7.10.22

Barrio de La Jota y sus viviendas de Parcelación Damán

Los sacerdotes llamados Curas Obreros de los años 60 y 70 de nuestra ciudad, diseñaron en muchos barrios de Zaragoza una estructura social de espacios de formación, de asociación vecinal, de movimientos culturales y deportivos, juveniles y de ayuda a las familias pobres y obreras y que en peores condiciones sociales y urbanas se encontraban en aquellos años en los barrios de Zaragoza que acogían la inmigración, sobre todo del resto de Aragón, e intentaban en muchos casos cubrir tantas necesidades en unos años complicados para reivindicar cualquier tema.

La Historia del Barrio de La Jota está íntimamente ligada a la parroquia de San Pío X y sus numerosas actividades lideradas por unos sacerdotes jóvenes en el momento de llegar y que crean Asociaciones Juveniles, de Cabezas de Familia, Asociación de Mujeres, culturales, deportivas, etc.

El barrio Jesús y la Comunidad Franciscana de su zona de influencia mantienen una buena relación y una implicación, tanto social como educativa desde los años 50, cuando la orden religiosa se asentó en esta zona de Zaragoza. Actualmente sigue funcionando la Obra Social Casa Jesús Obrero.

En aquellos años no era nada sencillo convivir entre fábricas y campos de labor, con ruidos y fuertes olores, sin calles asfaltadas, sin buenas estructuras formativas y baratas o gratuitas para los hijos, sin una sanidad en las condiciones necesarias. Y por ello la importancia de la iglesia como centro de reuniones primero y de asesoramiento después, hizo esa labor tan necesaria de crear la autoestima social en la zona.

Basta recordar que cuando en 1947 se diseña y crea la Parcelación Damán para 191 viviendas bajas en la zona de La Jota, la idea del diseño es hacer una nueva urbanización para las Clases Sociales Medias Bajas, como así consta en el proyecto. Deben su nombre a la constructora que hizo el proyecto y las edificaciones,  
"Obras y Construcciones Damán" que se encontraba en la Avenida Cataluña.

Estas viviendas tienen entre 77 y 80 metros cuadrados construidos con una fachada de unos 10 metros.

Y en el diseño se habla claramente de construir casas de no muchos metros cuadrados de superficie pero que tengan jardín, huerto o corral en la parte trasera, en una clara referencia a la procedencia de sus futuros habitantes. 

Se busca una edificación sobria, con poco hierro, con cañizos en los techos, barata de precio final, con tres dormitorios y entre 77 y 80 metros de superficie bajo cubierta. En la actualidad siguen existiendo en el barrio numerosas casas sin reformar pero a su vez van conviviendo con reformas que elevan la altura de la vivienda para lograr mas espacio, manteniendo en todos los casos su zona de jardín, ya no corral.

Vivir en el centro de Zaragoza, en un adosado y con un jardín cerrado y muy suficiente, es un lujo que se empieza a reconocer. Algunos cometen presuntamente el error de convertirlos en garaje, pero muchos otros saben que tener unos árboles y arbustos, una zona de cenador o de calma en plana ciudad, no tiene precio.

Como todas las viviendas se hicieron con el mismo plano excepto las esquineras, os dejo un plano común para que veamos la distribución de estas viviendas, si no han sido reformadas.

Julio M. Puente Mateo

No hay comentarios:

Publicar un comentario