21.7.19

Zaragoza por Aragón 04 - Cogullada

El polígono industrial de Cogullada construido en los años 60 ocupa más o menos hoy una superficie que puede superar los cuatro millones de metros cuadrados. Y está en plena zona céntrica de la ciudad de Zaragoza. O al menos en una zona que debería ser ya un desarrollo urbano y no industrial si nos atenemos a que dista 1,2 km de la plaza del Pilar y 1,6 km de la Plaza España, mientras hemos sido capaces por diversos motivos de crear barrios urbanos nuevos a una distancia en línea recta entre 7,6 y 8 km de las citadas plazas, referencia céntrica de Zaragoza. ¿Son inteligentes de cara al futuro de Zaragoza y Aragón estas decisiones urbanas?

Estamos hablando de un enorme espacio en la salida de Zaragoza hacia Huesca y Cataluña, y por ello de es lugar con tirón para haber hecho crecer la Zaragoza Metropolitana desde otros planteamientos.

Cogullada y su entorno es hoy una enorme parcela de terrenos industriales, discontinuos, agrícolas sin casi uso, totalmente rodeada de barrios que se han desarrollado completamente y limitada hacia el Este por el río Gállego y por el Norte por la Autovía. 

Una zona con todos los servicios básicos cubiertos y un uso que en los últimos años ha ido cambiando claramente, siendo cada vez menos industrial y más de almacenaje y distribución comercial. No es un espacio actualizado para las necesidades industriales del siglo XXI.

El límite de actuación de toda esta enorme parcela ya urbana tiene que ser la Autovía del Nordeste, dejando fuera de actuación todos los espacios cercanos a Mercazaragoza que también hay que revitalizar y ampliar.

¿Y qué se hace en otras ciudades con asuntos similares? Pues ni hay que trabajar en pelotazos urbanísticos ni en reconvertir plenamente la enorme zona en industrial de otro tipo de actividad. Lo que se tiende a realizar es un esponjamiento de la zona, con la creación de actividades mixtas que aúnan servicios, edificios de oficinas y comerciales junto a espacios de viviendas de moderna construcción, y mucha zona verde para disfrutar de los espacios, dotando a todo el conjunto de una línea argumental en el diseño y una seguridad pasiva alta.

La Zaragoza del futuro se tenía que haber planteado (y no se hizo del todo) en dos momentos claves de la historia del desarrollo urbano de Zaragoza que se desaprovecharon. Por una parte la construcción del Polígono ACTUR (años 70) que aun siendo creado con un concepto urbano distinto, no tuvo la osadía de haberse diseñado como un nuevo barrio moderno y rompedor. Por otra parte la construcción del Polígono Expo (años 2000) que siendo original en su diseño no lo fue en sus usos posteriores y se volvió a perder una ocasión espléndida de haber construido una parte de Zaragoza en uso las 24 horas del día con una mezcla moderna y útil de servicios y viviendas.

Por otra parte y como un activo muy importante cuando hablamos del Polígono Cogullada en toda su extensión como vacío urbano lo hacemos también sabiendo que es una zona con vías de tren en uso por varios de sus espacios limítrofes, ideal para reconvertir en un futuro más amplio en zona de contacto con todo el norte de la Zaragoza Metropolitana hacia y hasta Huesca. Y de Huesca y su posición estratégica hablaremos mañana.




No hay comentarios:

Publicar un comentario