20.8.20

En la vuelta al colegio no me preocupan los contagios

Tras el enorme error que supuso que los colegios no fueran capaces en Aragón (ni en España) de despedir  el Curso 2019-20 al menos con una simple clase presencial, hemos asistido a casi tres meses posteriores sin hacer (casi) nada, o seis meses desde que a mediados de marzo se tuvieron que cerrar las clases. A mitad de septiembre habremos sufrido un cierre de casi 7 meses sin colegio para toda la población infantil y juvenil. Por mucho que se hayan creado deprisa y corriendo clases por internet.

¿Y de verdad no hemos sido capaces de entender desde los Gobiernos que era una situación insoportable para todos los niños y jóvenes aragoneses?

Lo curioso es que a pocas semanas de iniciarse el Curso 2020-21 tampoco tenemos nada preparado para evitar que esto se vuelva a repetir. Se leen en este final de agosto noticias más que preocupantes, donde desde cada espacio geográfico se habla un idioma educativo diferente para iniciar el Curso o para continuarlo si surgen problemas.

No se podrá decir ahora que todo ha surgido deprisa y sin tiempo de reacción. Así que habrá que inventarse otra excusa. Iremos viendo. 

Pero las facturas de los errores no se pagan en el acto y mientras la inmensa mayoría parecen preocupados por los contagios de alumnos o profesores, mi preocupación (soy así de raro) es por entender que un año sin colegio deja secuelas complicadas de revertir en las costumbres de los alumnos, en los modos y maneras de entender el valor de la educación. Ya he advertido que yo soy muy raro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario