21.9.17

Espacios del Valle del Ebro Reserva de la Biosfera

Muchísimos espacios y entornos naturales han pasado a ser Patrimonio de la Humanidad porque son un paisaje protegido como Reserva de la Biosfera previamente, pero con la adición de ser un paisaje humanizado o mitificado por el hombre.

O bien, porque son únicos mundialmente en cuanto a albergar determinadas especies como el delfín blanco de agua dulce, el hipopótamo pigmeo o el bisonte europeo.


1.- Bardenas Reales. Reserva de la Biosfera en Navarra, pero cabe recordar que las Bardenas Negras y parte de las que presentamos tienen acceso desde Sádaba, Ejea y Tauste. Valoramos poco el desierto por frecuente. Parte de la Cañada Real Roncalesa, los ansotanos y canalizos también pastaban por la bardena blanca aragonesa. Es reserva de la biosfera por su riqueza en avifauna esteparia desértica como la avutarda o el increíble galápago leproso. A escasos 100 kilómetros desde Zaragoza o Huesca.
Pensando en su fragilidad y presiones que reciben, el hayedo-santuario que alberga los últimos ejemplares del bisonte que se ha llevado a Lacuniacha, el bosque de Bialowieza en Polonia-Bielorrusia, ha sido noticia este verano por las talas de hayas centenarias autorizadas por el gobierno polaco.

Respecto de los ejemplos de espacio-Patrimonio de la Humanidad historiados, tenemos casos como las reservas masai-mara y el Monte Kenya, los Everglades de Florida y los cazadores de caimanes… Más cerca y comprensible para nosotros, los usos tradicionales de pastos, la geología y su relación con la declaración de la Reserva Ordesa-Viñamala como Patrimonio de la Humanidad Ordesa-Monte Perdido. Que no coincide en superficie ni ámbito de actuación.
2.- Reserva de la Humanidad Terres de l’Ebre, compuesta por el Delta del Ebro, con el del Po, Nilo y Ródano únicos en el Mediterráneo, y el Parque Natural dels Ports, vecino nuevamente a Aragón por colindancia con el Matarranya. A todo el conjunto els Ports de Beseit se le llama. Patrimonio por avifauna y por ser un santuario de capra hispánica.
Esta semana tendrán lugar en Biescas unas jornadas sobre los espacios españoles reserva de la biosfera, que constituyen una Red Mundial de lugares naturales que en ocasiones no son ni Patrimonio de la Humanidad ni Parque Nacional. Es una red más extensa y profusa reconocida por la Unesco y cuya particularidad fue que generó el concepto desarrollo sostenible de nuestras entretelas.
Ordesa-Viñamala. Aragón merece alguna otra Reserva de la Biosfera. Estoy pensando en el Moncayo o el paisaje rodeno en Albarracín. El pastoreo en puerto para el mantenimiento de pastos alpinos como factor singular de protección. Y un regalo, la flor de nieu.
Lo mencionamos porque el Medio Ambiente como competencia ha sido integrado de forma menor en el Departamento de Agricultura en Aragón, con el aumento de superficie de los regadíos y el agua como mantra insostenible.

Hasta el día 22, quienes podáis, tenéis una oportunidad única de gozar en un ambiente tranquilo de excelentes conferenciantes en el espacio Pablo Neruda de Biescas y de recorrer con ellos los proyectos de sostenibilidad llevados a cabo en Tena-valle del Ara. Entre ellos, el inmenso geógrafo castellano, no confundirse con la homonimia, y también excelente escritor Eduardo Martínez de Pisón. Muy marcado por Rodríguez de la Fuente.
Hoy viajaremos no solo por Aragón sino por todo el territorio de nuestro Padre Ebro y sus lugares-reserva.

Luis Iribarren, 18/09/2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario