12.8.22

Apuntes sobre Aragón Expres, un diario de 13 años de vida



En enero del año 1970, nace el diario Aragón Exprés en los mismos talleres donde se realizaba el semanal de los lunes “Zaragoza Deportiva”. Aragón Exprés fue un diario que empezó naciendo de tarde y que logró funcionar con este servicio distinto a la mayoría —y similar al famoso Diario Pueblo de Madrid— hasta el 3 de noviembre de 1979, fecha en que tuvo que cambiar para convertirse en diario de la mañana —como todos— por problemas de sus escasas ventas y el coste de la distribución.

Estaba impreso en offset y con 24 páginas, compuesto a 6 columnas, un tipo de impresión que contrastaba con el que tenían tanto El Noticiero, como Heraldo de Aragón o Amanecer, queers de tipografía. Nació con una tirada mantenida de unos 6.000 ejemplares.

Fue director y fundador Eduardo Fuembuena Comín, veterano periodista de Heraldo de Aragón. En su vida de vespertino sufre tres secuestros por la censura de la dictadura, el último en el año 1975 (antes de la muerte de Franco) por un artículo impreso en sus páginas relativo al tema del nacionalismo.

Tuvo tenido dos subdirectores: en la primera etapa de 1970-73, José Luis Aranguren Egozkue, y de 1973 a 1980, José Luis Costa Velasco. Como redactores jefes trabajaron en Aragón Exprés Pablo Larrañeta (1972-78), Benjamín Bentura (1978-79) y Antonio Herráiz (1979-82).

Aragón Exprés inauguró un nuevo estilo en la actividad periodística aragonesa: periódico de la tarde, combinando dos o tres colores, con muchas fotos y ágil montaje, y de fácil lectura. Era un periódico ligeramente Aragonesista y liberal, con una línea informativa muy marcada por su propietario y director. En los últimos tiempos se volvió más conservador.

En la información regional y local, trabajaba con énfasis el tratamiento de las noticias importantes, haciendo uso de grandes fotos y titulares llamativos, recuadros, subtítulos, llamadas de atención, etc.

Durante su período de vespertino mantuvo un estilo ameno, sensacionalista y localista, con colaboraciones de prestigio como R. J. Sender, del escritor residente en Zaragoza García Badell y e periodistas conocidos, como Yale, Martín Ferrand, Pérez Varela, F. de Pablos, Pedro Calvo Hernando.

Cuando en el año 1979 pasó a diario de la mañana, conservó el mismo tipo de formato y cabecera., con sus mismas 26 páginas aunque suprimiendo colores para abaratar costos, y abandonando parte del tono sensacionalista. Ya habían desaparecido El Noticiero y Amanecer y había un hueco en el diario de mañana para intentar hacer un hueco mayor.

Su último número apareció el 22 de enero de 1983, siendo director José Antonio Fombuena y redactor jefe Antonio Herráiz. Cuando Aragón Exprés suspende su publicación tenía en su plantilla a reconocidos profesionales como Juan Carlos García de Frutos, Javier Ortega, Alfonso Basallo y Antonio Domínguez. 

Pero los problemas económicos hicieron inviable continuar con el diario. En enero de 1983 Aragón Expres dice claramente que no puede seguir por haber llegado a una situación límite en sus dificultades económicas, que difícilmente podrían superar en estos momentos. El editorial del periódico se refería en su despedida a los agobiantes y abrumadores problemas de financiación y culpa de ellos en buena parte a la política de subvenciones a la Prensa llevada a cabo por la Administración centrista. No interesaba mantener un diario que estuviera ajeno a los controles estatales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario