18.8.19

¿Podría ser el Parque Macanaz un parque urbano totalmente distinto?

Cuando hablamos de parques útiles, de zonas verdes MUY utilizadas, podemos ver el uso que se hace a grandes parques en ciudades que han entendido los parques céntricos como mucho más que un espacio verde que hay que mantener aunque resulte caro.

Podríamos irnos a Barcelona, a Soria, a Madrid, a Berlín o Frankfurt, a New York o Londres y ver que los grandes parques céntricos de las grandes ciudades, son mucho más que espacios caros que hay que seguir manteniendo por obligación. 

Estas ciudades sin sus parques iconos no serán las mismas. Y sus ciudadanos vecinos admiran y cuidan sus parques, los usan y les dan unas utilizaciones que en ciudades como Zaragoza, con los grandes parques alejados de su centro urbano, no entendemos como fáciles.

Desde hacer muy diferente tipo de deporte a escuchar música. Desde tener dentro grandes zonas expositivas para ver arte a enormes monumentos y esculturas que les confieren calidad de visita. De tener pequeños mercados o grandes zonas de agua o espacios para pasear o decenas de lugares para estar tranquilamente en silencio.

Zaragoza tiene la mala suerte de tener sus grandes parques en las zonas exteriores de la ciudad e incluso de no haber sabido cuidar sus parques interiores hasta lograr que fueran pulmones verdes diseñados para su uso intensivo.

El Parque Bruil o el Parque Macanaz
son dos ejemplos de muy mal cuidado urbano. El Parque de Macanaz enfrente mismo del lugar donde más turistas se plantan a mirar Zaragoza, debería ser un espacio de abrazo a la margen izquierda, diseñado como decenas de parques importantes de todo el mundo, incluida España. ¿Ponemos como ejemplo a Murcia?

Macanaz es un espacio perfecto para crear un parque mediano en relieve y NO plano, con la osadía de un diseño adaptado al entorno de una orilla de gran río donde la seguridad debe ser diferente pero también los usos deben ser distintos. Hace más de un siglo estaba allí la Fuente de Neptuno por poner un ejemplo viejo. Hoy es un parque insípido.

Sobre el Parque Bruil poco que añadir a otras varias entradas. Yo me conformaría con que estuviera como nos lo entregaron a la ciudad.

De la Plaza de los Sitios mejor no soñar. Cualquier ciudad grande se las llevaría si pudiera con sus edificios públicos aledaños, algunos sin uso. 

Pero si se quiere podríamos hablar o insistir de la torpeza no resuelta de toda la pastilla de la calle Matilde Sangüesa que debería haberse convertido hace una década en una "ELE" verde frente al Ebro, la Seo y el Pilar, uniendo sus espacios sin uso al Parque de Macanaz y a la zona verde trasera del Balcón de San Lázaro hasta el Molino. 

En la imagen vemos en color verde claro la zona verde actual y en color verde oscuro la idea que planteó CHA Zaragoza (revitalizando solares públicos algunos sin uso, otros verdes discontinuos o aparcamientos públicos, incluida la Estación del Norte y un pequeño edificio de Hacienda) hace unos seis años y que nunca fue tomada en consideración por el Ayuntamiento. 

Era una idea sencilla, con muy poco coste, pero que abría la posibilidad de convertir toda esa zona en un referente verde urbano y céntrico, a poco que los tiempos económicos hubiera mejorado. Se presentó al tejido social y político, y aunque aplaudido nunca se tuvo en consideración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario