11.8.22

El primer trazado de la Zaragoza Caesaraugusta


Caesaraugusta, nuestra actual Zaragoza, colonia fundada por Augusto sobre el año 14/15 a.C. en un territorio en el que ya habitaban algunas gentes desde hace cientos de años, posiblemente celtas e íberos, no sabemos bien si solo sobre la zona del barrio del Boterón cerca del puente de Hierro actual, o también (casi seguro) que en la zona de Juslibol y de El Burgo de Ebro.

El caso es que Augusto ordena crear una ciudad según sus criterios urbanos y normas romanas para poder asentar en ella a los veteranos legionarios ya jubilados de guerras de las Legiones IV, VI y X de sus tropas militares, asignando esta ciudad nueva, a la tribu aniense

Este es un concepto jurídico para adscribir a los ciudadanos romanos en una de las entonces 35 tribus romanas, para poder votar y ejercer sus derechos. No era una tribu considerada urbana sino más bien rústica para entender de asuntos del campo.

Era pues esa Caesaraugusta una ciudad en donde iban a vivir los soldados romanos su jubilación, junto a ciudadanos de la zona que iban a realizar los trabajos de abastecimiento, de campo y de intendencia y comercio. Una relación mixta dentro del derecho romano.

Caesaraugusta se crea en un espacio geográfico perfecto, por eso enseguida sustituye a la entonces capital de la zona que era Celsa (primero Colonia Victrix Iulia Lepida y luego Colonia Iulia Victrix Celsa) que aunque ambas estaba en las orillas del río Ebro, la actual Zaragoza disponía del río Huerva, del Gállego, tierras más planas y una zona ligeramente en alto sobre el cauce del Ebro en la zona en donde se construye, lo que facilita que se puedan evitar las inundaciones.

Aquella Caesaraugusta se construye con ideas romanas sobre unos espacios urbanos ya habitados con el nombre de Salduie. No hay mucha constancia de esta primitiva ciudad pues en parte desaparecería al construirse sobre ella la nueva Caesaraugusta, pero hay restos de viviendas íberas, habitaciones cuadradas y hogares circulares como los de los castros del Norte de España.

Curiosamente hay algunos datos —imposibles de desmentir— de que Caesaraugusta fuera fundada el 23 de diciembre del año 14 a.C. que suena a imposible que se quiera señalar con una exactitud tan contundente. Pero ese día, esa fecha es el día en el que cumplía 50 años de edad el fundador Cesar Augusto. Y entre los romanos las creencias en estos temas que se tenían en cuenta incluso para concebir hijos sobre las posiciones de los astros.

De aquella primera decisión y de los ritos que llevaba la fundación de una nueva ciudad tenemos constancia del trazado que se hizo para marcar la ciudad, para crear los espacios urbanos. 

Se trazó una línea en la misma dirección del río Ebro de unos 900 metros de largo y que llamaban Decumano (Decumanus maximus) y otra que cortaba la línea anterior en la mitad y que llamaba Cardo (Cardo Maximus) y de unos 520 metros de larga. La primera era dirección Este a Oeste y la segunda en dirección Norte a Sur.

Estas líneas dividían el espacio en cuatro terrazas que rodeaban de murallas y en las que construían cuatro puertas al menos, una en cada uno de los puntos en donde terminaban estas calles.

De Caesaraugusta no tenemos mucha constancia de estas primeras puertas. Sí sabemos del nombre de la que estaba en la zona Este, cerca de la actual Plaza de la Magdalena. Se llamó Puerta de Roma pues era la que abría paso hacia la capital de Roma. 

Ese punto tuvo mucha importancia en toda la historia de Zaragoza pues en las épocas árabes las sucesivas puertas de este lugar se llamaba Bab al-Quibla o "Puerta que mira hacia la Meca", y en los últimos años en que en ese espacio urbano hubo una puerta se llamaba Puerta de Valencia pues era el camino hacia la zona levantina.





No hay comentarios:

Publicar un comentario