27.11.18

Medalla de Aragón a los ponentes de la Constitución

Ayer se entregaron las Medallas de Aragón a los ponentes de la Constitución española que ahora cumple 40 años. Una norma de funcionamiento que ha logrado la actual España desde aquella mísera España dictatorial, y que además lleva 40 años de vida, es sin duda con estos mimbres una buena Norma de Convivencia estatal. Lo cual no quiere decir que no tenga algunos conceptos que hoy y con otra generación de ciudadanos en el país, necesita algunos retoques o reformas, para que siga viva y con energía.

Roca, Herrero de Miñón o Guerra son ejemplos de políticos “diferentes” de los que hoy se necesitarían para reflexionar sobre los problemas actuales. Incluso nuestro propio Presidente también debería reflexionar sobre algunas actitudes con algún compañero de Gobierno en este mismo acto, del que no parecen aprender en un PSOE anclado en los años 80.

Para las grandes metas se necesitan grandes herramientas y excelentes conductores del proyecto. Las mediocridades no nos sirven. Y para resolver los problemas que afectan hoy a España, algunas declaraciones suena a incapacidad para entender lo que sucede. Nadie está en Aragón por la labor de desmembrar España. Muy poquísimas personas quieren que Aragón esté fuera de España, y todas ellas son personas sin la suficiente información que sirva para desarrollar una idea válida.

Por eso no sirve de nada seguir alentando miedos y absurdas ideas desde responsables políticos aragoneses de alto nivel. Que Miguel Herrero de Miñón, un excelente político conservador, nos siga ofreciendo reflexiones sobre lo que fue y lo que debería ser, y resulten más novedosas y modernas que las que tenemos hoy entre manos, es un síntoma de que en el camino hemos perdido mucha calidad política. Y que Roca o Herrero entiendan mucho mejor el papel de Aragón que nuestro propio Presidente de Aragón, es como poco triste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario