15.11.19

Teruel Existe y la ecotasa, porque Teruel existe

Entra Teruel Existe y resucita Labordeta profesor de instituto, y Eloy Fernández Clemente. Como cualquier tienda o la cerrada librería de Valderrobres, es momento de inventario. De aceptarse en beneficio.

Hagamos mentalmente primero un listado de receptores privados del Fondo Teruel: jamón y truficultura aparte. De los apóstoles de poner en el mapa mundial a Alcañiz de la automoción (coches y motos que vuelan), las industrias de reparación que se instalarían y laminarían el desempleo de las Cuencas Mineras. De los que han votado la continuidad de cierto legado de Biel, incuestionable estratégicamente y otra cosa en ejecución.

Ponemos la vista quince años atrás y, como en el caso del Pirineo y a diferencia de los somontanos ibéricos y pirenáicos, cuál ha sido la apuesta para la temporada baja. Que es aquélla llenada por los usuarios de los servicios sociales de base y educación de adultos. Sin importar qué estatura tengan.

La únicamente liderada por hosteleros. Narrada con profusión poética solo o también lo es por los forasteros hijos del territorio que retornan cada verano.

Era congruente la reconversión de Ariño y otros enclaves hacia el sector servicio balneoterápico; lo es aún hoy el liderazgo de Ciudadanos en la provincia por empresario de las Cuencas Mineras que viene de...

Resplandeciente se ve desde dentro y fuera la estrella Michelín otorgada a restaurante serrano de Tramascatilla especializado en setas, trufa, aromáticas o azafrám. Los premios a la quesería de Albarracín, camino de más champions que un Ajax…

Incluso, y llegamos al meollo, Guitarte el diputado intentó como arquitecto una inversión visionaria…

Pero la acción cultural y despoblación no solo es que se consuma el dinero público en un noventa por ciento en ladrillo o pizarra de necesario mantenimiento posterior, sin que las entidades locales puedan crear ni siquiera empleo para su mantenimiento. 


La España interior está fuertemente penalizada por las tasas de reposición pensadas para que los ayuntamientos de, especialmente, Madrid o Zaragoza o incluso Teruel donde Dinópolis, no compren voto vía empleo precario en fundaciones, empresas ambientales o lo que se llama duplicidades.

Mallorca utiliza la ecotasa para la población permanente. Es un uso no inversor, sino en gasto corriente. Es tan inusual el destino como el viento que sopla hoy en la isla, rolado a suroeste y tan poco aragonés. Un viento confuso para surfear contra corriente.

Incluso los residentes baleares están confundidos al respecto: los hay que piensan que el impuesto especial y rojo, se queda en los hoteles y apartamentos para reciclar autónomamente sus residuos; otros hay en los cafés de barrio duro de Palma que piensan que los choran en contratas de puertos deportivos los sucesores de Munar-Matas –esos que dan los dos diputados al PSOE y tienen más de 60 y origen jienese-; los más informados que ligan ecotasa a fomento de ecoturismo o limpieza de plásticos… En restauración de la virginidad perdida… 

Qué piensan al respecto los dos diputados de Vox por ses Illes será interesante de calibrar… Tiene cada grupo de los descritos parte de razón pero otra parte que no.

El destino fundamental es el mantenimiento del estado social de Derecho en estas islas netamente aportadoras de IVA sin retorno. Sin él no se podrían reforzar ciertas escuelas con barracones.

Una ecotasa, entonces, invertida en maestros. Para que siga abierto contra los dictados de la Escuela de Chicago un colegio público en Albentosa, también para pagar la dirección del coro o la clase de gimnasia para mayores de Trasobares; cómo no, para que se dé una clase de emprendimiento en torno al aprovechamiento de los residuos del kiwi en Tamarit de Llitera.

En fin… Para que se pueda aprovechar en carne de lata destinada a Senegal con dinero del Patrimonio de la Humanidad la sobrepoblación de cabras en la Serra de Tramuntana o la de jabalíes en Aragón creando pequeños mataderos, apunto el de Montalbán, por generación de un impuesto ecológico por saturación de zonas ganaderas.

Por que, en lo que respecta a patrimonio inmaterial, en qué podemos invertir en Aragón que no sea en pladur o piedra de Fiscal en ángulo recto revestida sobre tocho. Toda igual como una pala de dentadura no mallada de no estirar jamón duro.

Ya sé, en conservar el paisaje que todavía existe sin alterar, las oliveras milenarias o la raza bovina pirenáica como parte indosuble que se mancilla un par de meses al año.

Ha llegado Teruel Existe con sus aportaciones. Que no se conviertan en una mera reivindicación de aumentar el número de apartamentos turísticos en Gúdar.

Fuerte marejada a barlovento en la costa sur, el resto de Aragón también existe.

Ciutat de Mallorca, Aragón Este, 14.11. - Luis Iribarren, de la muga oeste roncalesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario