3.2.21

La Avenida de Cataluña de Zaragoza, sí tiene quien le escriba

Lo que está haciendo el Ayuntamiento de Zaragoza con el asunto de la Avenida Cataluña es el clásico juego de cubiletes donde todos los presentes saben que hay bolita pero todos se la esconden para que los vecinos nunca sepan en qué momento tendrá solución su problema. Este asunto me ha ocupado decenas y decenas de horas como vocal del Rabal, como negociador en Zaragoza y en Madrid, en el Ayuntamiento de Zaragoza y en el Congreso de los Diputados. Y hasta aquí puedo o quiero hablar. A los gestores de Zaragoza se nos tenía que caer la cara de vergüenza por no ser capaces de haber resuelto este problema simple, sencillo, enmarañado porque era un caramelo que se iban pasando de mano, de cubilete, sin que nadie quisiera o pudiera resolverlo nunca.

A la inmensa mayoría de zaragozanos la Avenida Cataluña les suena a chino, como les suena a chino varios de los problemas graves que tiene Zaragoza escondidos por la misma incapacidad de saber resolverlos. Simplemente es incapacidad de las instituciones. No es cuestión de dinero, ni de como he escuchado hoy en el Pleno, de que se dejara la Avenida Cataluña sin dineros por la anterior corporación. Es tan cierto como es a su vez mentira. Nos quieren volver a cambiar la bolita de cubilete. ¿Dónde está el dinero que aportó Madrid? ¿Y el que aportó la Junta de Compensación? ¿Va servir de algo todo lo realizado hasta el momento, sabiendo que el proyecto que lleva años terminado sobre el papel, no servirá pues aparecerá otro gabinete, otro arquitecto que deseará hacer "el suyo" y no el del otro? ¿Cuánto dinero de la Avenida Cataluña se ha ido escapando hacia otras gestiones de Zaragoza en estas décadas?

Zaragoza no es una Gran Ciudad, si acaso una ciudad Grande, y eso sin ser culpa de nadie, es culpa de todos. Hay decenas de actuaciones que están enquistadas, que se olvidan, se pierden, quedan enterradas en millones convertidos en polvos. ¿Os hablo de Teatro Fleta, Fuenclara, Giesa, Museo Goya de la Plaza los Sitios, Pontoneros, Pignatelli, reforma del parque José Antonio Labordeta, etc. Miles de horas perdidas para nada. No sé cuantas hemos dedicado al tranvía y su famosa Segunda Línea. Seguimos enquistados en la Romareda incluso intentando rescatar la misma idea que se paralizó por los juzgados ante la denuncia de un partido político para que no se celebrara la inauguración de la Expo 2008. Imaginemos que estamos hablando de una obra que debería haber estado terminada en hace 13 años. Y todavía estamos hablando de si son galgos o podencos. No era un problema ni legal ni de oportunidad, era un problema de que no se consentía que unos hicieran lo que otros no querían. ¿Cuánto costó el proyecto posterior de una teórica Romareda en San José? 

La Avenida Cataluña no tiene solución simplemente porque no le interesa que la tenga a los grandes propietarios de los terrenos de la zona. 

No de los pequeños propietarios aunque sean bancos, no, de los que tienen el magro, el sabor, la capacidad para llamar y ser recibidos. Si ellos tocaran el PITO, se resolvería. Pero de momento no quieren empezar a edificar en una gran zona de reserva, hasta que ellos quieran. Y el Ayuntamiento, los Ayuntamientos, mientras tanto sin saber desenredar la madeja.

Creamos en su momento un Arcosur en una zona totalmente alejada de Zaragoza pero abandonamos zonas totalmente consolidadas y con servicios para crear otro problema añadido a Zaragoza. 

Ahora nos sacamos de la manga una Lonja en la Plaza del Pilar como Espacio Goya sin saber lo que se dice, simplemente para estar en candelero. Funcionamos a golpe de tontada. pero lo curioso es que así funcionamos todos, no hay excusa. Simplemente porque mezclamos sin saber cocinar.

La Avenida Cataluña debe ser tomada en serio por el Ayuntamiento en pleno, por todos y sé lo que digo cuando digo todos, y resolverla de una puñetera vez, que no es tan complejo entender que Santa Isabel y la Zaragoza que desemboca en el Puente de Piedra, en la Plaza del Pilar, debe tener una dignidad básica. No es tan caro, no nos engañemos otra vez, es simplemente ganas de impulsar, de creer en la Avenida Cataluña como desarrollo urbano de la Zaragoza del futuro. 

Por cierto, que se me olvida y no está bien. Las Fuentes y San José se están convirtiendo en otro problema añadido a la ciudad de Zaragoza. Ya sé que no podemos atender a todo, pero que no se nos olvide pues luego saldremos en los Telediarios y nos llevaremos las manos a la cabeza.

Julio Puente Mateo

3 comentarios: