días, anque no son sino una mera frazión d’ixe ordinamiento, ha tenito una importanzia esenzial en mantener biba a memoria, sisquiera borronuta, d’a secular espezifizidá constituzional d’a comunidá nazional aragonesa. O Dreito zebil aragonés esdebenió ro testimonio encara bibo que ha feito remeranza d’ixos fueros e libertaz que, en a Edá Moderna yeran bistos dende difuera d’Aragón como “prebilechios” d’os aragoneses. En definitiba, o dreito zebil aragonés ye estato o unico bestichio material bibo en o que ha puesto refirmar-se ixa “continidá d’Aragón sin Aragón” en os tres zaguers sieglos.
3. A boluntá d’estar. Cuan o feito d’estar un Estato esdebiene Istoria á partir de 1707 e d’as suyas instituzions forals nomás queda o repui d’o dreito zebil, mesmo espullata d’a suya constituzión politica remane a nazión. A boluntá d’estar aragoneses s’ha mantenito á trabiés de tres sieglos mesmo á tamas d’a empenta d’o nuebo Estato español, que ha sostituyito á l’Estato aragonés, en asemilar os aragoneses á una nueba ziudadanía española. Dica os nuestros días a mayor parti d’as aragonesas e aragoneses ha mantenito a suya identidá, mesmo si güei en gran mida ísta se manifiesta entre a poblazión aragonesa sin escuentradizión u conflito con a identidá española. A deboluzión d’una parti limitata de l’autogubierno dende a transizión democratica ha establito cuan menos entre a poblazión aragonesa un referén nezesario ta lo refirme d’a nozión de comunidá (nazional) como tetular de dreitos politicos. Pero en ixas 274 añadas trascorritas entre 1707 e 1981 (aprebazión d’o suyo primer Estatuto d’Autonomía) Aragón ha continato esistindo en os sentimientos d’os suyos abitadors, alimentato por a flama d’a suya boluntá de continar estando o que sempre eban estato: aragoneses, aragonesas.
Os demás fautors que sustentan cualsiquier nozión d’identidá nazional (luenga, folclore, cultura, tradizions, ezetra), en estar importans, partezipan de traza más secundaria en a nozión de reconoxer-sen as aragonesas e aragoneses como tals.
De l’anterior relazión d’alazez d’a identidá nazional aragonesa contemporánia tamién se deduze un orden secuenzial, d’alcuerdo con o cual o primero d’ellos (un feito istorico, orichinario e constituzional) queda zircunduzito en 1707, e da piet á ro segundo (un feito churidico -u dito más apropio, foral- que li perbibió) e íste á ro terzero (un feito nazional sustenito por a boluntá d’os miembros d’ixa nazionalidá istorica). Se trata d’un prozeso en o que cada “adelgazamiento” d’o feito istorico de partita, da puesto á un atro alazet identitario. Asinas, os tres pilars esenzials d’a identidá nazional aragonesa responden á una eboluzión en la cual a destruzión d’os elementos constituzionals e instituzionals orichinarios produzita por l’azión despotica d’os prenzipes asolutistas primero e, dimpués, por a creyazión ex novo d’una nazionalidá española con bocazión asemiladera e sostituyidera d’a identidá aragonesa (e as de totas las que cayoron baxo ra suya dominazión), ba espullando progresibamén á os aragoneses d’o tarabidato instituzional que contrebuye á sustener a suyo sentito de pertenenzia á una comunidá nazional. Como consecuenzia, a reyalidá incontestable d’a esistenzia secular de l’Estato aragonés plegará dica nusatros trasformata en feito istorico; o repui d’a perbibenzia d’o dreito foral zebil, con o tiempo, esdebiene un alazet esenzial d’a identidá como reyazión á l’asemilazión españolista que china chana ba desembolicando-se; e, tot de bez, como precario ereu d’as glorias pasatas, as aragonesas e aragoneses se rebendicarán identitariamén (espezialmén en momentos de deficultá) á trabiés d’a suya mera boluntá de continar esistindo como aragoneses.
En ista eboluzión d’as ideyas e sentimientos aragonesistas a remeranza d’o feito istorico resulta esenzial ta alimentar os atros dos alazez, e muito espezialmén o terzero, que, á mida que pasan as decadas e os sieglos, resultará d’una grandisma importanzia. Efeutibamén, a eclosión d’o sentimiento popular aragonesista en as zagueras añadas d’o franquismo e a transizión democratica estió dezisiba (mesmo á penar d’os entrepuzes que se i metioron dende drento e dende difuera d’Aragón) ta azeder á l’autonomía e otener una deboluzión parzial d’a suya capazidá lechislatiba, nezesaria ta aconsiguir esbiellar e desarrollar o ya prou anacronico dreito zebil foral aragonés. Asinas pues, o feito istorico alimenta ra boluntá d’estar e ísta ye estata nezesaria ta que en o prozeso de deboluzión parzial que suposó o Estato d’as Autonomías, Aragón estase reconoxito como comunidá. En aconsiguindo-lo, recuperó a suya capazidá lechislatiba e instituzional ta esbiellar e fer rebiscolar ixe binclo que yera o dreito zebil aragonés, una mena de precario puen de continidá foral propia entre o reino antigo e a comunidá autonoma autual.
O feito istorico resulta, pues, esenzial en o desarrollo d’ixe fenomeno de “esistir Aragón sin Aragón” por cuasi tres sieglos e que agora denominamos “aragonesismo”. Pero, ¿cuáls son os referens concretos d’ixe feito istorico que, dillá d’a remeranza global d’a Istoria d’Aragón, nutren más intensamén o ideyario aragonés e aragonesista con o que se sustenió a boluntá d’estar d’as aragonesas e aragoneses por 274 añadas?
Parixe esclatero que en a conzenzia identitaria d’a poblazión aragonesa as referenzias á o feito istorico son as más abundans anque, cada begata más inconcretas, menos detallatas… á la finitiba, más debils á causa en gran mida d’un contesto cheneral (no solo que aragonés) en o que as amostranzas en o campo d’as umanidaz s’ha quiesto que pasasen á un segundo plano en a formazión d’os nuestros ninos, chobens e mesmo también os adultos. Con tot e con ixo, as nozions d’un reino, de reis, cortes e chustizias, d’unas “glorias” pasatas, d’una pugna por as libertaz con os reis asolutos (os dos más siñalers de nombre “Felipe”) castellanos u castellanizadors e a imposizión d’a fuerza bruta sobre a razón e a legalidá… tot ixo, -con errors, desacherazions, mitos e rabotadas d’argüello irrazional- ye rebiscolato encara por as aragonesas e aragoneses. E lo fan mesmo á penar d’a suya deficultá autual ta plegar á concretar feitos e datos que, por no rezibir-los como estarba de dar d’o sistema educatibo, os endibiduos más motibatos han d’esforzar-sen en trobar-los por a suya propia cuenta. Estarba de dar un estudeo soziolochico sobre os elementos que confeguran o ideyario identitario aragonés u aragonesista d’a nuestra poblazión ta poder conoxer con mayor prezisión istas nozions de l’esmachinario coleutibo aragonés, pero a esperenzia cutiana nos endica que en gran mida o feito istorico contina sustenendo con fuerza a boluntá d’estar.
Intresa por ixo afondar en as radizes istoricas concretas d’a conzenzia identitaria aragonesa e, sobre tot, dibulgar-las entre a poblazión si queremos mantener zereña a nuestra boluntá d’estar. Dillá d’os mitos e liendas, tenemos que construyir un aragonesismo sereno e sano que parta d’o conoximiento de l’orichen concreto d’as ideyas que tot ro largo d’as Edaz Meya e Moderna fuoron farchando a personalidá nazional aragonesa. En o zentro d’ixa personalidá se troba tota una tesis politica que ye o prenzipio basico cheneral de por qué os aragoneses se gubernaban como se gubernaban, de traza tan diferén á como en feban a gran mayoría d’os Estatos europeyos d’o Renaximiento. A cultura politica d’a nazión aragonesa antiga e as suyas premisas constituzionals graboron en a conzenzia d’os aragoneses -como con un fierro rusién- un fortismo sentito d’espezifizidá como pueblo, como comunidá nazional. Ixa remeranza, ixa marca indeleble, ye la que ha mantenito a nazionalidá aragonesa biba os tres sieglos trascorritos dende a suya supresión “ofizial” por os decretos d’os nuestros imbasors. Puesto que semos una nazión de 1.200 añadas de singladura, si queremos replecar en a suya entegridá o cuerpo ideolochico de l’aragonesismo tendremos que filar no sólo que enta os suyos esponens más reziens, sino que tamién caldrá buscar os suyos alazez en as suyas más remotas radizes.
A primera d’ixas radizes estió -en a mía opinión- a monarquía que, debán d’a suya precariedá, os reis aragoneses querioron beyer lechitimata por Dios á trabiés d’o suyo menistro en a Tierra: o Papa. Ta os antigos dirichens aragoneses, emparentar con a retalinia reyal de Pamplona (por o matrimonio d’Andregoto -eredera d’o condato d’Aragón- e o rei pamplonés García Sánchez, en o año 925) e tornar a esdebenir independiens de Pamplona en 1035 con un capitoste –Remiro I- que, como fillo d’o rei Sancho o Mayor de Pamplona, poderba proclamar-se rei por estar fillo e nieto de reis, senificaba tota una proclamazión d’independenzia con respeuto á l’inizial tutorío d’os francos e o posterior d’os pamploneses u nabarros. Si, antimás, ixa premazera iniziatiba de proclamar-se rei quedaba emologata por a dibinidá, a oposizión de terzers á azeutar a independenzia total d’Aragón de cualsiquier poder terrenal se trobarba con entrepuzes de considerazión en o contesto diplomatico e cheopolitico d’ixa puenda; d’astí a infeudazión que Sancho Ramírez fazió d’Aragón á o Papa en 1068. O gran salto que Aragón dio á partir d’a creyazión d’a casa reyal d’Aragón e tot ro largo d’o sieglo siguién como gran potenzia peninsular, asinas como a gran espansión que alcanzó con o suyo empente reconquistador fizioron d’a reyaleza o prenzipal referén codesionador d’os grupos umanos que, cada begata en mayor lumero, s’organizaban baxo ro liderazgo d’a corte aragonesa. Asinas pues, a constituzión d’o Reino d’Aragón senificó l’azesión definitiba á l’independenzia d’o país e, á no guaire tardar, tamién esdebenirba o más platero esponén d’a supremazía e dominio d’Aragón sobre atros Estatos e territorios.
O segundo referén istorico que considero esenzial ta ra costruzión de l’edifizio ideolochico de l’aragonesismo preterito, enzarrato en o pilar identitario autual d’o “feito istorico”, estió a compilazión d’os Fueros d’Aragón de 1247. Intresa destacar en tot iste prozeso, que engueró Chaime I con a combocatoria d’as Cortes de Uesca de 1246, dos aspeutos de relebanzia: a formulazión compilata d’unos fueros comuns de toz os aragoneses (con as espezifizidaz deseparatas d’os fueros de Teruel e Albarrazín), como ordenamiento churidico cheneral d’o país, e a reyazión d’as “fuerzas bibas” d’o reino ta pribar que ixe corpus normatibo senificase o prenzipio d’un prozeso de suplantazión d’una foralidá de base autoctona e impronta consuetudinaria por o dreito romano e as tesis zesaristas. D’una traza u atra, á ro largo d’una prautica cutiana, e d’un pulso entre as conzezions indichenas u foralistas e as direutamén ispiratas en o dreito romano que duró muitas decadas, e sin custionar que esistió una permeabilidá entre as dos posturas antagonicas que encapezaban o rei e o “reino”, o feito zierto ye que prebalexió o segundo sobre o primero. Á radiz d’ixo, as normas que eban de rechir as bidas d’as aragonesas e aragoneses aberban de surtir en lo suzesibo d’o “dreito natural d’a tierra”, no pas d’a boluntá (mesmo si se prexinaba ispirata por Dios) d’un prenzipe d’o que promanan toz os poders de l’Estato.


Terzer referén indispensable de l’aragonesismo antigo: o Prebilechio Cheneral d’Aragón (de 1283, reparato en 1325). Se trata d’un berdadero testo constituzional, a Magna Carta d’Aragón, firmata 68 añadas dimpués que la d’Anglaterra, pero que contiene desposizions de muito mayor amplaria que ísta, ya que estatueze limites á o poder reyal, salbaguardas d’os dreitos endibiduals fren á ras autuazions d’as autoridaz reyals, o sozmetimiento d’o rei á l’ordinamiento foral d’o país, a obligazión de que o rei comboque Cortes si quiere lechislar u pillar dezisions de gran alcanze ta ro país, o requisito de que chure os fueros, prebilechios, libertaz, usos e costumbres aragonesas ta estar reconoxito como rei por os reinicolas, cuala representazión s’arrogan as Cortes d’Aragón, ezetra. Fruito d’a rebelión de totas as fuerzas bibas d’o reino cuentra ras albitrariedaz de Pietro III o Gran, se trata d’o testo constituzional que fixó os prenzipios reutors de l’equilibrio de poders en o país. D’o Prebilechio Cheneral ranca a eboluzión d’o país enta l’estato de cosas que iba á fer d’Aragón una rara avis entre a gran mayoría d’os Estatos europeyos. Con o Prebilechio Cheneral se refincó a importanzia d’o Chustizia d’Aragón (o cuatreno referén que consideraremos), fegura creyata en 1265 como chuez meyo en as disputas entre o rei e a nobleza, e que á patir d’alabez empezipió a suya eboluzión como chuez de guarenzias, albitro instituzional e instanzia entrepitatiba de l’ordinamiento foral (una mena de trebunal constituzional). Ixe caráuter constituzional, reconoxito por toz, fazió que o Prebilechio Cheneral s’incorporase á os Fueros d’Aragón, e que como tal lo emologase Pietro IV o Zerimonioso en 1348 mientres destruyiba o Prebilechio d’a Unión, que representaba nomás os intreses de clase d’un seutor rebelde d’a nobleza. O Prebilechio Cheneral d’Aragón, d’aber estato feito en Franzia u Anglaterra ese estato inmortalizato en mils de libros, obras d’arte e peliculas. O Prebilechio Cheneral d’Aragón tenerba que estar amostrato en as escuelas, e no solo que en as d’Aragón.


O Chustiziazgo, como cuatreno referén alazetal d’o feito identitario aragonés istorico, no escopenzipia á estar aquero que fazió d’el tot un mito nazional d’os aragoneses más que á partir de l’atorgamiento d’o Prebilechio Cheneral d’Aragón, anque a fegura d’iste chuez meyo fuera estatuezita 17 añadas antis por as Cortes d’Exeya. Con o Prebilechio Cheneral o Chustiziazgo escomenzipiará á eboluzionar á ro largo d’o sieglo XIV dica ocupar una posizión zentral en a entrepitazión d’os fueros á trabiés d’a prautica chudizial, que quedaba recullita en as clamatas “Oserbanzias”. Drento e arredol d’a corte d’o Chustizia s’arrocló tota una clase profesional de letrudos en fuero que á trabiés d’as Oserbanzias yeran “creyando” fuero difuera d’as instituzions lechislatibas por antonomasia: o rei e as Cortes. Isto cheneró un conflito que s’estralió con una soluzión que, sin dembargo, considero que ye o zinqueno peirón d’a relazión de referens basicos de l’aragonesismo istorico que soi proposando: o reconoximiento como prenzipio constituzional d’o reino d’o Fuero de Sobrarbe. En tornando á o Chustiziazgo, en o que li toca como referén de l’aragonesismo, será o martirio d’o Chustizia Juan de Lanuza o Mozo o 20 d’abiento de 1591, á mans d’os imbasors castellanos nimbiatos por o rei, o episodio d’a Istoria d’ista instituzión que más fundamén chupió a conzenzia aragonesista d’a poblazión, alquiriendo ya trazas de mito cuan un sieglo dimpués de l’acotolamiento d’a mesma, os teoricos europeyos d’a reboluzión burguesa e liberal trobarán en el a suya ispirazión en relazión con a creyazión d’os sistemas de guarenzias d’os dreitos e libertaz endibiduals que tot Estato de Dreito amenista ta poder estar merexedor de tal considerazión. No ye pordemás que en as tesis d’os teoricos constituzionalistas d’os sieglos XIX e XX se cudise a frase de que “un Estato de Dreito bale ro que balen as suyas guarenzias”. Asinas, o Chustizia d’Aragón, os prozesos forals (manifestazión, embargo, aprensión, imbentario, emparamiento) que guarenziaban os prozedimientos sobre personas u biens e o suyo paper prenzipal en a esfensa de l’ordinamiento e a limitazión d’os poders estioron (mesmo si mitificatos) ispirazión ta ra costruzión d’os sistemas democraticos autuals, tot de bez que han alimentato poderosamén os sentimientos aragonesistas dica os nuestros días.
Os Fueros de Sobrarbe, zinqueno fundamento istorico que tamién considero que ha nutrito l’aragonesismo dica os nuestros días, son una imbenzión que ranca d’una lienda de probenenzia nabarra sobre un suposato orichen pautato d’a reyaleza d’Iñigo Arista, primer rei de Pamplona (de do promana a dinastía aragonesa), pero que surte con fuerza en metá d’a disputa entre o rei e as Cortes en o sieglo XV sobre á qui corresponde a potestá de formular o fuero u, en atras parolas, de lechislar. O terzero en ista discordia yera o Chustiziazgo, con a suya prautica de creyar fuero á trabiés d’as Oserbanzias. A soluzión á tres bandas consistió en a formazión d’una comisión d’as Cortes, pero presidita por o Chustizia Martín Díez d’Aux, ta fer una colezión ofizial d’as Oserbanzias, con a fin d’incorporar-las á o corpus d’os Fueros d’Aragón y empachar que, á partir d’ixe inte, se continase creyando fuero por meyo d’Oserbanzias. D’atro costato, Ioan Ximénez Cerdán qui estió ro Chustizia predezesor en o cargo de Díez d’Aux, escribe á íste una Letra Entimata (o 25 de febrero de 1435) en la que manifiesta a suya protesta por o suyo amarguinamiento personal en a codificazión d’as Oserbanzias pero en a que tamién esplanica que en Aragón a creyazión d’os fueros s’ha feita dende l’orichen d’o reino por a concorrenzia d’o rei e d’a nobleza melitar (representata en o sieglo XV -anque de conchunta con os cleigos, infanzons e ziudaz e comunidaz- por as Cortes), e que en ixe pauto ya s’estatuezió a fegura d’o chuez meyo u Chustizia. Ixa teoría d’a lechitimidá d’o poder, cal dizir-lo, no zerculaba solo que por Aragón en ixa puenda; pero en Europa prauticamén solo triunfó que en a Corona d’Aragón (y en Anglaterra, de traza definitiba, nomás que en o sieglo XVII). Ximénez Cerdán, dende o suyo retiro d’Añón, aconsiguó con o suyo escrito (que tamién s’incorporó á os Fueros d’Aragón) consagrar a conzezión pautista e parlamentaria d’o poder d’o rei e d’as Cortes apelando á una lienda (que ya eba feito serbir antis o forista Martín de Sagarra e dimpués atros como Antich de Bagés e Gauberto Frabricio de Vagad) seguntes la cual, amán de l’Ainsa, en os primers tiempos d’a reconquista, se libró una difízil e dramatica baralla en la que s’aparixió á os aragoneses una cruz denzima d’una carrasca. Dimpués d’a miraglosa bitoria, os guerrers dezidioron eslechir entre ellos uno que fuera á partir d’ixe momento o suyo rei, baxo unas condizions limitaderas d’a suya potestá cuala oserbanzia yera o unico tetulo de lechitimidá ta poder estar rei. Ye iste o mito d’os Fueros de Sobrarbe, d’os que se deduze que (1) o rei nomás puede lechislar drento e con a concorrenzia d’o parlamento d’o suyo país, (2) a lechitimidá d’o rei se sustiene sobre un pauto con o reino por o que o rei ye l’almenistrador de l’intrés común e, por tanto, sempre ha d’autuar d’alcuerdo con l’ordinamiento foral (prenzipio de legalidá), e (3) a churisdizión d’o rei ye plenamén legal nomás cuan íste chura o suyo sozmetimiento á os fueros d’o reino, dimpués d’o cual -e no antis- rezibe o churamento de reconoximiento d’o reino á trabiés d’as suyas Cortes e de mans d’o Chustizia. A formula -tamién mitica- d’a chura de reconoximiento d’o rei sintetiza o prenzipio por o que os aragoneses e aragonesas se gubiernan: “Nos, que semos tanto como bos, e chuntos más que bos, bos emos eslechito como o nuestro Siñor e Rei si conserbaz os nuestros dreitos e libertaz; e si non, non“. Tota ista teoría aragonesa d’o poder, mesmo si basata en liendas e falsos prezedens (o Fuero de Sobrarbe ye pura imbenzión), consagroron en a reyalidá un rechimen politico en Aragón en lo cual -á esferenzia d’o que pasaba en Castiella, do “a boluntá d’o rei ye lei“- o poder d’os prenzipes teneba limites, a lei solo podeba promanar que d’o rei-en-parlamento e o monarca no podeba autuar á o suyo albitrio e difuera de l’ordinamiento foral (pues, en Aragón, “antis bi abió leis que reis“).
Istos son, en a mía opinión, os zinco elementos d’o legato ideolochico e politico de l’antigo Estato aragonés que más han contrebuyito á ra construzión d’o “feito istorico” aragonés e aragonesista. Profes que poderbanos adibir moltetú d’atros referens, pero mesos á trigar-ne los que más peso reyal han tenito en a formazión d’una fuerte personalidá identitaria, politica e nazional aragonesa, considero que istos zinco son los que más zereñamén determinoron a distintibidá e a codesión d’o pueblo aragonés.
A esistenzia de l’Estato aragónés (o Reino d’Aragón) en o conzierto d’os Estatos d’a monarquía ispanica comportaba o mantenimiento d’un pauto d’unión (que no d’asemilazión u uniformizazión, e menos forzosa) entre iguals teoricos que estió crebato biolentamén en diferens ocasions e, de traza definitiba, por o rei Felipe V de Castiella en a Guerra de Suzesión. Ixe punto marca un antis e un dimpués en la relazión d’o pueblo aragonés con os poders d’o que güei se conoxe como España: d’unión mutuamén adempribiata ta semisión d’un Aragón cada begata más débil á os intreses d’un Estato que s’enzerrina en acotolar por asemilazión á os pueblos que ha conquistatos.
Si Aragón ha de luitar por establir una relazión chusta y equilibrata con o Estato español en o exerzizio d’o suyo dreito d’autodeterminazión, a suya poblazión abrá de remerar muito millor qué yera o que tenebanos como nazión en ixa antiga unión (que no fusión) d’Estatos e qué ye o que nos sacoron ta lebar-nos á l’autual situazión de retacule. O feito istorico d’a nuestra identidá nazional debe cobrar nueba autualidá ta que, adautando-se á o nuestro sieglo XXI, pueda aduyar a otener a completa deboluzión ta ro pueblo aragonés de toz os poders que li furtoron e que son d’amenister ta que aturemos a menaza de dixar d’estar o que sempre emos quiesto estar sobre a dura pero amada tierra d’os nuestros payes.
Miguel Martínez Tomey - Tramacastiella de Tena, 30 de chinero de 2012