12.11.20

Las calles vacías de Zaragoza se iluminarán en Navidad


No parece muy lógico que en las actuales condiciones de necesidades económicas muy altas para paliar los efectos de la pandemia en algunos sectores zaragozanos, nos dediquemos desde el Ayuntamiento de Zaragoza a gastarnos 700.000 euros en iluminación navideña aumentando en un 75% el gasto de años anteriores, por mucho que se diga que es un aliciente para apoyar a los comercios y al consumo. 

¿Cerramos hostelería, reducimos horarios de los comercios por la tarde y nos creemos que iluminar las calles sirve para algo? Eso sin pensar que nadie es capaz de saber en qué situación estaremos en diciembre.

Zaragoza a partir de las 20 horas está casi vacía, la actividad ha bajado notablemente a partir de las 19 horas… como es lógico. 

El espíritu navideño de este 2020 será muy distinto e intentar ponerle luces cuando lo que se necesita es una reflexión muy severa sobre lo que nos está sucediendo y lo que realmente hacemos para que no se repita o para que sea lo menos doloroso a las familias, parece un error.

Para miles de zaragozanos en ERTE, en pobreza, con sus comercios o negocios cerrados, con una facturación bajísima, para los autónomos que no pueden seguir, para las empresas que han visto menguada su facturación, para los desempleados y los enfermos o para las familias de los zaragozanos fallecidos por el COVID, poner luces… parece frívolo. 

En Olivar, Miralbueno, Arcosur o Valdefierro por poner algunos ejemplos, no necesitan luces nuevas que nunca han tenido, necesitan apoyo a sus servicios, a sus problema perfectamente conocidos. 

Si no hay economía, no puede haber consumo, por muchas luces que le pongamos a la calle vacía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario