25.1.19

¿Tranvía o autobús urbano en Zaragoza del futuro?

Era el diciembre de 1957 cuando el diario zaragozano El Noticiero publicaba esta nota, haciéndose eco de lo que sucedía en Barcelona. Estaban quitando el tranvía del centro de la ciudad para poner en su lugar autobuses urbanos. Y desde Zaragoza se alertaba de la barbaridad que esto suponía, relatando las ventajas del tranvía en relación al autobús urbano.

Han pasado más de 60 años y las tornas han dado la vuelta al debate. ¿Qué es finalmente mejor el tranvía o el autobús?

Pues depende de zonas, de ciudades, de inversión, de cantidad de usos, de sostenibilidad, de costes, del tipo de tráfico en la zona, del servicio que ya existe.

Se nos olvida que el tranvía, ahora en el siglo XXI viene a sustituir a otras líneas de autobús urbano. Y que si estos servicios funcionan bien, no añade mucho. Hoy los autobuses se pueden convertir en menos contaminantes, en más baratos de consumo, en líneas con prioridad semafórica. Y además tienen la ventaja de que no están atados a unas vías de cara a accidentes o conflictos. Y no necesitan una inversión de obras.

El tranvía tiene la ventaja de su mayor capacidad de uso, aunque en Zaragoza hace ya bastantes décadas que despedimos a los trolebuses de dos pisos, que también eran capaces de llevar a muchas personas.

De cara a la Línea 2 del tranvía en Zaragoza, estoy seguro que se seguirán escribiendo páginas de tinta y debates muy diversos tras el mayo 2019 del cambio o no que se pudiera producir en el Ayuntamiento. La pregunta es muy fácil de hacer y parece que imposible de responder.

¿Por qué en Zaragoza no entra el Gobierno de Aragón de verdad y no de convidado de piedra, en las inversiones para el tranvía de Zaragoza? 

Podemos fijarnos en todas las demás ciudades que son más grandes que Zaragoza o más pequeñas pero tienen tranvía o Metro, en la España donde los Gobiernos Regionales apoyan sin fisuras o lideran directamente estas inversiones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario