8.8.20

Aragón pierde ante el TSJ por el ocio nocturno. ¡¡Uff!!

También Aragón está sufriendo las variables judiciales con la pandemia y como hemos entrado en un peligroso camino donde todo se judicializa buscando cambios y controles, así ha tenido que suceder con la medida de la DGA de controlar los horarios de cierre del Ocio Nocturno en todo Aragón, una vez que los empresarios han solicitado amparo a la Justicia.

Es curioso y complicado de entender por la sociedad que al propio Gobierno de Aragón —como antes al catalán— no se le deje ordenar sus propios horarios para defenderse ante los contagios, pues en este caso afecta a un sector concreto que sabe defenderse. 

Las Leyes están para interpretarlas, defenderse y cambiarlas si no funcionan como se necesita.

El Ocio Nocturno de Aragón no tendrá que cerrar a la 1 de la madrugada (de momento), pues así lo mandan los Juzgados. Con independencia de que parezca acertado o no para evitar la propagación de la enfermedad. 

En realidad estos caminos emprendidos nos llevan a que o estamos en Estado de Alarma o de Sitio o de Guerra, o como parece lógico no se pueden cambiar derechos fundamentales, como en este caso es el de Libre Empresa, pero en otros casos puede ser el de movimiento.

Es tan peligroso como que se podrían caer muchas normas decididas con esfuerzo y consenso, si alguna persona solicitara amparo a la Justicia. Incluidas las numerosísimas multas impuestas sin una clara legalidad. Aunque no se entienda bien que quien manda no siempre puede mandar, aunque parezca bueno lo que mande.

Lo dicho: si no nos gustan las Leyes, no cabe otra que cambiarlas. Pero a veces cambiarlas es peor que aceptar las que nos parecen regulares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario