13.10.22

La Europa del Interior no tiene Terueles pobres ni despoblados como España


Teruel, junto a Soria y Cuenca han sido hoy en las declaraciones del Presidente del Gobierno elevadas a esa discriminación positiva que necesitan las ciudades aquejadas de la huída de sus habitantes por falta de medios para una vida suficiente. La España deshabitada lo es por culpa de no ofrecer criterios compensatorios para que sus habitantes quieran y puedan quedarse en sus tierras.

Escribía yo el otro día sobre eso, pensando en el esfuerzo que hay que hacer para mover empresa públicas hacia estas ciudades pequeñas. Ahora se quiere que sean las empresas privadas las que acudan a estas provincias, a base de ayudar fiscalmente y con menos cotizaciones sociales, la creación de empleo fijo. 

Es un primer camino si de verdad lo hacen fácil, válido y rápido.

Teruel necesita apoyo estatal, y efectivamente, también Soria y Cuenca de entrada pues hay más provincias aunque no tan crudas como estas tres. Se trata de compensar con ayudas mejor repartidas lo que no pueden conseguir por sí mismas. 

No es solo ya el poder ofrecer una igualdad de servicios públicos como quien da unas limosnas bien repartidas. Se trata de que sean estas provincias las que logren gestionar sus propios recursos económicos, pero mucho mejor repartidos con discriminación positiva para compensar tendencias de esos llamados "mercados".

No piden en Teruel, en Soria o Cuenca, ni limosnas ni ser beneficiarios de forma eterna de dádivas públicas. 

Simplemente quieren crecer lo mismo que han ido decreciendo durante décadas mientras todos mirábamos a otro lado. Ser provincias con unas ciudades en su interior que encajen en similares opciones con otras zonas de la Europa de interior. Capitales y localidades grandes.

Es que por si hay dudas, ante la España del interior, despoblada y pobre, hay ejemplos en países de ese Europa que deseamos Unida, que siendo también de interior, ni están despobladas ni son pobres. 

Así que sí, hay soluciones, simplemente hay que copiar y trabajar más con esos criterios que funcionan en otros países. Tendremos que aprender para saber por qué unos lo consiguen y otros no.

Julio M. Puente Mateo



No hay comentarios:

Publicar un comentario