1.9.19

Zaragoza por Aragón 17 - Despoblación provincial

Si bien Zaragoza ciudad es la quinta capital de España, Zaragoza provincia es la número 15 de las provincias con sus 954.800 habitantes, lo que representa un 2,05% del total de España. Nos ganan en habitantes entre los territorios con capitales más pequeñas que Zaragoza, las provincias de Alicante, Málaga, Murcia, Cádiz, Vizcaya, Baleares, La Coruña, Las Palmas, Asturias y Santa Cruz de Tenerife.

Huesca como provincia está en el número 43 y Teruel el el número 49, solo por delante de Soria, Melilla y Ceuta.

Números realmente casi aterradores por cuanto representan cifras muy preocupantes. Mientras que la provincia de Zaragoza ocupa el 3,41% de la superficie de España tiene un 2.05% de su población. 


Pero estas cifras son mucho peores en Huesca con un 3,09% de la superficie y un 0,47% de la población española. O Teruel con un 2,93% de la superficie y un 0,29% de la población.

Esto es Aragón en cuanto a números de superficie y de habitantes. Una densidad bajísima, casi desértica, que nos debería llevar a un trabajo muy distinto al de intentar aplicar medidas correctoras suaves, pues además en los últimos 8/10 años hemos asistido a una pérdida de población en Aragón. Ni tan siquiera a un mantenimiento de la existente.

Pero incluso cabe matizar claramente que Zaragoza ciudad (ya no) sea la quinta ciudad de España, pues si bien lo es desde hace medio siglo, si analizamos las zonas metropolitanas que rodean a las grandes ciudades, vemos que Zaragoza ya está por debajo de Málaga, Cádiz, Vigo, Palma de Mallorca, Gran Canaria, el triángulo de Asturias y muy pegada a Murcia o Alicante. Ya estamos como la ciudad metropolitana número 10 y en breve es posible que bajemos a la 13 posición.

¿Y qué se hace desde Aragón para evitar estos números? Tal vez haya que asumir que los números no nos dice nada. Que las sociedades se mueven por otros parámetros. Y puede ser cierto. Pero el futuro nos espera y siempre se escribe desde el presente. 

Si hay otros territorios vecinos que van creciendo mientras nosotros decrecemos, hay que pensar que además de los fríos números lo hacen por ejemplo la rentabilidad en viajeros de los aeropuertos, del comercio nuevo que se crea, de la Universidad, del mundo de la cultura, de los servicios inasumibles por elevado coste al ser para pocas personas pero con grandes distancias  de un parte del turismo que desconfía de zonas con menos servicios, del atractivo de Aragón incluso para los propios aragoneses que se van de nuestro Aragón.

¿Es pues un problema de primera magnitud, al que se debería aplicar todo el conocimiento posible para intentar revertirlo? ¿Es solo un problema político o es también un problema social, intelectual, de futuro cercano al que hay que aplicar decisiones de consenso que hoy se antojan imposibles?

¿Qué sería de Aragón sin los números y el atractivo imán de la ciudad de Zaragoza, a la que despreocupamos, al verla como enemiga en vez de como motor de soluciones?



No hay comentarios:

Publicar un comentario