20.4.19

Propuestas de política macroeconómica estatal para Huesca by un JTV

Ayer leí atentamente, y después releí, esa batería de cuestiones relacionadas con Huesca –que no fueron tantas- por las que se le inquirió desde Heraldo al candidato jacetano de campanillas pepero, el inquieto Mario Garcés.

Se presentó a sí mismo como liberal pero sensible socialmente –su momento de pernocta solidaria en la Puerta del Sol es la mayor sinfonía del postureo porque cuela que le he leído nunca a un político ¿aragonés?-. Solo empatado con asistir disfrazado a ofrendas florales como Corporación republicana porque vas en representación.

En el caso del ideólogo casado, son una serie de atributos que no le conocí cuando estudiábamos juntos y me parecía sociata distanciado. Este hombre que ha hecho una fascinante carrera de trepa Sorel, desde su inequívoca libertada y quizá en el buen sentido. Desde luego que representa a un nuevo PP oscense porque su advenimiento como candidato es a costa de, en paracaídas desde fundaciones madrileñas, y estando lejos de la estirpe conservadora de su localidad: binomio Armando Abadía y liberal de trato exquisito, éste seguro, el tristemente desaparecido Manuel Giménez Abad.

Otro jacetano frontero, Fernando Gimeno, mece la mano de la cuna de todas las financiaciones que se le encomienden. Parece regular el cepillo con sueldos jaqueses, pone y quita inversiones. Seguramente hace más magia que Control y Smiley juntos, porque sus razones siempre tiene.

Todos estos personajes, presentes y pasados, no estaban ni están demasiado preocupados por su jubilación jacetana con chaqueta tirolesa y bastón de boj con punta de acero. Una chapa de edelweiss en la solapa de la primera estación de Candanchú y pasaporte para ser JTV, jacetano de toda la vida.

Mario, que no tiene discurso oscense macroeconómico porque la nieve como tema se la quitó Marcelino, ha vuelto a poner el acento en la condición estratégica de Huesca, baluarte entre secesionistas. Provincia de España que garantizará la comunicación con Francia –se le ha ido la pinza antifederalista- y que debe recibir inversión estatal como almacén y puesto fronterizo. Como cuartel y soporte espiritual. Un ideario tan poco liberal pero tan conveniente para seguir dormidos que aún le saldrá bien la jugada.

Es curiosa la nostalgia de todos nosotros, incluso yo, por los paseos tras guiñote por la calle Mayor de Jaca de los 50. Añoramos aquella Jaca cuartelaría y carabinera con hoteles para escapadas reales que nos contaron –yo, modo somarda, conste-. La muerte pasada y presente por mera exposición para esa Sabi de la que nadie nunca habla.

Avanzados los tramos de autovía del Somport más por Víctor Morlán que por él mismo, que también ha influido en cierta manera en hacer tres kilómetros por año en los momentos de casi intervención –que diría Mariano-, pone mirada de estadista pirenaico hipster pepero para arrebatarle al PSOE ese diputado por Huesca que parece que se le va a atragantar a Unidas Podemos. Minorados en mi provincia por su división interna, la probable abstención de buena parte del electorado de CHA y la no reválida del sensible diputado ecologista Jorge Luis Bail.

No creo que conozca a fondo Mario, porque juega en otra liga, a esa Huesca hecha a sí misma de grandes y jóvenes empresarios emprendedores en agroalimentación y turismo. Tampoco creo que se la vayan a contar Petón ni Lasaosa.

Qué más da, le han puesto para mover dinero en inversiones supuestamente para Canfranc. Esa idea nunca mimada, gestada y siempre maltratada por la ideología a la que representas en esa provincia a la que consideras macro. Te vas a encontrar todos los proyectos bien ejecutados o diseñados por Soro…

Es una pena no poderte rebatir tu campaña cuerpo a cuerpo desde CHA. Desde un ideario respetuoso con todas las memorias históricas, federalista, republicano del casino de la Unión Jacetana de la Calle del Carmen –recuerda, no del de Echegaray- y aragonesista redistribuidor. De esas becas que nos permitieron estudiar a nosotros. De la lucha por esa igualdad material que, al parecer, ahora te repugna a favor de cierta caridad presupuestaria demócrata cristiana.

No te preocupes, que ya te haré un seguimiento y nos encontraremos ideológicamente. Entonces comprobaré la hondura de tu liberalismo. Desde tu ciudad de Galán y García, ¡Viva la República!

14.04 Luis Iribarren

No hay comentarios:

Publicar un comentario