28.3.17

Presupuesto del Mercado Central de Zaragoza de 1895



Hacer "clic" en las imágenes para verlas mejor

El Mercado Central de Zaragoza, el que ahora vamos a reformar para adaptarlo a los nuevos tiempos y darle más calidad de servicio, se edificó en lo que ya eran terrenos dedicados a modo de plaza abierta a ser un mercadillo central donde acudían a vender sus productos los comerciantes. Era un espacio diáfano, sin edificio, pero con los puestos perfectamente (¿?) distribuidos para sus usos. 
Dejo dos imágenes del proyecto de edificación del actual Mercado Central, donde figuran la posición de los puestos de venta, antes de edificarse el actual edificio. Y otra imagen donde podemos ver el precio final del actual Mercado Central, presupuestado por el arquitecto Félix Navarro, y finalmente construido por este. Era el verano de 1895.

26.3.17

El barrio de La Jota de Zaragoza, en 1955

Esta imagen del año 1955 es muy curiosa pues aunque refleja los inicios del barrio de La Jota de Zaragoza, lo que fue la Parcelación Damán, resulta hoy muy complicado adivinar qué queda de toda aquella urbanización de casas bajas, y que se ha transformado en unos edificios de más altura, construidos desde los años 60/70.

Todo este proyecto de viviendas en una zona que era industrial, se redactó en el año 1947 para dar hogares económicos a los trabajadores de las fábricas de la zona. Lleva el nombre de la empresa constructora que realizó las casas, "Obras y Construcciones Damán", que estaba ubicada en la Avenida Castaluña, siguiendo un proyecto de los arquitectos José Beltrán y Fausto García Marco.

El proyecto inicial decía que se construirían 191 casas a base de dos crujías, una de ellas incompleta, con 10,35 m de fachada y 8,20 m de fondo y constarían de vestíbulo, aseo, cocina (ambos con alicatado parcial), sala de estar-comedor y tres dormitorios con una superficie que va de 77,35 m2 edificados a un máximo de 80,14 m2. La altura del alero sobre rasante es de 3,50 m.

Virgen ortodoxa en el centro de Zaragoza

No siempre vemos, miramos, por encima de nuestra cabezas. No estamos acostumbrados a mirar las fachadas de nuestros edificios y a veces nos perdemos pequeños detalles interesantes. Esta virgen está en una fachada de la calle Don Jaime de Zaragoza. Curiosa, más parece una imagen rusa, ortodoxa, un icono venido desde lejos. No sabemos el motivo, pero estamos seguros que por alguno sería elegido esta representación de la Virgen María.

Balsas de Ebro Viejo, en el año 1808

Cuando los franceses volvieron derrotados a su Francia tras el Primer Sitio de Zaragoza en el año 1808, los generales e incluso según dicen el propio Napoleón, les exigió sobre la mesa unos buenos planos de la ciudad de Zaragoza, pues no entendían la derrota.


En este plano que vemos arriba, de aquella Zaragoza de 1808, parcial para mostrar aquí más grande la zona de la margen izquierda del río, podemos ver las zonas inundables del Rabal, las hoy llamadas todavía Balsas del Ebro Viejo, una zona inundable y por donde había transcurrido el cauce del Ebro en no tan viejos tiempos. Zonas todas ellas hoy edificadas y evitadas las nuevas inundaciones con motas y sistemas de defensa del Ebro, aguas arriba.

25.3.17

Cementerio Musulmán de Zaragoza

En el Cementerio de Torrero de Zaragoza, en teoría antiguamente solo católico, existe un espacio para realizar enterramientos por el rito musulmán junto al Tercer Cinturón y que se creó en el año 1936, para enterrar allí a los combatientes musulmanes de la Guerra llamada Civil. Es a partir del año 1988 cuando desde el Ayuntamiento de Zaragoza se dignificar todo el recinto, con arreglo a las indicaciones del colectivo musulmán en Zaragoza, para dotarlo de todas las necesidades propias de su modo de enterrar y sus ritos religiosos.

La Comunidad Islámica de Zaragoza se fundó en 1989, un año después de aquellas transformaciones en el cementerio, con estudiantes que venían a nuestra Universidad pero también con personas inmigrantes que habían venido desde los años 70 a trabajar a Zaragoza y habían ido formando familias.

A partir del año 2013 y tras la firma de un convenio de colaboración en la gestión del recinto, esta parcela del cementerio es gestionada por la propia comunidad islámica con la ayuda de los funcionarios del Ayuntamiento que son los que realizan las excavaciones en tierra y el traslado de los restos si hubiera, mientras la propia comunidad realiza en un edificio de su espacio propi, la preparación de los cadáveres y la inhumación en tierra de los féretros.

Los ritos islámicos que se realizan en los enterramientos son los indicados en el Corán y la Sunna, con un lavado del cuerpo del fallecido con arreglo a unas normas muy específicas, y tras secarlo es amortajado en una tela blanca y nueva. Se utilizan tres paños para el hombre y dos paños más tres elementos complementarios para la mujer. El cadáver se deposita directamente en la tierra, recostado sobre su lado derecho y con la cara mirando hacia La Meca.



Sobre las tumbas, solo tierra, unas piedras o pequeñas indicaciones o en el más ostentoso de los casos unos mármoles con los datos más básicos, recuerdan al fallecido.

La Batalla de Zaragoza o de Torrero, de 1710

Veamos un mapa de los alrededores de Zaragoza y sus ciudades más importantes del año 1710, más conocido como el de la batalla de Zaragoza o batalla del monte Torrero, que se libró el 20 de agosto de 1710 en el marco de la Guerra de Sucesión Española.

Tras la derrota en la batalla de Almenara, las tropas españolas leales al Rey Felipe V se retiraron a Zaragoza, a cuyas afueras acamparon. Las tropas aliadas, al mando del general Starhemberg, les persiguieron, de forma que entraron de nuevo en combate el 20 de agosto tras cinco días de escaramuzas.

El ejército borbónico estaba al mando del marqués de Bay, que obtuvo el mando tras la destitución del marqués de Villadarias, derrotado en Almenara. Felipe V se encontraba con sus tropas, llegado desde Lérida, donde tuvo que refugiarse tras la derrota de Almenara.

El ejército de Felipe V ascendía a casi 20.000 soldados, todos ellos españoles. El ejército aliado se componía de unos 30.000 soldados de diversas procedencias, entre los que destacaban unos 14.000 alemanes.

El ejército aliado pasó el Ebro desde la margen izquierda a la derecha sin ser molestado por los españoles y dedicó todo el día 19 y la noche del 20 en desplegarse en el flanco izquierdo donde formó la Caballería catalana y la holandesa, al mando del conde de la Atalaya. En el flanco derecho desplegaron unidades británicas y austriacas al mando de Stanhope. El centro quedó al mando del general Starhemberg.

A las ocho de la mañana de aquel 20 de agosto, comenzaron los disparos de cañón. El rey Felipe V recorrió las filas de sus hombres animando a los soldados. A pesar de los disparos, la batalla de infantería no comenzó hasta sobre las 12:00 horas. La Caballería española cargó con furia sobre la derecha aliada, pareciendo por un momento que iba a decidir la batalla. Pero no fue así; los aliados aguantaron la carga y la infantería anglo-austriaca de Stanhope avanzó apoyado de la Caballería aliada.

El ataque barrió el campo del ejército borbónico, de forma que a media tarde los españoles se hallaban en franca retirada y el general Starhemberg acabó imponiéndose.
El desastre español fue completo. El ejército borbónico perdió 10.000 hombres entre muertos y heridos, y sufrió cerca de 5.000 prisioneros.


El archiduque Carlos entró en Zaragoza el 21 de agosto, donde permaneció cinco días. Como consecuencia de la batalla, todo Aragón quedó bajo control del pretendiente al trono en la Guerra de la Sucesión.

Saragosa de Sicilia, la Zaragoza que luego se llamó Siracusa

Desde el reinado de la Dinastía de Trinacria, originaria de la Casa de Aragón y que se inició con Federico III (el tercero de los hijos de Pedro III de Aragón, que en Aragón fue conocido como Federico II), a la ciudad de Siracusa en la isla de Sicilia, se la denominaba “Saragossa de Sicilia” (Zaragoza de Sicilia, literalmente) que reinó entre los siglos XIII y XIV.


Jean Joseph Allezard realizó una serie de cartas de navegación de los 163 puertos más importantes del Mediterráneo, y entre ellos está este de la ciudad de Siracusa, entonces llamada todavía Zaragoza. Era el año 1817. Es un grabado al aguafuerte en un tamaño algo mayor al A5.

Este mapa muestra la bahía de esta ciudad de Siracusa, cuando se llamaba y era conocida con el mismo nombre de nuestra Zaragoza.

21.3.17

Sin el tejido de las PYMES todo será más pobre en Aragón


López de Hita como representante de los empresarios de la CEPYME Aragón hace unas declaraciones en Aragón Digital de las que entresaco el titular y la última respuesta, por su sentido común y lógica de cara al Aragón del futuro, desde el presente débil. Sin el tejido de las PYMES todo será más pobre.

18.3.17

Tres ideas para Casa Solans de Zaragoza

En pleno debate sobre usos del edificio de Casa Solans surgió hace unas semanas una posibilidad bastante acertada de llevar al edificio las oficinas de Ebrópolis que en breve se verá desocupada de su actual ubicación en el Cubo de la Romareda. Ebrópolis es una Asociación municipal para el Desarrollo Estratégico de Zaragoza y su Área de Influencia, con 23 años de vida, que tiene como principal tarea elaborar estudios y análisis sobre la Zaragoza metropolitana, para reflexionar sobre el futuro de nuestra ciudad.

Cuenta con ayudas múltiples de empresas, bancos, Universidad, Gobierno de Aragón, sindicatos, empresarios, asociaciones de vecinos, Ayuntamiento, etc. lo que le confiere una capacidad independiente para poder realizar sus análisis, pensando únicamente en la ciudad y su área de influencia, pero sin tener que obedecer mandatos ajenos a la profesionalidad de sus ocho personas que trabajan para edificar posibilidades.


Pero Ebrópolis podría ser poco uso para tres plantas de un edificio grande. Y aquí es donde entran algunas ideas esbozadas que podrían ser interesantes. Desde la posibilidad de dotar de espacio a una asociación de jóvenes escritores, a dedicar el edificio los fines de semana o por las tardes a realizar esas presentaciones o reuniones de trabajo, que requieren un edificio con calidad, un lugar tranquilo y ajeno a edificios institucionales, dando cabida incluso a actividades privadas previo pago de las tasas ya ordenadas, si fuera el caso.

17.3.17

El Club Iberia Sport Club de fútbol, germen del actual Real Zaragoza


El Club Iberia Sport Club de fútbol, germen del actual Real Zaragoza, se había proclamado por novena vez en la temporada 1928-1929 Campeón de Aragón, y decidieron en el club celebrarlo con una cena en el Casino Mercantil

Este equipo se había fundado en el año 1916 y todavía le quedaban 3 temporadas de equipo independiente hasta que en el año 1932 decidió unirse al Zaragoza Fútbol Club para formar en Real Zaragoza

Eran tiempos del campo de Torrero y de un deporte muy amateur. Pero aquí queda una imagen de la invitación de aquella cena.

Soñemos con una Zaragoza verde

Los parques y los paseos deberían llenarse de arte, de elementos que acompañaran las miradas de los paseantes. Hemos perdido en las grandes ciudades el concepto de bulevares, o zonas centrales de grandes avenidas, a cambio de si acaso, ampliar las aceras, creyendo que es lo mismo. Un paseo con las aceras ampliadas es casi siempre un gran paseo frío, más pensado para ir y venir y en el camino observar escaparates. 

Pero un paseo central o un bulevar es para aprovecharlo descansando, pues permite un uso de los jardines y árboles, muy diferentes.

En Zaragoza tenemos dos ejemplos negativos ambos, y que son los que han marcado las decisiones posteriores. Optamos por quitar el paseo central en su momento, al Paseo de Independencia, y no tuvimos agallas de volverlo a poner cuando tocaba. Tenemos el bulevar en la Gran Vía, en Sagasta o en Constitución, pero todos ellos pecan de pobreza en su diseño, excepto si acaso el de Constitución.


El ejemplo mínimo de lo contrario sería el Paseo de la Constitución de Jaca, donde con más de un siglo de vida, supieron hacer un diseño que lo ha convertido en parque más que en una calle para pasear. La espesura de sus zonas verdes y los trazados finales, invitan a descansar, a un uso como parque y no como zona de paso. Y es una avenida, una calle de la anchura de las que a continuación voy a comentar.

