18.10.17

Crónica de las XX Jornadas de Manga en Zaragoza

CRÓNICA DE LAS XX y ÚLTIMAS JORNAICAS DE MANGA. ARAGONESXS: ESTHER ALBALÁ Y DARUMA

Pues sí, había ganas de volver a sentir nuestra ciudad. Septiembre fue pródigo en acontecimientos pre-pilaristas de los que llegan al corazón sin agobios multitudinarios.
El homenaje al Abuelo, el encuentro con Occitania y las Jornadas de Manga organizadas por Daruma en el Centro de Historias son mis jalones obligados. Este año, el primero se me ha pasado por estar pendiente de Cariñena y su día del vino.

Sin extenderme en las dos primeras, que tendrán otros rapsodas en nuestro blog, da pena pero es lógica la muerte por éxito de las Jornaícas de Manga que han reunido cada septiembre y desde hace 20 años a unos 4.000 jóvenes en el Centro de Historias.

Es impresionante la capacidad de movilización de los grupos manga de jóvenes aragonesas con gotas de Japón en la creación de coreografías j-pop. Abajo, tuve la oportunidad de disfrutar de la magnífica Makiko Sese y su espectáculo “Toriansee”, es una genial y transgresora  creadora japonesa invitada en estas últimas jornadas, cuyos espectáculos rezuman influencias de la tradición japonesa –importancia de las sombras, elementos de danza-origami, máscaras del teatro noh…- , pasadas por danza y música contemporánea –con movimientos de manos de Bali y el sur de Asia-  y el cabaret berlinés. Verdaderamente interesante.
En torno a una feria de juegos, a concursos de temática japonesa, a cosplay –lo buscáis, que no es el grupo este pop empalagoso…- y talleres y actos elevados… relacionados con la cultura japonesa más joven y vibrante tokiota pero también con guiños a la gastronomía y artes japonesas tradicionales…

No en vano, en muchas ocasiones, en la temática manga se vuelve a Kurosawa y a la época ninja y samurái bajo medieval japonesa.

La asociación Daruma y, entre todos, lo personalizo en mi querida Esther Albalá, han conseguido una ferieta única en España y posiblemente en Europa. Todo corazón. Todo participación de jóvenes que han encontrado en la cultura japonesa posiblemente un túnel para huir de la ramplonería del mercado de trabajo de nuestra ciudad y la falta de oportunidades para vivir un sueño urbano.

Luego está que la dimensión y población de Aragón en el mercado cultural y del ocio da para lo que da. Pero lo han intentado.

Ya tienen 40 años, ya piensan que deben dar un paso al costado porque han puesto la cultura joven japonesa en un estado de conocimiento y disfrute para la población joven zaragozana impresionante. Han generado asociacionismo que les dará el relevo.

Gracias por vuestro callado e importante trabajo. Gracias por haber dado este vehículo de expresión a tantos jóvenes y hacerles soñar. No todo es deporte ni jota, ni todos los jóvenes caben en la cocina con nitrógeno líquido. Os habéis comportado como pacientes hermanos mayores, les habéis escuchado llevando a las últimas consecuencias vuestro ocio propio personal.

El estilo eficiente, calmado y sonriente de Esther se me antoja crucial en todo este camino. Le auguro una brillante trayectoria como profesora de japonés en el Instituto de Idiomas.

Por cierto, con su dúo Kokeshi –que actuó el domingo por la mañana y que suena como “Ella Baila Sola”-, Esther ganó el concurso internacional convocado por la NHK para grupos no japoneses, interpretando una canción tradicional en dicho idioma y puso a Zaragoza en el mapa musical japonés. Felicidades por todas tus iniciativas.

25/09 Luis Iribarren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario