12.8.22

Curiosidades de Aragón. Monedas del siglo XIV y XV


Las primeras monedas de oro se emitieron en Aragón en la época del Rey Pedro IV de Aragón "El Ceremonioso o El del Puñal", quien acuñó una serie de florines en Zaragoza en el año 1369. También fué además de Aragón: Rey Pedro II en Valencia, Rey Pedro I en Mallorca, Duque de Atenas, Conde de Barcelona y de Ampurias y Duque de Neopatria (Grecia).

Este Pedro IV de Aragón que nació en Balaguer (Lérida)en la Corona de Aragón, estudió y pasó la mayor parte de su juventud en la provincia de Zaragoza en donde se coronó aunque le intentaron convencer para que lo hiciera en Barcelona, y al final y con los años de reinado, sus asesores catalanes le fueron convenciendo poco a poco de que se abriera hacia la zona de Cataluña más que hacia Aragón en donde los castellanos nos iban dando guerra.

La imagen que vemos arriba es un florín de Pedro IV, una moneda de oro que indicaba su valor precisamente el material en el que estaba fabricada. 

Había monedas de cobre, de plata y de oro y a diferencia de la actualidad, era el tipo de material con el que estaba hecha la moneda lo que daba valor junto al peso, indicando así su nominal precio al cambio. No había monedas para todas las transacciones, seguía siendo habitual el "yo te doy, tú me das" productos, los unos por los otros, el trueque, el cambio.

De hecho en Aragón después de estas acuñaciones, no hay constancia hasta el año 1477 de otras monedas de oro fabricadas en la Ceca (Casa de Moneda) de Zaragoza. En aquellos siglos era habitual que circularan diversos tipos de monedas. El Dinero Jaqués o de diversos Reyes, el Vellón (mezcla de cobre y plata), el Florín, el Real, el Dineral, el Ducado, etc.

El valor de todas estas monedas era muy relativo en el tiempo, como ahora, pues dependía de algunas decisiones de las Casas Reales. A veces se admitían un tipo de monedas, otras en cambio se suspendían para las transacciones. 

Pero siempre estamos hablando de comercios de cierto nivel, pues en el día a día no era habitual utilizarlas. Era más normal apuntar los valores como Sueldos o como incluso Ovejas en un trueque admitido por todas ls partes.

E incluso como curiosidad durante décadas se estuvo utilizando la moneda árabe en los territorios ya reconquistados, hasta que poco a poco se fue introduciendo primero la moneda de plata cristiana en los bolsillos de los comerciantes sobre todo, y luego la de oro cuando ya la economía de los territorios tenía un cierto nivel.







No hay comentarios:

Publicar un comentario