28.9.17

Aragonesxs: Jeremy Brock y Peter & Melanie Rich

Entorno de Berrueco, by  Jeremy Brock. Precioso proyecto fotográfico Natura Xilocae, con sutiles fotos de nidos en pinos cabeceros
Son británicos residentes en el outback de Huesca y Teruel, Berdún y Berrueco. El primero, un pajarero y fotógrafo descomunal Scottish; los segundos, unos atrevidos promotores de turismo rural English con una concepción de autor perseverante.

Todos haciendo un trabajo callado y no, en Rutland y otros foros para la difusión y acogida de pajareros europeos.

En el Caso de Casa Sarasa de Berdún complementados estos visitantes por clases de inglés a militares y otros proyectos. La profunda mirada azoriana, de Horta (Azores), de la “mestiza” Melanie olfateando cada brizna de humedad que desde el Moncayo cargada, provoca las mayores lluvias en Berdún. Formadas las borrascas en la isla de su madre o en la Madeira del tormentoso y atormentado Cristiano Ronaldo.

Son nuestros aragoneses adoptivos de hoy por haberse producido la feria anual que mencionamos, de pajareros ingleses, donde nos representan incluso presentando ponencias.
Casa Sarasa, Berdún. By the Rich’s. Refugio de pajareros europeos. Horta (Azores)
Forman parte de nuestros lujos cercanos disponibles, sin salir de Aragón para conversar. Personas que valoran nuestro silencio, que nos obligan para bien desde su muy profunda formación, a tener que revisar nuestra mirada sobre un territorio que no valoramos, que tenemos demasiado visto, que pensamos que es demasiado seco.

Continuadores de la estirpe de John y Vivian Boucher, coetáneos de Noel Murphy, Patrick Philips, Ryo Matsumoto, Timna Freire  y tantos enamorados de Aragón que os hemos presentado. Y que os presentaremos, como el francés de origen ribagorzano Daniel Grau, impulsor del azafrán de Estaña, en el lugar más despoblado de la comarca más despoblada de Europa.

Personas que no ha conocido Aragón por haberse vinculado a nadie por relación, sino poseídas por un paisaje que les ha hecho crecer y superarse, alejado del cual ya no pueden vivir para crear…

Verdaderamente cuando posan su mirada, como el caso de Jeremy, nos enseñan desde la humildad compartida a ver Aragón con más profundidad. Nos obligan a releer a Machado. Su visión de Castilla, aplicable a buena parte de Aragón.

El alto roble parece   que recalca y ennudece
su robustez como atleta  que, erguido, afinca en el suelo.
El pino es el mar y el cielo   y la montaña: el planeta.
La palmera es el desierto,   el sol y la lejanía:
la sed; una fuente fría soñada en el campo yerto.
Las hayas son la leyenda. Alguien, en las viejas hayas,
leía una historia horrenda   de crímenes y batallas.
¿Quién ha visto sin temblar   un hayedo en un pinar?

31/08/2017 Luis Iribarren

No hay comentarios:

Publicar un comentario