17.8.21

Lo que hizo Labordeta por el semanario Andalán


Quiero transcribir unas líneas que Joaquín Carbonell decía de Labordeta y de Andalán en su libro “Querido Labordeta”. Eran tiempos complicados, de peleas para decir la verdad, para dar el paso necesario hacia la libertad y la democracia. Pero allí estuvieron muchos aragoneses de todo tipo, intentando edificar un Aragón distinto, potente, capaz y libre. Os dejo sus párrafos iniciales del artículo que tituló: “El dedo en el ojo”. Por cierto, la imagen de arriba es de 2007


------------------

José Antonio Labordeta constituyó el eje central de Andalán, el aglutinador de tantas personalidades que conformaron su consejo, su núcleo. Labordeta templó gaitas, hablo con personalidades y animó a Eloy Fernández Clemente que de vez en cuando se daba por vencido ante las dificultades, como recuerda Luis Granell que esos días frecuentaba el viejo piso de la calle San Jorge de Zaragoza donde se encontraba la redacción del periódico.

Labordeta fue uno de los pilares fundamentales de Andalán Y el único que siempre estuvo al pie del cañón siempre, porque el otro fundador, Eloy Fernández Clemente, se alejó temporalmente en alguna ocasión sin abandonar nunca ni el equipo directivo ni luego la junta de fundadores, a veces por desacuerdos con la marcha del periódico.

En los momentos de apuros económicos de Andalán José Antonio Labordeta daba un recital para sacar dinero o llamaba a sus amigos cantautores para que lo dieran con él o les pedía a sus amigos pintores que le dieran obras de arte para Andalán y venderlas para del atolladero.

En los momentos de dudas sobre si valía la pena seguir con Andalán, siempre Labordeta decía que adelante. Estuvo en Andalán desde que se concibió en Teruel a finales de los años 60 hasta que la Junta Liquidadora de la que formó parte, disolvió la sociedad anónima en que lo habíamos convertido en 1987.

No hay comentarios:

Publicar un comentario