19.8.19

¿Hacia dónde va el turismo en Zaragoza ciudad?

El turismo cambia y cambian sus usos, sus formas, sus costes, la forma de llegar y quedarse. Y Zaragoza o Aragón no son ajenos a estos cambios. Cambia lo que busca el turista actual al llegar a su destino. Las motivaciones que le llevan a un lugar o a otro. La forma de hospedarse y la cantidad de economía personal que dedica a viajar. Cambian las procedencias de los turistas y con ello deben cambiar también las ofertas y los servicios que los propios destinos debemos entregar.

Es importante la forma de entrada del turismo. En Zaragoza el AVE ha logrado traer turistas con más facilidad desde Andalucía. Pero hay que ofrecerles algo que ellos no tengan. Por ejemplo a este tipo de turismo no le encaja La Aljafería, pero les puede entrar mucho mejor el mudéjar, el Pilar o Goya. Con los vuelos desde el aeropuerto, en clara bajada, nos entra un turismo internacional al que ofrecer gastronomía, arte, sociología europea del sur, historia.

Uno de los grandes retos del turismo de Zaragoza es lograr que estén como poco dos a tres días. Para ellos hay que definir rutas internas de entretenimiento diverso. Hay que ofrecer alternativas que atrapen al turista durante ese tiempo. Para dos días necesitamos al menos seis opciones diferente. Para tres días unas ocho opciones de rutas zaragozanas. ¿Somos capaces de diseñarlas y ofrecerlas a través de todos los lugares donde el turista accede?

Los hoteles saben que tienen en los apartamentos turísticos una competencia dura y en aumento. Hay pues que diseñar servicios añadidos, hay que mimar los ya ofrecidos, hay que observar los precios y analizarlos con cuidado. Hay que poner en más valor la relación personal de los profesionales de hostelería, para que ese valor añadido del hotel cobre más importancia.

Es importante seguir trabajando por abrir rutas hacia más países europeos, que lleven pero también que traigan. Y hay que diseñar opciones de entretenimiento para turistas, distintos, que trabajen el mundo de las emociones y las sensaciones, que explore opciones poco trabajadas pero que están funcionando en otros países como la arquitectura “diferente” las zonas verdes diseñadas para la tranquilidad, la cultura desde múltiples ópticas, la naturaleza diferente, el arte urbano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario