16.2.19

La Zaragoza que despierta poco a poco

Nuestra Zaragoza como todas las ciudades del mundo, no es una sino trino como poco. La Zaragoza nocturna nada tiene que ver con la de la luz consumista comercial, y esta tampoco nada con la de la madrugadora ciudad casi vacía, recogedora de entuertos y botellas, de sudores y lágrimas por no haber podido ser.

Cuando el sol quiere alumbrar, algunas personas cierran los ojos deslumbradas por la derrota de la noche. Otras quieren tomar conciencia de que todo sigue igual, mientras el frío húmero de cada mañana nos recuerda que hay que seguir escribiendo el día que nace.

Vuelve la Zaragoza despierta a querer conquistarnos. Y nosotros a dejarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario