7.8.20

El barrio Las Delicias de Zaragoza controla el aislamiento

Al final en Zaragoza se han tenido que tomar medidas más duras para evitar en alguna medida que las personas ya diagnosticadas de COVID-19 permanezcan en sus domicilios confinados aunque estén asintomáticos, pues contagian al resto de zaragozanos. Algo que parece de sentido común tras la realidad de que no estaba haciendo caso o no podían hacer caso, que de todo había.

Se ha empezado por el barrio de Delicias pero si nos atenemos a las zonas de más casos diarios no es difícil adivinar en qué zonas se tendrá que poner esta medida ordenada desde el Gobierno de Aragón, la Subdelegación del Gobierno en Aragón de Madrid y el Ayuntamiento de Zaragoza 

Las medidas de aislamiento y confinamiento en los domicilios son OBLIGATORIAS, y en caso de no poderse realizar por diversos motivos, hay instalaciones públicas para hacerlo.

Las personas ya diagnosticadas tienen la obligación de estar controladas por un teléfono fijo en sus domicilios y hasta la fecha era muy complicado dar con estas personas en sus lugares de alojamiento. Sabemos que el 80% de los nuevos casos de COVID-19 en la provincia de Zaragoza se dan en su Comarca Central, y hay que evitar por todos los medios tener que tomar medidas más duras como sería volver a la Fase 1, pues supondría un problema económico para Aragón de complicado alcance. 

A partir de este lunes se harán visitas a los hogares donde deben estar confinados los enfermos ya diagnosticados aunque no tengan síntomas, para comprobar que mantienen el confinamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario