6.11.20

Puente de Piedra de Zaragoza, peatonal. Algún día, alguien se atreverá


Algún día, algunos zaragozanos verán peatonalizado el Puente de Piedra de Zaragoza hoy abierto con circulación restringida. Quien sepa encontrar la solución para que lo vecinos de la zona mas afectada en lo negativo —las zonas urbanas de entrada al Barrio del Rabal y Barrio Jesús— vean resueltos sus problemas de movilidad, tendrá premio. Pero ni es sencillo ni mucho menos barato, aunque soluciones sí hay.

Es cierto que no son muchos zaragozanos los afectados, pues las soluciones para el final del Rabal, del Picarral o del final del Barrio Jesús, Vadorrey o La Jota son muy fáciles y diferentes. Pero la afección sobre todo en transporte público es muy importante

Queda pues el núcleo histórico del Rabal y la zona de Sobrarbe como zonas de complicada solución. 

Cabría a largo plazo —yo no creo capaz a Zaragoza de intentarlo en el medio plazo— pensar en un nuevo puente sobre el Ebro, pero sólo tendría sentido entre el Puente de Hierro y el de Piedra, lo que en nada resuelve el problema de las zonas afectadas. Toda solución pasaría en ese caso por dar más sentido de tráfico —todavía más— a la calle San Vicente Paúl, por donde habría que encauzar todo el tráfico de autobuses que circularan desde el Puente de Hierro o desde el nuevo puente.

Pero todavía es necesario resolver el problema para los vecinos del Rabal. Su línea 35 de autobuses es la gran perjudicada pues la 39 tiene sencillo desvío por el Puente de Hierro. Pero en la actualidad el 35 ya sube hasta Parque Goya por el citado puente, dando más vuelta. Se trataría de que la entrada al centro de Zaragoza también se produjera por el mismo puente, desde la orilla del Ebro, cambiando alguna dirección de la zona, entrando por la calle de San Vicente Paúl a la que saturaríamos. 

Peatonalizar el Puente de Piedra tiene sentido si se hace a la vez que se peatonaliza la calle D. Jaime. La idea correcta sería crear una vía peatonal que uniera la Plaza de España y el Rabal en una pastilla cuyas líneas mayores serían la calle Alfonso y la calla D. Jaime. En medio casi toda la zona histórica de la Zaragoza más antigua y con más posibilidades para ser toda ella peatonal a medio plazo. Y sobre todo Comercial y de Ocio aunque hablar de esto en plenos meses de pandemia parece una temeridad.

Como beneficio para todos los vecinos de la margen izquierda de Zaragoza está el poner en valor la entrada histórica de sus barrios, como lugar de paseo y disfrute, uniendo la zona del Balcón de San Lázaro y Parque de Macanaz con el centro de la ciudad de una manera todavía más agrupada. 

¿Se imaginan un Puente de Piedra lleno de artistas exponiendo sus obras en ciertos momentos del año, una entrada a la calle Sobrarbe, San Lázaro y la zona de la Estación del Norte convertido en un Covent Garden o un barrio de Camden, como en Londres? ¿Y una zona verde y peatonal que uniera la zona de las calles de Sangüesa y aledaños con Macanaz?

No hay comentarios:

Publicar un comentario