28.11.18

Ciclo de Cine Japonés del Festival de Cine de Zaragoza

KITANO Y OTROS A NUESTRO ALCANCE PARA RECORDAR HACIA DÓNDE EVOLUCIONAMOS

Todavía quedan unas sesiones para que podáis disfrutar del magnífico panorama que el Festival de Cine de Zaragoza ha dedicado a Japón este año, como país invitado.
De hoy hasta el viernes, podemos revisar una miscelánea representativa de seis autores con el mismo hilo umbilical.
Opción a aprovechar pues la cinematografía nipona –como las fascinantes coreana o hongkonesa- llega con cuentagotas a las salas comerciales. Y todo pese a que la sensibilidad y sensualidad artísticas, el respeto por la tradición y la delicadeza de composición  como rasgos distintivos globales del cine japonés, clásico o reciente, concretamente en Zaragoza o Barcelona, menos en Madrid, calen mucho.
La revisión de “Cuentos de Tokyo” de Ozu realizada por Yoji Yamada en 2013 –denominada “Una familia de Tokyo”-, cualquier propuesta del singular Kore-Eda –el Murakami del reciente cine japonés- o la fascinante historia “Una pastelería en Tokyo” de Naomi Kawase, sin embargo, han sido reveladoras en cuanto a que han marcado un camino de no riesgo, pues tuvieron un innegable y merecido éxito. Y se programan incluso en la 2 con relativa asiduidad.
A nadie puede sorprender, porque dan con el dedo en la llaga de la deshumanización, abandono de niños y mayores, pérdida de trabajo estable, fortaleza de los grupúsculos y mafias y crisis que marcan como señas de identidad la actual sociedad y familia japonesa, que solo subsiste como unidad de producción en su momento de mayor crisis económica por falta de inflación y demográfica, por falta de obreros cualificados, antigua principal aportación de Japón a la artesanía e industria universales.
Lo que nos recuerda tantas cosas…
Circunstancia que el paisaje exuberante y abandonado en el medio rural y la pervivencia de  tradiciones singulares, tanto en Japón como en España, hace todavía más lacerante… Siendo otro rasgo común entre ambas culturas alejadísimas: los pelos que nos estamos dejando en la gatera de la familia, de las costumbres como cultura en positivo, las difíciles relaciones con la parte de la sociedad desahuciada, jubilada, adolescente o infantil para la que no hay tiempo. 
Todos ellos abandonados o con el tiempo de dedicación mercantilizado. Que se siente como una abismal falta de respeto de la sociedad hacia sí misma en ambos lugares. A todo ello apunta, siempre desde la educación y refinamiento exquisito, la galería de perdedores que está componiendo el reciente cine japonés de alcance universal.
·     Con gotas de violencia necesaria como metáfora en el caso de Kitano, un poco macarra en la vía de Mishima. Lo que hemos sido en cuanto que temidos y cómo hemos terminado… Sin proyecto colectivo ni personal.
·     Con el respeto a la iconografía del cine clásico japonés, tratamiento exquisito de los actores, y puesta en valor de la tradición y cultura popular japonesas por inversión de la vida cotidiana, para concienciar, del dulce Yoji Yamada, alter ego de Kawabata.
·     Con el sutil y penetrante tratamiento de la crisis de la familia japonesa, que no es sino la de la familia universal como único escenario de dramas, del magnífico Kore-Eda.
Os queda poco para disfrutar de nuestro espejo de las antípodas, válido por valiente y escrutador por falsamente diferente del reflejo que no vemos de la sociedad española. A la que incluso yo en ocasiones miro con el mismo nulo detenimiento de cuando me repaso la barba.
Me gustaría que me quedara bien, pero no me quiero ver. 
Damos demasiadas cosas por sabidas y nos obligan demasiado al frentismo e intolerancia. Cuando más me doy cuenta es cuando veo elementos comunes en el cine oriental, que me hacen tener un halo de esperanza por un nuevo humanismo que ellos lideren.
Especialmente recomendable es la música de Joe Hisaishi, adobando con nostalgia todas estas historias.


PROGRAMACIÓN PENDIENTE FILMOTECA
MIERCOLES 28 DE NOVIEMBRE
  • 18:00 País Invitado: "Dolls" de Takeshi Kitano (114') Japón, 2002 Filmoteca Zaragoza. Entrada libre.
  • 20:15 País Invitado: "Nagasaki, recuerdos de mi hijo" de Yoji Yamada (130') Japón, 2016 Filmoteca Zaragoza. Precio entrada: 3€

JUEVES 29 DE NOVIEMBRE
  • 18:00 País Invitado: "Nobody to Watch Over Me" de Ryoichi Kimizuka (118') Japón, 2009 Filmoteca Zaragoza. Entrada libre.
  • 20:15 País Invitado: "I am hero" de Shinsuke Sato (126') Japón, 2015 Filmoteca Zaragoza. Entrada libre.
VIERNES 30 DE NOVIEMBRE
  • 19:00 Recital de koto (arpa japonesa) a cargo de la maestra Fuyuki Enokido, Museo Foro Romano. Entrada libre.
  • 21:00 País Invitado: "Thermae Romae" de Hideki Takeuchi (109') Japón, 2012. Filmoteca Zaragoza. Entrada libre.

28.11 Luis Iribarren

No hay comentarios:

Publicar un comentario