¿Alguien se puede imaginar una Zaragoza con los paseos de Independencia, Sagasta, Constitución y Gran Vía, casi en aspa, convertidos en parques urbanos de verdad? Estamos hablando de unas líneas en el centro de Zaragoza, de más de 3,6 kilómetros lineales de parque urbano. ¿O añadiendo también el paseo Pamplona y María Agustín hasta hacer los 5 kilómetros de vías urbanas verdes para disfrutar de una ciudad diferente? ¿Y se también añadimos otros 2 kilómetros más, arreglando todo el cauce del río Huerva que transcurre en paralelo? Serían 7 kilómetros de vías verdes en el centro de una gran ciudad.


¿Quien dijo que era imposible soñar, si es posible soñar con los dedos?

16.3.17

El Teatro Principal y su salón principal

Yo creo que hay imágenes, lugares, miradas, historias, que nos trascienden sin duda a todxs nosotrxs. Son más, son antes, seguirán siendo después. Uno de los lugares emblema de Zaragoza es el Teatro Principal, por su belleza, por su historia, por su calidad, por su calidez. Es de esos lugares imposibles de inventar, que o se tienen o ya no es posible tener.

Esta hermosa imagen del fotógrafo Daniel Marcos para el Ayuntamiento de Zaragoza refleja la verdad aunque sea algo mentirosa por el gran angular. El Teatro Principal es sobre todo Grande, incluso diría que Muy Grande. Da igual el tamaño para ser grande o pequeño. Lo importante es la sensación.

Esconde arte por todas las esquinas, pero arte declamativo sobre todo. Arte de contar historias y de lograr que nos las creyéramos durante un tiempo. Arte de soñar y de volar con la imaginación, arte de la evasión. Evasión o victoria. Siempre victoria.

El reto de saber acertar con Casa Solans

Esta hermosa puerta es la que da salida a la terraza de la tercera planta del edificio municipal de Casa Solans en la avenida Cataluña de Zaragoza, un palacete casi modernista de 1921 que se conserva aunque de momento vacío tras el abandono de la Oficina de la Década del Agua de la ONU, en espera de uso válido para la ciudad y para generar plusvalías para la zona.

He estado esta semana analizando junto a una docena de personas los posibles usos de este edificio, y en verdad hay que reconocer que es un lugar complicado. Junto a su belleza se esconden dificultades importantes, pues en realidad se creó para ser una vivienda familiar de altos vuelos, pero no para soportar a muchas personas en su interior. Sus medidas de seguridad o incluso de accesibilidad son irregulares. A esta tercera planta no se puede subir en ascensor, por poner un ejemplo.

Tercera planta que si dispusiera de los sistemas de seguridad suficientes como para poder albergar una cafetería o un restaurante, algo imposible, sería un lugar de los que se disputarían los clientes, por su terraza a una altura excelente, por su ubicación algo alejada de edificios colindantes, y por su relativa distancia al centro de la ciudad. Pero es un edificio público y es imposible dar permisos de uso en esta tercera planta.


El tiempo de vacío no está pasando en balde por el edificio: ya necesita unos cuidados básicos de algunas partes exteriores y en la recogida de aguas pluviales. Como comentaba en la visita, es un edificio para acertar en sus usos pues se lo merece, pero las posibilidades de equivocarse son muchas. Podemos tener un excelente uso o convertirlo en un edificio que pase desapercibido o lo que puede ser peor, tenga un uso esporádico que es lo que suele llevar a la nada a este tipo de edificios.

15.3.17

Montemolín, Las Fuentes y San José

Estas imágenes de la Zaragoza vieja y de la zona de Montemolín nos muestran cómo todo este barrio hay absorbido entre San José y Las Fuentes, tuvo una importancia especial en unos años en los que Zaragoza crecía.

Podemos ver en color edificios tan importantes para la ciudad como las obras de lo que luego sería CEFA en la zona más inferior de la imagen. Sobre ella el palacio de Larrinaga y encima de este todo el conjunto de la fábrica de ascensores GIESA que todavía se conserva en parte.

Un poquito a su izquierda el garaje de trolebuses de TUZSA, que más a su izquierda tenía todos los talleres y el resto de garajes. Sobre este edificio podemos ver la estación de Utrillas, y debajo de los talleres de TUZSA las tapias de entrada de la Granja Experimental Agrícola que ibas hasta San José.

A la derecha de la imagen y como una línea fina que casi no se ve, está la acequia de la Filla. Y encima de ella el Reformatorio a las puertas de lo que hoy es el Parque Torre Ramona.

Todo este barrio de Montemolín quedaba encerrado y sin comunicación real o al menos sociológica, con sus vecinos San José y Las Fuentes.  Dos barreras les separaban claramente. Por la derecha (según la imagen) y hacia Las Fuentes la ya citada acequia de la Filla. Y por el otro lado las vías del tren hacia Utrillas. Cuando se resolvieron estas líneas que eran barreras claras, en parte a partir de la mitad del siglo XX, Montemolín ya tenía personalidad sociológica propia y sus habitantes, en muchos casos emigrados desde el Bajo Aragón, se sentían de Montemolín y para nada de San José o de Las Fuentes.

Hoy todo este concepto de identidad de barrio ha desaparecido con los nuevos habitantes de la zona, que no han conocido su nacimiento, similar en muchos aspectos al barrio de La Jota y Jesús, mezclando industrias y palacetes o casas de grandes familias, que comían terreno a las zonas de labranza y a las torres clásicas, que en algunos casos todavía hoy resisten vivas por la zona.

14.3.17

45 Festival Internacional de Cine de Huesca. Cartel excelente

Huesca va a celebra la edición de 2017 del 45 Festival Internacional de Cine con un cartel muy original realizado por uno de los diseñadores más reconocidos de la ilustración internacional, el francés Paul Cox.

El Festival Internacional de Cine de Huesca mantiene así la tradición de alternar destacados artistas nacionales con reconocidos nombres de fuera de nuestras fronteras. Paul Cox toma el testigo de esta manera del prestigioso estudio Lo Siento, dirigido por Borja Martínez, que fue el autor del cartel el pasado año.

Para todo tipo de certámenes o festivales, fiestas o jornadas de cierto prestigio, el cartel es un elemento fundamental que se debe cuidar mucho más de lo que en los últimos años hemos ido cayendo con concursos populares que no siempre logran la calidad mínima exigible. Huesca cuida el proceso de selección, donde un año más colabora el ilustrador y artista oscense Isidro Ferrer como asesor y los resultados están a la vista. Rompedores, originales, llamativos, modernos. Un “grito” para llamar la atención de quien debe verlos. Eso es un cartel, así de simple. En este caso además, se mezcla un auténtico cuadro abstracto simulando luz y focos, vida y llamarada de futuro.

Localidades cerca de Zaragoza, en el siglo XVIII

Os dejo una imagen parcial de un plano de la provincia de Zaragoza, del año 1777. Parece muchos años pero no son tantos. Vemos en el mismo las poblaciones que había alrededor de la ciudad principal, y como curiosidad podemos ver algunos nombres algo cambiados.
Villa Maior, Villa Nueva, Quarte, Caderete (¿error?), Lamuela, Vardallur. O como efectivamente, aquellas poblaciones siempre estaban junto a ríos, de donde tomaban la vida. Tiempos viejos, sin duda.

Si queréis leer mejor los nombres de las localidades, tendréis que hacer"clic" sobre la imagen.

La Ciudadela de Jaca y Felipe II en el centro

La Ciudadela de Jaca o Castillo de San Pedro la mandó construir Felipe II, un Rey muy poco querido en Aragón. Tan es así que no existen monumentos a su figura, excepto uno que se conserva en el centro de la plaza de armas de la Ciudadela de Jaca, y porque el edificio sigue siendo de propiedad militar. 

 En el año 1592 se empezó a construir este enorme y muy interesante edificio defensivo, creado para defenderse de Francia y de la posible entrada de los protestantes. No importaba tanto ser todos franceses, como ser todos protestantes. 

 Dicen que con criterios teóricos del propio Leonardo da Vinci, el ingeniero italiano Tiburcio Spanochi creó este sistema para la defensa del punto estratégico, fuera de la ciudad de Jaca, pues lo importante no eran tanto los civiles o el pueblo, somo el lugar de paso estratégico. 

Su diseño está realizado para el uso de la artillería de diverso calibre, y la imposibilidad en aquellos tiempos de ser tomada al asalto. En la imagen superior se puede ver el polvorín principal de la Ciudadela-


Recuerdos de Zaragoza. Postales antiguas


Hace unas décadas no era fácil tener imágenes a color, e incluso las postales de recuerdos eran impresas en tipografía a dos colores en el mejor de los casos. Se vendían en pequeñas libretitas de una docena de postales diferentes, que podías arrancar pues iban perforadas en un lateral, para poderlas mandar a tus amistades. No existían redes sociales.



Aquellos libritos en muchas ocasiones, se compraban para guardarlos, como recuerdo del viaje, del lugar visitado. Y hoy siguen representando una excelente manera de recordar viejos tiempos. En Zaragoza estaba Ediciones Arribas que era de las más importantes de España en realizar postales.

13.3.17

Imagen de la Virgen de Cogullada, en alabastro

Esta pequeña imagen propiedad de Ibercaja es la conocida como Nuestra Señora de Cogullada, una figura en alabastro de unos 70 centímetros de alta, de la escuela aragonesa y realizada a finales del siglo XVIII.


El Monasterio dedicado a la Virgen de Cogullada, en las afueras de la ciudad, dicen que fue construido a expensas del Obispo y pensador San Braulio en el año 637, tras aparecerse la Virgen con un ave en las manos. Pero el nombre de Cogullada viene de una ave en concreto, la “cogujada ó cogullada” que podría ser la que estuviera en esos lares con más abundancia y a orillas del río Gállego y la que dicen guío según la tradición, a una mujer que encontró la imagen primitiva de la Virgen entre los campos de la zona, en tiempos de San Braulio. Dos teorías diferentes.


A veces se confunde esta representación de la Virgen pues tanto en Aragón como en Valencia se tiene mucha devoción hacia la llamada Virgen de Cogullada, y en ambos casos está la Virgen en una posición muy similar a la Virgen del Pilar y llevando el niño Jesús un ave en la mano, que en alguna obra pictórica de Valencia, se observa muy claramente que es una cardelina.


Los capuchinos fundaron en el mismo lugar primitivo otro convento en el año 1655, muy cerca de la orilla del río Gállego, en unos sotos frondosos dentro de un paisaje que en nada se parece al actual.


Los capuchinos estuvieron casi dos siglos hasta la desamortización de Mendizabal, y tras ellos la cofradía de la Virgen de Cogullada se hizo cargo del cuidado del edificio hasta que fue adquirido por la actual Ibercaja, antes CAZAR. Dicen las historias, que este monasterio de Cogullada, fue uno de los cuatro que durante los tiempos de la dominación árabe en Zaragoza, se mantuvo el culto cristiano, dado que estaba alejado del centro de la ciudad.

En 1896, y tras la firma del concordato de 1851, el monasterio fue cedido en usufructo a los religiosos de la Orden de San Benito de la Congregación de Solesmes (Francia), hasta el 26 de julio de 1934, en que era vendido el edificio. En 1943, y por iniciativa de la CAZAR, se funda la «Casa de Economía Rural de Nuestra Señora de Cogullada», primera escuela de Formación de Agricultores en España.

La rana pirenaica, sí importa y mucho en Aragón

Es posible que vosotros estéis convencidos de que preservar la rana pirenaica es una tontería. Mal vamos. Hay que explicar esto bien. La rana pirenáica además de ser bella y de colores marrones en el macho o rojizos en las hembras, es única en el Pirineo aragonés y navarro. Y por si fuera poco, está viviendo en Aragón bastante antes que nosotros como seres humanos.

No hay muchas ranas pirenaicas en el Pirineo. Se han localizado en unas 130 badinas o lugares de ríos pirenaicos, pues necesitan para sobrevivir aguas muy limpias, frías, con fondos rocoso y en zonas de ausencias de peces depredadores. Son pues unos animales que nos garantizan que donde están hay naturaleza sin contaminar. -son un perfecto medidor natural de la calidad ambiental.

Como además para preservarla, hay que realizar un cuidado exquisito de la zonas donde vive, eso también exige un cuidado del entorno, que aunque en primer lugar se aprovecha la rana pirenaica, es la mejor manera de que no se degrade el paisaje y la calidad de la zona.


Por ejemplo, hay que trabajar mejor la introducción de especies de truchas en las cabeceras de los ríos, para evitar que se apoderen del hábitat de la zonas que nunca han tenido este tipo de peces. Revisar la vegetación de las orillas de las zonas más naturales, y revisar las sequías puntuales que se producen por usos indebidos de los cauces subterráneos de las aguas.

Fue Aznar Galindo I el Primer Conde de Aragón?

Dicen algunas historias que Aznar Galindo I (ó Galíndez; apodado el Asinarius, Aznard o Achinard) fue el Primer Conde de Aragón y de Jaca que se recuerde (título concedido por Carlomagno tras conquistar Jaca), gobernando con este título los inicios territoriales de Aragón durante los años 809 al 820, fecha tras la que según parece, su yerno “García I, el Malo” casado con su hija Malona, lo expulsó de sus posesiones como Conde de Aragón, repudió a su propia madre y se emparentó con las dinastías de Pamplona para luchar con ellos a favor de la expulsión de los franceses. Conquistó Jaca (Huesca) al valí musulmán Amrus b. Yusuf, en donde estableció la capitalidad del condado que empezó a denominarse Aragón.

Tras ser expulsado de Aragón, Aznar Galindo I habló con Carlomagno, y este admitiendo de mala gana la pérdida de los terrenos de Aragón, le dió los condados franceses de Cerdeña y Urgel para que los repoblara de nuevas gentes que provenientes de Francia, iban conquistando estas zonas del norte de España. Pensemos que todos estos territorios estaban sin unas fronteras muy claras, y en constantes peleas entre Pamplona, los visigodos de Aragón, los francos y los árabes que subían desde Zaragoza.

Aznar Galindo I que parece ser era indígena y no francés, gobernó durante pocos años el complicado condado de Aragón manteniendo un difícil equilibrio entre los pamploneses, que intentaban abandonar la ocupación franca, los francos que presionaban para seguir avanzando sobre estos territorios, los árabes cordobeses y los Banu Qasí que desde la zona de Zaragoza intentaban no perder su influencia sobre el norte de la península. 

Se cree que murió en el año 839 con algo menos de 70 años de edad, y está enterrado en Urgel. Aznar Galindo I, al ser considerado el primer conde de estirpe aragonesa, es el protagonista de algunas leyendas de los inicios de la Reconquista en Aragón. En Jaca se celebra la fiesta del Primer Viernes de Mayo en la que Aznar Galíndez I es el protagonista.

Aragón era un territorio de paso entre la Francia poderosa y el sur del Mediterráneo, y por eso para Carlomagno era importante tener aquí a un líder que supiera controlar los territorios y sus pocas pero aguerridas gentes nativas. Se utilizaba el río Aragón como eje sobre el que era mucho más fácil cruzar y avanzar hacia el sur.

Eran tiempos en los que Jaca, y los monasterios de San Juan de la Peña (posteriormente también San Pedro de Siresa) eran los puntos más importantes de aquel inicio del Reino de Aragón.

El nombre de Aragón, con su conde Aznar Galindo I (Aragón como testimonio de una agrupación geográfica, que unía a una comunidad humana bajo un mismo gobernante, es de los más antiguos de España.), se cita por vez primera en un documento del año 828; Ribagorza surge un poco más tardíamente, pero siempre antes de las fechas dadas arriba.

Hacia el año 838 Aznar Galindo I, conde legítimo de Aragón aunque el territorio seguía gobernado de hecho por los Belascontes, abdicó en sus derechos sobre Aragón en su hijo Galindo I Aznárez, que recuperó el condado en 844.

Aunque los nombres "Aragón" y "Ribagorza" sirvan desde 828 para designar unas comunidades humanas lo cierto es que unos años antes tales comunidades estaban ya constituidas. Se sabe que el año 809 murió el conde Aureolo, que quizás gobernaba en las tierras del valle de Echo.

También se sabe que en torno al año 800 y bajo la "protección" del emperador franco Carlomagno (768-814) ya estaba organizado el condado de Aragón, que englobaba las tierras de los valles de Ansó, Hecho y Canfranc. Al mismo tiempo en la cuenca del río Noguera Ribagorzana actuaban los condes de Toulouse (Francia) y organizaban dicho valle bajo su dependencia, con el conde Bigón, pasando luego a manos del conde aragonés Aznar Galíndez I, para volver nuevamente (848) a depender de la casa condal francesa.

Estos pequeños condados, de creación como entidades políticas y de control del territorio, se dieron en todo el Pirineo, donde los reyes francos dominaron por medio de sus propios condes sobre todo las comunicaciones, y quienes a veces llegaban a acuerdos y otras veces no, con los nativos de las zonas de influencia. Grandes señores con poder local que tenían que sufrir serios problemas constantes entre sus propias familias, que intentaban apoderarse de los territorios controlados, siempre con luchas fratricidas, pues representaban unos buenos negocios como proveedores de impuestos.

Nota.: Mucho cuidado con todas estas historias viejas, pues no hay completa seguridad de que todos los datos sean reales. No hay suficientes fuentes fiables, y aunque estas son las que más se repiten, podrían salir nuevos datos en posteriores investigaciones.