15.2.19

Reforestación inteligente de las orillas del Ebro, Isuela y Turia

POR UNA TRASLACIÓN HANAMI y UNA REFORESTACIÓN INTELIGENTE DE LAS ORILLAS DEL EBRO, ISUELA Y TURIA - En la imagen, la ribera del Potomac y selva de ribera del Cinca en Monzón, salud física, espiritual y de los sentidos a coste casi cero.

A Julio Puente le encanta y está encima del trabajo de las contratas de jardinería municipal de Zaragoza. Dice que se vivieron tiempos mejores, como también los vivió el Parque de Huesca, tan querido para toda nuestra provincia. También porque antes eran espacios exclusivos que se mimaban, ahora el parque de Huesca que más me gusta es un bellísimo que compartiré

Se mira desde el Óvalo a la huerta de Teruel o desde el puente de la antigua nacional al Jalón en Calatayud y… se ven inversiones en canalizarlos de la CHE, se advierten dineros metidos en el Canal, hay momentos puntuales como el curso del Vero en Barranqué-Barbastro, antigua trasera puesta en valor.

Aún con todo hay la falta de la primera conciencia de iniciativas ciudadanas como las del Alcalde Joaquín Saludas en Monzón, un monolito en Aragón de qué son políticas verdes sostenibles. En forma de plantación y vivencia ciudadanas de las antes degradadas y solo apreciadas por graveros riberas del Cinca.

Tuvieron que venir Ayuntamientos de izquierda a Zaragoza para solucionar la Ribera del Ebro por nuestra Zaragoza, piensa incluso la Margen Izquierda del Ebro. No es del todo cierto ni cierzo que solo Belloch lo lograra sino que lo que se produjo fue una constelación de casualidades y de conveniencias de contratar por motivos urgentes.

Hay que reconocer que ha quedado “macu”, que la iniciativa privada tira un poco, que oír música en la Ribera puesta por alguien que simplemente no termine su educación musical en OT elevado a n, es una delicia de brisa con olor a fango limpio incluso en verano.

Pero no nos dejemos dormir. Ahora es el momento de nuestra iniciativa ciudadana.

En Zaragoza se plantaron especies de repoblación, pinos que se caen, pero se ha evolucionado hacia una mayor relación botánica con el territorio. Hay muchos y bellísimos latoneros, incluso gingkos bilova y cada vez menos plátanos provenzales.

Pero suturar Aragón es redotar más si cabe a Zaragoza, Huesca o Teruel ciudades de un mayor peso, por obligación, de representar a su entorno.

Imaginemos una ribera del Ebro embellecida por almendros, ciruelos y cerezos incluso de fruta comestible.

Se produciría el mismo efecto que el de la foto en primavera, pues uno de los hanami mundiales más espectaculares es el del río Potomac en Washington por simple donación de 400 sakuras del Gobierno japonés.

Hay que crear el primer paseo de floración europeo en Zaragoza, por obligación de mejorar su representación del conjunto de Aragón. Empecemos por el Ebro y sus riberas. Involucremos desde ya a la Fundación Once para generar un paseo olfativo.

15.02 Luis Iribarren

No hay comentarios:

Publicar un comentario