24.5.19

La Avenida Cataluña de Zaragoza ya es calle. Nunca es tarde

La noticia la conocía ayer y no por esperada no me produjo alegría y entusiasmo personal. Tras más de una década peleando por este tema, por fin la Avenida de Cataluña de Zaragoza dejaba de ser una carretera para convertirse en una calle de Zaragoza. Pero todo lo que podría ser alegría enseguida se convirtió como ya intuía en una clara pena rayando el asco.

La forma en la que se ha conseguido la cesión desde Madrid a Zaragoza, idéntica ya hace casi una década que la hubiera podido firmar el Alcalde de Zaragoza sin problemas. Pero ni por parte de la concejala Lola Ranera ni por parte de los responsables de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza, quisimos NUNCA que se tratara a Zaragoza de forma distinta a como ya se había tratado a otras ciudades españolas con asuntos iguales o de menor tamaño. 

Siempre exigimos para la ciudad de Zaragoza un convenio con Madrid en similares condiciones a los que ya se habían firmado con otras ciudades. No mejor. Nunca mejor. Siempre en parecidos términos económicos.

Pero ahora se admite la cesión “casi” gratis y con una clara desventaja para nuestra ciudad.

Pero esto lo admito como parte de la gestión que cada grupo de gobierno puede y debe hacer. Cada grupo quiera a su ciudad de una forma distinta.

Lo que no admito es la foto que he visto esta mañana en la televisión aragonesa. Esa imagen está llena de mentiras, de falsedades, de huecos sin cubrir y de personas que no han tenido casi nada que ver con la cesión de una Avenida de Cataluña que ha llevado muchos años, centenares de horas de trabajo de una persona que NO ESTABA, cientos de páginas y de visitas, de reuniones, de gestiones en Zaragoza y en Madrid, a las que yo junto a bastantes más políticos del PSOE y de CHA, de Zaragoza y de Madrid, también he tenido la suerte de asistir y gestionar.

Los que como nosotros desde CHA decidimos en algún momento dedicarnos a la política sabemos lo que decidimos. Admitimos como lógico que nuestros trabajos como Partido Político no se saque a relucir nunca, excepto si gobiernas. 

Lo entendemos y lo admitimos desde el primer día. Eso hace que vivamos con más normalidad todo. 

Pero cuando un vecino está una década (o bastante más tiempo) dedicándose cuando menos en alma a un asunto, lo que no cabe es ningunearlo por parte de los concejales de la foto, del alcalde y sus asesores, de los dirigentes vecinales del momento casual.

Una fotografía no es nada, pero muchas veces es lo único que se lleva un vecino que ha dedicado mucho tiempo de su vida, gratis y para nada en lo personal, a un proyecto casi vital. 

En la foto de arriba faltan muchas personas. Sobran algunas y eso que solo hay cuatro. Pero los que somos políticos ya sabemos que esto es lo habitual. Lo entendemos. Los que son simplemente vecinos que llevan este tema incluso con las comas o los ladrillos en su seno, hoy, en vez de saber que han logrado lo que parecía imposible, han logrado lo que es habitual en esta mierda de mundo: que se les ningunee por una fotografía electoral. ¡¡Así nos va!!

En nombre de Zaragoza: ¡¡¡Gracias Jesús!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario