13.8.19

Zaragoza por Aragón 13 - El tranvía de Zaragoza y su NO futuro

La decisión del PP y Ciudadanos en Zaragoza, dando carpetazo definitivo a la segunda línea del tranvía, por esperada no deja de producir pena y desconcierto. La incapacidad del PSOE, de ZEC, y ahora del PP, asombra y preocupa en una ciudad como Zaragoza, grande y pequeña a la vez.

Zaragoza SI debería tener YA una Segunda Línea de tranvía, sobre todo porque tener una sola es la mayor idiotez en diseño urbano que se pueda decidir. Aunque ya sé que en Sevilla también tienen una sola y es un juguete. Por ello apostaron por el Metro. Pero… ¿sabemos por qué se está trabajando en Metro de Sevilla? Pues porque el Gobierno de Andalucía apostó por el Metro en Sevilla.
En Zaragoza NADIE ha sabido ponerse a trabajar con la DGA para lograr un servicio de tranvías diseñado para toda la ciudad de Zaragoza. Y aquí hay que añadir como responsables de la NO acción también a CHA desde el Gobierno de Aragón, compensado eso sí por el buen trabajo de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza.
Es verdad que los zaragozanos NO QUIEREN al tranvía. O parecen no querer más tranvía aunque lo valores muy positivamente. En el ayuntamiento de Zaragoza han ganado los que estaban en contra del tranvía y han perdido lo que estaban a favor como CHA. La pregunta sería… ¿debería la ciudad atender a esa nota de rechazo de la mayoría o pensar más en el futuro de la ciudad?

Porque los ciudadanos votan y eso sin duda, auspiciados por mensajes interesados. No es que los ciudadanos voten sin saber qué votan. Es que la maquinaria de manipulación social es tan inmensa que mueve voluntades en un número suficiente como para que sea SI o NO. Y lo saben bien los que trabajan en eso.

Zaragoza no tendrá un tranvía como necesita. Y sin duda además, hoy ya en 2019 es incluso una decisión lógica el abandonar definitivamente esa idea, mal nacida, mal proyectada, muy mal negociada. 


Cualquier intento por revivir una segunda línea nos llevaría como poco a 2030 como fecha más cercana y eso si se aprovechan los proyectos hoy diseñados, que lo lógico sería actualizarlos para esa fecha pues la propia ciudad se mueve.

¿Qué sentido tiene una sola línea de tranvía cruzando toda Zaragoza, incluso molestando en algunos tramos a cualquier otra forma de modificar el actual trazado del bus urbano? Optamos en su momento por cambiar las líneas de bus urbano más rentables por un sistema de tranvía que ha empobrecido la rentabilidad del bus. Y ahora ponemos al Norte y al Suroeste comunicado, pero dejamos al albur de “otro” sistema de transporte urbano todo el resto de Zaragoza. ¿Eso es inteligencia urbana?

Se dice que 230 millones de la obra para la segunda línea es inasumible por el Ayuntamiento. Y ES VERDAD. En eso tiene razón el PP y Ciudadanos… pero no tienen arrestos para ir más allá de ese dato, porque no les interesa mover ficha. 

Es inasumible para el Ayuntamiento, pero no lo es para el Gobierno de Aragón, con ayudas del Gobierno Central y de Europa. Nada nuevo, porque son sistemas que utilizan las grandes ciudades. Si fuimos capaces de hacer la Expo 2008 ¿no somos capaces ahora de hacer un sistema de transporte urbano válido?

El Plan de Acompañamiento de la Expo llevaron unas inversiones a Zaragoza que alcanzaron los 2.500 millones de euros en tan solo tres años. Y las obras del recinto sobre los 625 millones, más casi otros 300 millones de gastos en el recinto ya construido. Por cierto, cuantas complejas de comprobar. Dicen que el Pabellón Puente costó casi 90 millones y la Torre del Agua casi 55 millones. Por poner sobre la mesa algunas cifras que indican que cuando se quiere, se puede.

Pero si el cambio de decisión política es apoyar definitivamente otro sistema mejorado de bus urbano, que se haga y con urgencia. Hay posibilidades de hacerlo bien… pero estamos muy acostumbrados a que en Zaragoza nunca seamos capaces de hacer definitivamente algo a la altura de Europa.

Por cierto… cuanto costará la reforma de La Romareda?


No hay comentarios:

Publicar un comentario