12.12.18

Conocemos los problemas de Zaragoza, pero no queremos resolverlos

En casi todas las reuniones a las que asisto con representantes de la sociedad zaragozana escucho las mismas peticiones o comentarios. Zaragoza necesita más sosiego, más calma, menos enfrentamientos políticos, más trabajo hacia las materias comunes que ya tenemos detectadas. 

Incluso estos mismos planteamientos los hacemos desde las responsabilidades políticas que algunos de nosotros tenemos. Eso sí, sin ningún éxito.

Es como si ni nosotros mismos nos creyéramos lo que decimos, o que los que vamos en representación de la política, 
fuéramos tan imbéciles que no tuviéramos ningún peso sobre nuestras organizaciones. 

Sabemos qué hay que hacer, qué necesita Zaragoza y lxs zaragozanxs, pero no nos da la real gana de hacerlo. Eso sí, luego dedicamos sesudas charradas para hablar por qué la sociedad está desencantada, por qué no nos vota y se queda en casa o por qué vota a la primera chorrada que viene, simplemente por ser nueva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario