28.5.21

¿Debe prohibirse que los perros entren en las zonas verdes?


Esta semana he recibido dos quejas de vecinos por el uso que los animales e compañía hacen de las zonas verdes, en concreto de los parques, ensuciando la hierba y con ello provocando que los niños no puedan jugar en estas zonas de los parques. Una desde el Rabal y otra desde la Jota.

Y me planteaban en ambos casos como solución acotar zonas para los perros, cerradas o encerradas, donde estuviera allí el espacio en donde solo pudieran moverse los perros, prohibiendo su entrada en el resto de zonas verdes. Veamos unos detalles del problema.

Acotar zonas en parques y plazas para perros cerrando el perímetro con una valla de baja altura ya se ha realizado en varias ciudades con más problemas que soluciones. NO SIRVE como solución, pues evita un problema para crear otros. Incluso aunque los pintemos de verde y les pongamos juegos para animales. 

Se crean problemas de higiene en el interior de estos espacios, problemas de convivencia entre animales que siempre terminan con problemas entre los dueños, y además siempre hay personas que tiendan a adueñarse de estos espacios para sus animales. Está ya comprobado en numerosas ciudades. Cuanto más juegos, más se adueñan unos pocos de esos servicios.

Tampoco funciona bien el sistema utilizado en Zaragoza de dejar libres a ciertas horas a los animales. Con este sistema no se evita que hagan sus necesidades en todos los espacios posibles, lo que imposibilita su uso para niños o personas adultas con alergias. hay que evitar la suciedad y eso no lo tenemos interiorizado.

Pero hay que buscar modelos de convivencia sin que la higiene se vea menoscabado. Una posibilidad sería darle la vuelta a la realidad. Dividir las zonas verdes, sean plazas o parques pequeños de barrio, en espacios para TODO EL MUNDO, y espacios solo para personas. 

Sería tan sencillo como marcar con una línea de color contundente en qué zonas ESTÁ PROHIBIDO que entren los animales. Los niños y las personas pueden ir por toda la zona verde, pero los animales solo por las zonas comunes, las NO INDICADAS. Y la multa si nos saltamos esta norma debe ser también contundente. He tenido un amigo durante 15 años y sé de lo que hablo. Ellos necesitan salir, y los niños jugar con seguridad e higiene. 

Os dejo un pequeño boceto del Parque del Jotero Royo del Rabal en La Jota, indicado en rojo los perímetros sobre los que se podría acotar con líneas pintadas en el suelo las zonas solo para personas, y el resto indicado en azul las zonas para todos (sin pintar en el suelo), incluidos los animales de compañía.

No es la solución óptima, pero cada uno podría repensar qué se puede hacer. En algunas ciudades europeas lo que se hace en los barrios es tener los pequeños parques o plazas de barrio cerradas con vallas, y está prohibido que entren allí perros, incluso adultos sin niños. Las normas son a veces muy contundentes.

Julio M. Puente Mateo



No hay comentarios:

Publicar un comentario