19.3.19

Mujeres de garnacha centenaria del Cuarto Espacio zaragozano

La cercanía de Zaragoza como centro metropolitano del Reino de Aragón y capital de servicios de todo el valle del Ebro, reforzada por la garantía de agua por ubicación advertida por Roma, cultivada y extendida por la Taifa y consolidada por Pignatelli, ha permitido desde tiempo inmemorial la educación en la urbe de muchas hijas e hijos de la provincia. Que encontraron en ella cobijo, calor y mercado. Estaba pensado en Francisco Goya y la importancia en su carrera de su matrimonio con Josefa Bayeu Subías.

Llegará el momento de las zaragozanas y nuevas zaragozanas, ahora es el de las que tuvieron y tienen el mismo origen goyesco, nacidos en esa provincia que tiene tanto IBI gracias a la industrialización de Zaragoza que se permite mantener interesantes instituciones provinciales y sufragar mejores servicios incluso para la Alta Zaragoza.

De norte a sur, voy a poner el acento en algunas de estas mujeres. Que desarrollaron su carrera educativa, artística o vital en la ciudad.

Debo comenzar por reivindicar a Ino Alcubierre, la actriz uncastillera que fue una de las primeras starlet del firmamento cinematográfico español, iniciado por el turolense Chomón. Por ella misma provoca unas fascinantes jornadas de cine mudo, que organiza mi querida Carmen Jiménez Aísa, una de las almas de la fecunda asociación “La Lonjeta”.

Seguro que Ino conoció a la fragante y simpar aunque discutida Raquel Meller de Tarazona, que no necesita presentación y a la que ya le dediqué unas líneas, dirigidas también a Florián Rey

Otra mujer, Carmen Pemán, dirige con sapiencia y originalidad el Festival de Cine de la Almunia que homenajea al último. Acerca gotas de alta cultura urbana a esta fascinante huerta universitaria. Las decisiones vitales de revitalizar antiguas villas con mercado pasan por comprender que han de poseer en la actualidad estos otros intercambiadores, solamente porque nos reunamos en una idea o pasión común aquellos que salimos. Aragón siempre lo agradece en forma de no cerrar carnicerías pero también de consolidar ejemplos a escala incluso europea.

Desde Calatayud vivimos llenos de la pasión que destila la pintora Rosa Anía y toda la asociación en que se integra, la Mariano Rubio, por su entorno del Sistema Ibérico. Cercana a ella, tuve la ocasión de disfrutar de un festival donde tienen una gran presencia simbólica gentes como Corcobado o Mariscal, el Saltamontes Festival. Celebrado en Torralba de Ribota bajo el pulso ritmo de la Asociación “Pueblos en Arte”, impulsada por esa isla no abandonada de artistas que residen en la localidad, impulsada por Alfonso Kint y Ana Bettschen y a la que pertenece una nueva aragonesa: la fascinante pintora Joon Eun Bae.

Además debemos nombrar emoción, para mí compuesta por una trilogía donde me dejo mucha gente.

A mí se me paran los sentidos en la pastería Segura de Daroca, atendida todavía por una de las matriarcas de la familia, hago seguimiento y consumo cuando puedo de los productos elaborados por jóvenes emprendedoras de Lécera que aprovechan y dan valor añadido al trigo de gran calidad de la cooperativa desde “Ecolécera” y seguí la trayectoria, por citar una de las primeras alcaldesas de la democracia, de Magda Godía Ibarz, al frente de uno de mis paraísos, Mequinenza.

Cómo efectuó o demandó desde el Ayuntamiento sabias restituciones para invertirlas en coadyuvar a la rehabilitación de su castillo, restaurar equipamientos como memoria histórica del pueblo sumergido, honrar a Jesús Moncada en vida y dotar al municipio de unas infraestructuras en forma de puerto fluvial que permiten la navegación deportiva del pantano por remeros como el equipo de Oxford. También impulsó la ordenación pero desarrollo turístico de este racò de Aragò a partir de la pesca en el pantano de Ribarroja.

Como mujeres anónimas que sostienen servicios y actividades destacaré a las diferentes directoras de colegios públicos de Ejea, liderando proyectos formativos que nunca dejan indiferentes. También a las que han impulsado la recreación histórica en las Jornadas Romanas de Almonacid de la Cuba, imposible no citar a las ceramistas blanquiazules de Muel: el callejero zaragozano me recuerda sus gestos en el torno cada día.

Cómo no mencionar en la provincia que alberga varios de los mejores viñedos del mundo, por fin reconocidos, a los proyectos de nuevos cavas y espaciados vinos que están llevando a cabo Susana Ruberte desde Borja y Lucrecia Lalanne desde Barbastro por excepción.

La denominación de origen Cariñena cuida y vendimia sus cru a través de sabias y fuertes manos femeninas portadoras de farcinos. Estoy seguro de que este sector que representa una de las almas, con el cerezo, del sistema celtibérico mejoraría sin duda con la incorporación de nuevas bodegueras, vendedoras, sumilleres… Divulgadoras y sabias consumidoras ya lo sois…

Artículo escrito en el mejor castellano posible, como me recordaría con todo su buen gusto doña María Moliner, que sigue mis pasos y el de todos los teclistas desde la atalaya en el Santuario del Águila de Paniza.

15.03 Luis Iribarren

No hay comentarios:

Publicar un comentario