22.10.17

Al Este, Aragón y Cataluña, hermanos

"Dicen que hay tierras al este", verso de la canción "Aragón" de nuestro inolvidable Labordeta, canción de amor a Cataluña, y que es el título de la exposición que hasta el 7 de enero se puede ver en el Palacio de Sástago de Zaragoza. Metáfora referente a una comunidad que durante siglos ha sido hermana de Aragón y hoy día se debate entre la historia fraudulenta de algunos mal llamados historiadores y la histeria secesionista.

Fue notable la asistencia a su inauguración de Joan Manuel Serrat, hijo de una aragonesa que, como yo y decenas de miles, tuvimos que emigrar buscando un futuro mejor. El engaño, hiere y separa. Solo se necesita de una mentira para poner en duda todas las verdades.

La historia, Caspe y su compromiso, época que fue testigo de cómo mantener la unidad, sin discrepancias para evitar la fragmentación. Y la histeria que hoy día nos separa y divide a dos comunidades hermanas, entre un independentismo fuera de lugar y un patriotismo desmesurado.

Radicalismos y fobias de unos y otros en contra de todo.

Pero a mi, en esa ruptura que vive la sociedad catalana por una parte de su población, hay algo que me cuesta comprender. Dos tercios de la población de Cataluña, padres, abuelos o ellos mismos son de origen inmigrante, incluidos algunos sus propios gobernantes.

Muchos de estos participan en ese proceso soberanista tanto o más que los propios catalanes. Y se olvidan de sus raíces, familias y tierras que en su día tuvieron que abandonar. Llegaron a la comunidad vecina para levantarla y enriquecerla a costa de empobrecer la suya.

En este sin sentido, en esta fracción, hoy día alguno de estos hablan con desprecio de su tierra y otros se sienten indignados, acosados e insultados. Ojala más pronto que tarde esta tragedia independentista retorne a lo que nunca debió dejar de ser, dos pueblos unidos por la historia, por el comercio, turismo y bandera.

Daniel Gallardo Marin   

No hay comentarios:

Publicar un comentario