24.10.17

Primer día del Rabal y aragonesxs: los New Tones

Con la que está cayendo, este sábado asistí por la tarde a un acto, o conjunto de actos, de unidad. De unidad rabalera zaragozana.

Con un cierzo propio del Día de San Valero o de la Cincomarzada, asistimos a esta primera fiesta cultural entorno sabiamente al espacio de nuevo cuño pero que más nos une y representa incluso a nuestros nuevos vecinos y pobladores, que utilizan nuestro distrito como un lugar dormitorio.

Me refiero a la Azucarera y Zaragoza Activa, nuestro principal proyecto de ciudad del que somos usuarios todo el distrito, en cuyos espacios exteriores tuvieron lugar un conjunto de actos donde los protagonistas fuimos nosotros. Donde se expuso toda la actividad musical generadora de sueños del Distrito 14 y la emanada de los proyectos elegidos en el semillero de empresas de Zaragoza Activa, ya rabaleros por ubicación y seguramente devoción.
Voy a destacar dos.

La actividad de vídeo mapping que utilizó como proyector la Casa del Director de la Azucarera, salvada de la desaparición por varias escuelas taller y pendientes de uso. Esa nave central de la Azucarera que no se utiliza como teatro pero sí como sede de presentación y realización de talleres de nuevas tecnologías, resulta que se ha desplazado como telón a esta bellísima casa.

El resultado fue alucinante y fantástico. Una actividad sencilla de pantalleo de imágenes de última generación proyectada contra un bellísimo exponente de la arquitectura industrial del siglo XIX.

Y calentando motores como paso a la actuación de la Dixie Rue del Percebe, proyecto de Javi García Lucea, la impagable y efervescente actuación de los alucinantes New Tones.
Los “newtons”, guapos, salaos, glam y con rasmia. Elegantes y con esa geta que tenía Loquillo o Urrutia, todo Gabinete Caligari, en los 80. Van a ser imprescindibles porque, además, tocan muy bien y crecerán.
Impecablemente vestidos, igual que en la imagen que acompañamos, estos boys de 15 años que asisten a clase al Instituto Tiempos Modernos, esta incisión del Actur en la programación, nos asombraron con su ilusión, su poder y su buen hacer musical a todos los que estábamos esperando. Nos dejaron con una sonrisa rock interminable, qué bello es poder seguir viviendo para viviros.

A tal punto que para mí se convirtieron en el plato fuerte de la jornada, en la dosis de energía de Los Ramones que me faltaba después de una apoteósica cerveza en La Cebada.

Nació en mí una energía parecida a la que me da la cenefa de la chaminera de la Azucarera mudéjar: esa ilusión por seguir viéndoos y comprobar que creceréis musicalmente que he tenido pocas veces en mi vida: y dos fueron el concierto teloneado por Héroes del Silencio con Battiato y el Último de la Fila y un segundo, un unplagged de la primera Amaral en La Casa del Loco.

Allí se vio mata, patata, actitud, aptitud y profesionalidad de estos chicos incluso en los pequeños detalles: pasando nervios por demasiado perfeccionistas, recogiendo con meticulosidad de artesano el contrabajo en su funda, todo información precisa en sus hermanas o novias gruppies… Qué amables y educados, menudo viaje en el tiempo…

Qué caras de sus abuelos viéndoles…

Y luego su calidad, magnífico batería que se atreve a metronomizar cualquier cosa… Alegría de vivir Elvis-costelliana…

A mí me dejó de doler la muela y dejé de sentir el cierzo con vuestra descarga. Prometo aportar imágenes del bestial video mapping.

Felicidades por la iniciativa a toda la Junta de Distrito del Rabal de Zaragoza.

23/10 Luis Iribarren

No hay comentarios:

Publicar un comentario