9.4.21

Laguna de Rins en la Avenida de la Jota de Zaragoza. Fábrica de guerra


No hay muchos que recuerden que en la Avenida de la Jota de Zaragoza, a la altura del 36/40 y en donde hoy hay unos hermosos edificios, supermercados y bares estuvo instalado uno de los mayores talleres de materiales de material de guerra en la Guerra Civil española al servicio del Bando Nacional. Aunque en aquellos años no se encontraba en la Avenida de la Jota sino en el Camino de los Cubos, junto a la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza, en la actual Doctor Cerrada.



Empresas zaragozanas como Amado Laguna de Rins, Cardé y Escoriaza, La Industrial Química, La Veneciana, Maquinista y Fundiciones del Ebro, Taller Casa Averly o La Montañesa fueron rápidamente militarizadas y puestas al servicio del bando de Franco, que necesitaba sobre todo munición, pero también se fabricaron tanques.
En aquellos años de guerra se nacionalizaron varias fábricas de metal y fundición en Zaragoza y entre ellas como decimos la de Amador Laguna de Rins que se tuvo que dedicar a partir de ese momento a fabricar material de guerra, algo que según vemos en el anuncio, todavía hacía en el año 1968 y ya en la Avenida de la Jota donde la empresa Amado Laguna de Rins seguía trabajando para fabricar armas además de muy diverso material de precisión metálico. 

Fundada en el año 1880 por un militar que fue dos veces alcalde de Zaragoza, y que también creó la Azucarera de Aragón y la Mutua de Accidentes de Zaragoza, llegó a tener unos 600 trabajadores en la Avenida de la Jota y tuvo que cerrar en los años 80 al no poderse sumar a la reconversión industrial de España que necesitaba un tipo de empresas mucho más modernas y ágiles en la producción y en la calidad.

Es curiosa la distribución de la empresa con sus edificios auxiliares, pues en la actualidad se sigue manteniendo la ordenación urbana de las calles, aunque las naves hayan desaparecido y ahora haya edificios, plazas o calles nuevas. Por cierto, ahora son más estrechan que entonces en la zona de la fábrica, pero esa es otra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario