12.8.21

Castillo Palomar de Zaragoza. Ni fue castillo ni fue palomar


Aunque no parezca Zaragoza, lo fue y estas dos imágenes son la de la izquierda de los años primeros del siglo XX y sobre el año 1960 la más grande, mostrando el que era llamado popularmente Castillo Palomar, una enorme casa que se hizo construir Narciso Palomar y Cebrián entre 1882 y 1920 y que nunca llegó a ser ocupada por su ilusionado promotor pues falleció 25 años antes de quedar terminada. Ocupaba una gran finca en lo que hoy es el Parque Palomar frente a la actual intermodal Estación Delicias.

En un principio se iba a llamar Torre de las Palomas, pero tras el fallecimiento de Narciso Palomar fue comprada la idea y el terreno con el edificio en obras por Eustoquia Caballero y Castillejo quien le puso el nombre de su primitivo dueño en su recuerdo.

Aquel terreno denominado Alto de la Bernardona fue adquirido por Narciso Palomar y Cebrián y Rafaela Mendivil y Fúrida a los herederos de Santiago Sarte “mediante documento privado por 19.000 pesetas, pagadas al contado. La finca tenía una superficie de 16 hectáreas y veinte áreas”. El industrial harinero Narciso Palomar y Cebrián era tío del conocido oftalmólogo Alejandro Palomar que fué Alcalde de Zaragoza.

En el año 1970 y por su nulo estado de conservación fue demolido totalmente y construido el parque en sus espacios.

El Castillo Palomar como una gran casa de lujo de la familia Palomar fue habitada en sus últimos años por una hija de la familia que fue Directora Nacional de los Colegios Normales de maestros, y que se llamaba Eustaquia, junto a dos guardeses que cuidaban el edificio. Rodeando el palacio había tierras de labor pero ya sin usos agrícolas junto a diferentes caminos que bajaban hasta las zonas ya habitadas en aquellos años de un Barrio de Delicias que iba creciendo.

A finales del siglo XIX toda una enorme finca rural estaba rodeando al palacio castillo familiar. Poco a poco toda esa extensión se fue vendiendo hasta que a finales de los años 60 del siglo XX y por abandono se tuvo que derribar el edificio o castillo y unas 5 hectáreas se convirtieron en parque público. El colegio público Ana Mayayo también está asentado sobre terrenos de la finca, así como gran parte del actual barrio de La Bombarda.





No hay comentarios:

Publicar un comentario