8.4.19

Lambán también cree en un socialismo aragonesista. O eso dice

Estamos en plena euforia de los sondeos electorales (cocinados o sin cocinar), para ver la luz o para ver caer al enemigo. España se mueve con los sondeos y lo sabemos, lo cual no deja clara nuestra madurez política. Todos pendientes del super sondeo del CIS que amenaza con ser la madre de todas las tendencias y decisiones. ¿Podremos votar algo distinto a lo que nos diga el CIS?

Ayer en Zaragoza Lambán se salió, eufórico en su intervención junto a Pedro Sánchez habló del aragonesismo y nos advirtió a todos los aragoneses que el PSOE es el cajón donde también están recogidas las esencias aragonesistas del PAR y de CHA, ya que estos (jope) no pueden presentarse a las Elecciones Generales. Jopetas, cómo afinan y se crecen algunos. Vayamos por partes.

El aragonesismo es algo muy diferente a lo que ha realizado Lambán en estos años. Muy distinto. 

Eso no quiere decir que no haya aragonesistas dentro del PSOE, algunos incluso sin saberlo ellos mismos.

Aragonesista era el PSA pero se lo comieron. Y aragonesistas de primer nivel eran algunos de los dirigentes de aquel PSOE viejo de los años 70 y casi 80. Luego ya vino el centralismo, la mirada y las visitas a Madrid, y así es complicado ser aragonesista.

A Madrid se debe ir a explicar, exigir, negociar, marcas espacios territoriales, hablar de deudas históricas o de respeto hacia Aragón. Pero no se debe ir a pedir permiso, a solicitar que se medie, a pedir consejo, a obedecer.

Yo desearía con FUERZA que volviera a nacer otra vez el PSA, lo liderara quien fuera con tal de que volviera a resurgir. Es decir, no descarto ni al PSOE ni al PAR ni mucho menos a CHA. Aragón necesita a todos y todas para resurgir. Pero no nos engañemos a los cubiletes. Por delante de todo Aragón, y después a Madrid como amigo y no como padre.

Y eso si, si de verdad creemos algunos en el PSA, en el socialismo aragonesista, debemos ponernos a trabajar más pronto que tarde. Menos declaraciones y más mesas de reflexión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario