18.12.18

Listas electorales en Aragón, ¿sabremos elegir bien?

En España, en Aragón estamos confeccionando las listas electorales para el Súper Mayo de la década, y a muchos nos asalta otra duda más: ¿Es mejor potenciar Marca Partido o Marca Candidato? Estamos tan llenos de dudas que cualquier barrunto poco claro…, nos asalta a los sesos formando dudas pesadisimas. ¿Y qué hacemos pues?
Estamos flojos de calidad, tal vez incluso estamos excesivos en cantidad. Pero flojos de esa calidad mínima que superaría una entrevista de personal en una empresa que busca soluciones importantes. Así que en cuanto vemos un búho real, una alondra de colorines, empezamos a temblar de gozo y la queremos acoger como “la solución” sin saber si vuela bien o está cojo. Las alondras cantan bien pero son marrones, flojas de color. Y por eso a algunos listillos se les ha ocurrido pintarlas de colorines para que parezcan jilgueros. Queremos que cante bien y que sea hermoso ¡¡Uff!!

La duda pues es si potenciamos a las alondras o preferimos potenciar y creer en el espacio natural, en el campo abierto a las ideas, en las soluciones que se deberían mantener, tuviéramos alondras o búhos, jilgueros o abubillas. Las personas queremos soluciones y futuro lógico. Queremos que se nos entienda y que dejemos de jugar contra nosotros mismos. Las personas quieren seguir creyendo, pues creer es delegar los problemas para que los resuelvan quien tiene esa responsabilidad.

Yo creo en el campo de las ideas, en el campo libre y de colores naturales que sigue siendo el mismo aunque en ese momento esté un pájaro u otro. Soy de los viejos. En esos campos que saben aguantar la lluvia o el frío, y tienen soluciones incluso para las tormentas. Los pájaros viene siempre. Así que entre Marca Partido y Marca Personal, no lo dudo. Yo apuesto por la Marca Partido.

Yo en mis años he conocido grandes espectáculos sociales unidos a Marcas Personales.Todos ellos (o casi) han ido desapareciendo por diversas causas. Incluso en Aragón. Pero las Marcas Partido sí han sabido mantenerse. Son más duraderos los Partidos que las Personas. Y esto ya nos indica algo para clarificar la idea. Las personas somos más volubles, flojas y esporádicas. Las ideas tienden a ser más asentadoras de más ideas. Todavía estamos unos pocos locos que leemos a Aristóteles (2.350 años) o a Baltasar Gracián (400 años) para buscar pistas y soluciones. Ellos no tenían internet, pero sí tenían sentido común.

En Aragón nos está costando buscar a los equipos para el 2019 sabiendo que se abre una década interesante. No tanto de poner ante la sociedad a los cabezas de lista, que también, como de saber encontrar a los coroneles que les acompañen. ¿Os he dicho alguna vez que las guerras las ganan los coroneles? Pues eso, que en las listas, los números del dos al diez son la salsa del plato, el sabor y la textura. El número uno es el nombre y el plato que aguanta los sabores. Y para esos otros 9 no estamos sabiendo hablar.

Todos quieren ser ahora el número dos y el seis, sin valorar que son los que aportan calidad al campo visual y a las posibilidades. Un uno (o una, cuidadín) guapo y resultón sin coroneles que le arropen es un tipo que se morirá enseguida. El equipo es lo único que sirve, y si hay dudas preguntarle al Real Zaragoza.

Incluso creo en las Marcas Partido después de fenecidos. Sigo creyendo en el PSA, en Espacio Plural, en el Partido Andalucista, en el MCA o el PT. ¿Alguien ha sido capaz de inventar un nombre de partido más bonito que el PeTe? En los últimos tiempos escucho un nombre algo cambiado por su artículo que me gusta “La Chunta” es que suena bien ¿no?. Es como cuando empecé a escuchar “Podemos” que me pareció un éxito de Marca, pero algo largo, enseguida me imaginé el mismo nombre simplificado. Restándole una sílaba. Dejándolo en un contundente “Demos”.

Aragón se juega mucho y lo sabe, así que habrá cambios en unos meses. Nadie sabe hacia dónde, y por eso hay que trabajar desde hoy mismo, cada uno para que sean lo mejor para las y los aragoneses. Nuestros vecinos de calle quieren soluciones y futuro. Muchas menos broncas y peleas, muchas menos zancadillas y más rasmia. Y si no hay cambios, seguro que dentro de esa inmovilidad habrá grandes cambios. Suceda lo que suceda, la década de los 10 ha acabado para Aragón en cuanto llegue el Súper Mayo del 19. Vosotros mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario