8.2.21

La Zaragoza de calles estrechas que rompimos en 1949


Os dejo un plano de la Zaragoza de finales de los años 40 del siglo XX en donde podemos ver el proyecto de alineación de edificios para construir urbanamente la actual calle de San Vicente Paul, para convertir toda esa zona en calles rectas y anchas, destruyendo con ello todo el urbanismo en parte árabe que conservaba la Zaragoza hasta entonces en su zona más céntrica e histórica. 

Hoy vemos con lógica moderna toda esa zona con un urbanismo recto y útil para los coches, pero en otras muchas ciudades se ha conservado el entramado de calles antiguas para dar un tipo de vida muy diferente, por ejemplo Barcelona. Meter todo el tráfico de Zaragoza por calles como Alfonso, Don Jaime o San Vicente Paul se ha demostrado un error histórico del que al menos logramos salvar toda la zona de El Tubo con aquella famoso reforma que pretendía llevar el Paseo Independencia hasta la Plaza del Pilar.

Con las ciudades había que elegir en su desarrollo entre modelos como New York o como las grandes capitales europeas. Calles rectas y rápidas o mantenimiento de los cascos urbanos y sus edificios históricos. 

Con aquella reforma iniciada años antes desaparecieron calles como Cíngulo, Conde de Alperche, Chantre, Garro, Graneros, Grillo, Laberinto, Lezaún, Monserrate, Olivo, plaza de la Cebada, plazuela de la Leña, plazuela del Reino, plazuela de Talayero, plazuela de Tejedores, Red, Retiro, Rosa, Sartén y Yedra. Y perdió su personalidad el barrio de El Boterón en toda la zona trasera de La Seo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario