19.1.19

Pieles de Zaragoza 006 - Reflejos en la Expo 2008

En Zaragoza nada se nos debe torcer, no estamos para contemplar el futuro como roto o torcido, estamos para verlo recto y con capacidad de llegar a las metas que necesitamos. No es optimismo vacío, es necesidad. 

Este pequeño trozo de la piel zaragozana es perfectamente reconocible. Es el recinto de la Expo, ese mismo que sigue a medio utilizar y que constantemente nos cuentan milongas y promesas que nunca se cumplen. 

Pero nosotros vamos a seguir teniendo ese convencimiento de que al final será posible el futuro. Vamos a seguir dejándonos engañar. No nos queda otra. Y aprenderemos de una vez a decidir a quién elegimos para que no nos prometan mentiras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario