24.11.20

¿El palacio de la Lonja de Zaragoza como Museo Goya? ¿Estamos tontos?


Escucho y leo que el Ayuntamiento de Zaragoza está trabajando en convertir a Zaragoza en la Ciudad Goya lo cual es una buena idea que ya se ha intentado en otras ocasiones con fracasos absurdos de incapacidad. Ahora hay un intento nuevo que gira de momento sobre dos ejes. Convertir la Estación Delicias en Estación Goya lo cual me parece un acierto pequeñito pero nos sirve, y en convertir el palacio de La Lonja de Zaragoza en un Museo Goya, lo que indica que quien haya tenido la idea ni sabe lo que es la Lonja, ni lo que es un Museo, ni lo que tenemos en Aragón del genial Goya. 

Es tremendo constatar la incapacidad para poner a Goya en su sitio, para mirar "a lo grande", para entender que Goya es mucho más que una sala de Exposiciones. Hay gestores que confunden los término y creen que es lo mismo una Sala de Exposiciones que un Museo del siglo XXI, y que cualquier pared en donde se puedan colgar cuadros se puede convertir en lo que sea, incluido un despacho.

La Lonja es maravillosa para lo que se utiliza, un espacio de gran calidad para exposiciones de gran resonancia y oportunidad, que debe cambiar su contenido cada cierto tiempo para darle agilidad y para demostrar que está viva. Tremendas y maravillosas calidades en algunos de sus muchos trabajos. Es un ejemplo en Zaragoza de otros espacios similares como en muchas otras ciudades en un lugar privilegiado. 

Pero un Museo no tiene nada que ver con una maravillosa sala de exposiciones. O lo que es lo mismo. Una Sala de Exposiciones si la queremos ascender de categoría no se trata de convertirla en Museo, pues eso es degradarla. Juegan en otro concepto cultural y artístico, en otro modelo. 

Tenemos en Zaragoza dos condicionantes muy importantes a la hora de encara la creación de un Museo Goya. La POCA obra de Goya y lo muy repartida que está entre diversas instituciones públicas y privadas. 

Un Museo de Goya necesita trabajar (negociar mucho) en esas dos vertientes. Aunar toda la obra de Goya que se pueda… para demostrar y enseñar qué fue y sigue siendo Goya y sus escuelas posteriores, y hacer todo eso en un solo espacio expositivo, pedagógico y que levante la figura de Goya. No se trata de lograr visitantes desde Barcelona, sino desde Corea o de Tokio, desde Singapur o desde China, desde New York o desde Buenos Aires. 

Un Museo de una figura artística (como las decenas de Museos dedicados a un autor y que existen repartidos por todo el mundo) cuando son temáticos deben constar de una serie de elementos mínimos que NO ENCAJAN en La Lonja por tamaño.

¿De verdad no hay nadie que sea capaz de recuperar el antiguo proyecto de Museo Goya en la Plaza de Los Sitios (otro emblema escondido) y darle una docena de vueltas? 

¿De verdad seguimos sin entender que la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos es un edificio que se caerá más pronto que tarde? 

¿En serio no somos capaces de convencer a Ibercaja para que preste su edificio de esa misma plaza como un elemento imprescindible, por ejemplo para los grabados? 

¿Tampoco es posible hablar con el Gobierno para recuperar algún gran edificio de esa Plaza Los Sitios? 

¿Y si fuéramos pensando en modernizar la parte asistencial de algunos edificios municipales como La Caridad que complementarían toda esa zona, trasladando con mas calidad esos servicios a otros espacios nuevos y bien diseñados? 

La Plaza del Pilar, sin duda, merece una vuelta de limpieza y ordenación. En eso estoy de acuerdo con el proyecto. Pero no pasa por tocar La Lonja. Para por restar publicidades, por encajar el edificio de Turismo en donde ya está preparado para irse. Y pasa por dotar de servicios a todo el conjunto de la plaza, pues además de ser monumental y patrimonio de todos, nunca debemos consentir que sea un espacio muy grande de cemento frío. 

Hay muchas maneras de amueblar la Plaza del Pilar y que esas formas urbanas de amueblamiento sean movibles y por eso efímeras. Igual que montamos el Belén, hay ejemplos en otras ciudades europeas (sobre todo de Centro Europa) de plazas históricas que cambian de fisonomía varias veces al año, e incluso varias veces a la semana. La Plaza del Pilar debe ser un EJE y para ello hay que dotarla de vida en su interior para que se contagie a sus muchos edificios que rodean el cemento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario