22.8.20

Ideas para una Plaza Salamero diferente y humanizada

No es cuestión de nostalgia ver la plaza Salamero como era y como no quisimos cuidar. Es inevitable ya empezar a pensar en "otra" plaza Salamero diferente, aunque sepamos que las cosas se deberían haber hecho de otra manera.

Gracias al envío de nuestro amigo lector Chichus os puedo enseñar la plaza con los olivos preparados para intentar salvarlos, antes incluso de podarlos en un verano tórrido y con más posibilidades de que se mueran poco a poco, y la plaza Salamero ya totalmente convertida en desierto, mientras recordamos como era y ya no será


¿Y ahora?

Pues hay varias opciones. la más urgente sería preguntar a los vecinos a través de los Vocales de la Junta de Distrito, pero no para que opinaran como vecinos (que también) sino como conocedores de la zona pues esta plaza además de ser un servicio maravilloso para los vecinos es una plaza "de ciudad" y por ello hay que imaginarla como un complemento a Zaragoza.

Desde mi punto de vista hay al menos varias alternativas bien distintas entre ellas. Veamos algunas ideas sobre un espacio urbano maravilloso en el centro de Zaragoza.

Volver a un Zoco histórico pero adaptado al siglo XXI. Un ejemplo podría ser la zona central de la Plaza Redonda de Valencia, con zonas verdes y de descanso entre puesto y puesto de artesanía, gastronomía, turismo o comercio minoritario.

Un parque botánico urbano de estepa de bajo porte en recuerdo a nuestro alrededor casi desértico, con plantas aragonesas y explicaciones sobre lo que rodea a esta zona den centro del valle del Ebro.

Unos jardines árabes con fuentes en el suelo para darle frescura y un diseño claramente inspirado en nuestra historia, aromático y con sonidos ambientales que recuerde una forma de tranquilidad poco utilizada en estos tiempos.

Una clara plaza artística con esculturas de suelo, con obras de artistas aragoneses de no mucho peso y con espacios para que en los fines de semana se pudiera volver a un zoco artístico de grabados, pinturas o fotografías.

Podría haber decenas de propuestas más, siempre con algunos condicionantes marcados por la construcción del aparcamiento que no parece soportar mucho peso. Y con algo esencial: todo tipo de plazas urbanas hay que llenarlas de vida, de personas, y en esta Zaragoza también de sombra

Conjugar espacios de ocio pasivo con pequeñas zonas comerciales que se pueden ver alimentadas por la calle Cinco de Marzo es el alimento para la zona. 

Crear una línea de paseo peatonal entre el Tubo, Independencia, Cinco de Marzo y Salamero, incluso con plaza San Roque, Alfonso y Coso, lograría un círculo amplio y con elementos de unión que podría dar un nuevo sentido a todo el Centro de Zaragoza.

Julio Puente Mateo (Ajovín)


No hay comentarios:

Publicar un comentario