28.3.19

Ebrópolis aprueba la Estrategia Zaragoza +20

Hoy se ha celebrado en Zaragoza el Consejo Rector de Ebrópolis y la Asamblea de Socios que han aprobado el documento de trabajo Estrategia Zaragoza +20 que ha sentado las bases tras dos años de trabajo de análisis y reflexión entre gran parte del tejido social y político de la Zaragoza Metropolitana, y en el que hemos intervenido más de 200 personas aportando ideas o reflexionando sobre las que aportaban otros responsables zaragozanos.

Líneas estratégicas urbanas, sociales, económicas, culturales, formativas, innovadoras, sostenibles, participativas, transformadoras sociales, para lograr una ciudad de Zaragoza junto a su entorno Metropolitano con más futuro, más capaz y amable, más solidario y transformadora, marcando unas líneas de trabajo de las que iremos hablando en posteriores entradas.

Antes de iniciarse la sesión ha intervenido el valenciano Federico Buyolo, director de la Oficina del Alto Comisionado para la Agenda 2030 del Gobierno de España en línea con los ODS Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Sin duda hay que realizar cambios profundos en nuestro comportamiento de gobernanza social y política, pues los tiempos son nuevos. No se trata de plantearnos si queremos o no queremos, en absoluto. Se trata de hacerlo ya y a tiempo o de no ser capaces de tomar las decisiones básicas cuando todavía es momento estratégico de tomarlas para que sean eficaces.

El mundo ha cambiado, y además en pocos años, a una velocidad muy rápida y sin posible marcha atrás. Esta frase anterior podría haberse dicho hace un siglo. En 1910 por ejemplo. Y pensar que era una tontería absurda. Se pudo repetir en 1935 para asustar y seguir pensando que no necesitaba la sociedad el cambio y que nada era urgente. O en 1973 o incluso en el 2008. Seguimos creyendo que esconder la cabeza de pensar es posible. Pero hoy se hablaba de una decenas de ciudades más pequeñas que Zaragoza que ya están trabajando en estas líneas y sus éxitos económicos pero sobre todo de calidad de vida, han aumentado.

Zaragoza puede actuar pensando que seguir peleados entre todos los actores principales de la ciudad es inevitable. Pero eso es aceptar una gran incapacidad. Zaragoza y los zaragozanos necesita gestores capaces, pues los planes y las ideas están sobre la mesa. Las estrategias ya están diseñadas y consensuadas. Pero falta lo más complejo. Valentía para ponerlas en marcha, sin que los insultos y los cabreos llenen nuestras mesas de reflexión. ZAragoza se merece tras mayo 2019, mucho más sentido común.

No hay comentarios:

Publicar un comentario